En Supercurioso te contamos sobre algunos de los métodos de torturas más terribles empleados por la milenaria cultura China. Descubre la segunda parte de esta escalofriante lista.

Torturas chinas

1. La pera

Este instrumento de tortura es utilizado de acuerdo al sexo de la víctima, inflige un profundo dolor y un desangramiento lento.

suplicio1

La pera es un instrumento parecido a la fruta conocida por igual nombre, este método consiste es introducir la pena por los orificios más íntimos de una persona y una vez adentro expandir el elemento, el cual a su vez, tiene clavos filosos en los bordes, clavándose en el interior de la víctima.

2. Desgarrador de senos

El desgarrador de senos fue un instrumento de tortura que gozó de gran popularidad, fue utilizado por la cultura China, así como también por el Imperio Romano y la Inquisición europea.

Este instrumento tenía la forma de una tenaza cuyas terminaciones eran cuatro puntas afiladas, la tortura como tal consistía en calentar estas tenazas al rojo vivo y colocarlas sobre los senos de la víctima desgarrándola e infringiéndole un dolor insoportable.

Generalmente era un método frecuentemente utilizado para obtener confesiones de las mujeres acusadas de blasfemas, infieles, brujas o demás, pese al terrible dolor la persona no moría como consecuencia directa de esta técnica.

3. La cuña

Este instrumento era una especie de tabla de metal lo suficientemente elevada del suelo como para que la víctima se sentara en la misma y quedaran sus piernas en el aire. Esta tabla tenía forma de cuña y estaba hecha de un metal tan filoso, que era capaz de cortar una extremidad.

El método consistía en sentar a la persona sobre la cuña afilada de metal y amarrarle en los tobillos unas pesadas bolas, las cuales cumplían la función de generar el peso suficiente para que el metal se clavara en la carne de la víctima cortándola poco a poco, hasta desangrarla y matarla.

4. El agua

La tortura del agua consistía en amarrar las extremidades de la víctima con alambres de espinos a una tabla de madera. Una vez hecho esto, se le tapaba la boca con un paño para evitar que la persona vomitara.

suplicio2

Luego se procedía a introducirle agua a través de los orificios nasales, cuando el estómago de la persona estaba tan hinchado de agua que sentía se iba a explotar la víctima comenzaba a retorcerse, lo que traía como consecuencia que los alambres se le clavaran más profundamente en la piel de sus tobillos y muñecas.

Estos instrumentos de tortura parecen sacados de la peor película de terror, sin embargo, existieron y fueron utilizados sin piedad, causando dolor y muerte a las desafortunadas víctimas. Actos que deben hacernos reflexionar y comprender que hay cosas que jamás deberían repetirse. ¿Qué te han parecido estos métodos de tortura? ¿Puede alguien merecer tan terrible castigo?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here