Piensa en el nombre de un dinosaurio. ¿Cuál es el primero que te ha venido a la cabeza? ¿Un Tiranosurius Rex? ¿Un Brontosaurio? ¿O tal vez un Velocirraptor? El mundo del cine ha hecho que muchos de estos términos nos sean muy familiares y que, en cierto modo, tengamos más conocimiento de todos esos gigantes prehistóricos terrestres que de los grandes desconocidos de las profundidades oceánicas.

Te aseguramos que las criaturas del mar eran auténticos monstruos, fascinantes criaturas que bien merecen otra producción de Steven Spielberg para darnos un ejemplo de esas maravillas de nuestro pasado, cuyas dimensiones te dejarían boquiabierto. Hoy, en Supercurioso, volvemos una vez más al mundo marino. Pero esta vez usaremos la máquina del tiempo para ir muy, pero que muy atrás en nuestro pasado. Sumerjámonos en lo más profundo del océano en la Prehistoria. ¿Nos acompañas? Todo es extraordinariamente grande y peligroso, quedas advertido.

Las terroríficas profundidades del pasado: Los mayores gigantes prehistóricos del océano en la Prehistoria

El Megalodón

Empecemos por la increíble criatura que ves en la imagen. El Megalodón (Carcharodon megalodon). Es el gran tiburón prehistórico, un ser tan increíble que muchos de nosotros nos pensaríamos dos veces introducirnos en el mar si a día de hoy siguiera con vida. ¿Medidas? 18 metros. Su nombre ya deriva del griego y significa «diente grande». Se trata de uno de los más feroces depredadores del océano que habitó este medio desde finales del Oligoceno hasta el Pleistoceno.

Ilustración de un Megalodón, Megalodón
Ilustración de un Megalodón

Un dato curioso sobre el Megalodón es que es habitual encontrar sus dientes en las rocas de muchas playas. Unos increíbles restos que los hombres del Renacimiento relacionaban con la existencia de dragones y serpientes gigantes.

11766636594_4d7b183bf6_k_660x330
Comparación de una mano humana con un diente de Megalodón

Afortunadamente -y de momento- no tenemos constancia de la existencia de dichos seres dignos de cualquier fábula, pero solo con pensar en la existencia de los Megalodones ya sufrimos un escalofrío. Y ojo, biólogos marinos como Patrick J. Schembri o Staphon Papson nos dicen que algunos megalodones pudieron alcanzar 25 metros de longitud. Fascinante.

El kronosaurio

Otro monstruo marino o pliosaurio digno de conocer es un fabuloso titán, no muy diferente de esos monstruos marinos que aparecen en nuestras fábulas antiguas: El Kronosaurio. De hecho, en la mitología griega era habitual verlos aparecer como esos hijos extraños del dios Neptuno que reinaban en los océanos.

Podemos ver su esqueleto en la imagen inferior. Y como podrás observar, es fácil hacernos una idea de sus dimensiones, del impacto brutal de su mandíbula, de su gran cabeza… Este ser vivió hace  125 millones y medía unos 9 metros. Se dice que era la criatura más aterradora de los mares meridionales y no nos cuesta imaginarlo, viendo su envergadura y su boca alargada, perfecta para alcanzar a sus víctimas.

942109242_746178b55f_b_660x330
El Kronosaurio

Los Kronosaurios fueron además los más grandes reptiles marinos del Cretácico, cuyos restos se han encontrado mayoritariamente en Australia. Aunque te gustará saber que el más completo e impactante se halló en 1977 en la localidad de Villa de Leyva (Colombia).

El Liopleurodon ferox

Mira ahora al ser que tienes en la imagen inferior. Es un Liopleurodon ferox, otro  depredador marino de la familia de los pliosaurios que habitó el océano en la Prehistoria, hace 160 millones de años. Y pensar que nos bañamos en los mismos lugares por lo que esta criatura solía cazar…

296368300_660x330
Liopleurodon ferox

Tenía unas dimensiones asombrosas: unos 20 metros y unas 150 toneladas de peso. Su nombre significa «dientes de lados lisos», un depredador increíble del Jurásico Medio y Superior que habitó la mayoría de los mares de Europa. Toda una maravilla de nuestro pasado prehistórico.

El Basilosaurio

La fabulosa criatura que ves en la imagen a continuación es un Basilosaurio. Puede que te llame la atención su tamaño, pero lo más impactante era sin duda su increíble dentadura. 44 afilados dientes que configuran una de las dentaduras más poderosas de los seres marinos.

Basilosauro
Basilosauro

Eso sí, hemos de aclarar un aspecto, no es un pliosaurio, sino uno uno de los primeros cetáceos de nuestros océanos. Es decir, un antepasado de nuestras ballenas. ¿Medidas? Unos 18 metros. Otro depredador que se alimentaba de todo aquello que se cruzara en su camino: tiburones, tortugas…

Como ves, nuestros océanos siempre esconden misterios asombrosos y más en estos tiempos pretéritos, donde ni nuestra imaginación puede siquiera atisbar todas estas «terroríficas maravillas».

Si te ha gustado descubrir lo que ocultaban las profundidades del océano en la Prehistoria, no te pierdas tampoco: «¿Por qué se extinguieron los dinosaurios?

Imagen: David EickhoffBlindcube,

29 Comentarios

  1. Génesis 1:21 Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género… Los científicos, siempre atrasados de noticias… jejejjeje

      • Oh, entonces eres muy inteligente ¡felicitaciones! No todos pueden tener una mente tan prodigiosa como la tuya, que todo lo escudriña y todo lo sabe, y conoce hasta como surgieron las cosas, y descubrió que Dios no existe. Por eso será que eres ateo, no como esos tontos como Isaac Newton, Charles Darwin, Albert Einstein y hasta Carl Sagan que se murieron con la duda. Ojalá te hubiesen conocido o al menos leído tus comentarios para que les enseñaras.

      • Yo no entiendo por qué piensan que la ciencia y la religión son incompatibles ¿o es que los no religiosos no son capaces de manejar más de una idea a la vez?

    • La Biblia dice muchas cosas, pero no veo por qué mencionar citas de un libro de fantasía en una página de ciencia.

      Levítico 19:27 dice: «No se corten el cabello en redondo ni se despunten la barba.»

      Levitico 11:7-8: «El cerdo, porque tiene la pezuña partida en dos pero no es rumiante; este animal será impuro para ustedes. No comerán la carne ni tocarán el cadáver de estos animales. Ustedes los considerarán animales impuros.»

      Levítico 19:19 dice: «No usen ropa tejida con dos clases distintas de hilo.»

      Deuteronomio 23:1: «No podrá entrar en la asamblea del Señor ningún hombre que tenga magullados los testículos o mutilado el pene.»

      Samuel 5:12: “Y los que no morían, eran heridos de hemorroides; y el clamor de la ciudad subía al cielo”.

  2. Me parece que el dato del Carcharodon megalodon está erróneamente afirmado, ya que, según lo que he leído, podía llegar a medir casi 30 metros.
    Me encanta el post, sigan haci.

  3. La Biblia dice muchas cosas, pero no veo por qué mencionar citas de un libro de fantasía en una página de ciencia.

    Levítico 19:27 dice: «No se corten el cabello en redondo ni se despunten la barba.»

    Levitico 11:7-8: «El cerdo, porque tiene la pezuña partida en dos pero no es rumiante; este animal será impuro para ustedes. No comerán la carne ni tocarán el cadáver de estos animales. Ustedes los considerarán animales impuros.»

    Levítico 19:19 dice: «No usen ropa tejida con dos clases distintas de hilo.»

    Deuteronomio 23:1: «No podrá entrar en la asamblea del Señor ningún hombre que tenga magullados los testículos o mutilado el pene.»

    Samuel 5:12: “Y los que no morían, eran heridos de hemorroides; y el clamor de la ciudad subía al cielo”.

  4. No puede ser gente inteligente aquellas personas que no respetan las religiones y las ideas de los demás. Guárdense sus comentarios irrespetuosos y empiecen a investigar gente ignorante la relación que tiene la ciencia con la religión, además de que los grandes científicos y gente que sí es inteligente no se cerraban a nada y no descartaban ningún tipo de idea.

    • Las personas que alardean que lo saben todo y no saben nada… Al contrario que tú y Flavio Robles sin creerse superiores a los demás y respetan sus puntos de vista, son sin duda los más inteligentes comentarios de éste artículo, gracias.

  5. […] Supercurioso te contamos de las criaturas marinas que vivieron hace millones de años y que nos dejan sin aliento. En esta ocasión queremos hablarte de un ave que de cruzártela en su […]

  6. Tengo algo que decir que puede herir la «sensibilidad» de algunos pero es solo mi punto de vista
    Religiosos: Honestamente si alguien se quiere acercar lo va a hacer y punto, no es necesario que nos tengan que predicar o mencionar versículos de la biblia en alguna oportunidad, se respeta su creencia, pero en lo personal hay religiosos que simplemente si son molestos, por el hecho de tratar de imponer a otros sus creencias y por que aveces son una bola de mentirosos (especifico otra vez, algunos)
    Ateos: Tampoco hay que ser tan cabeza cerrada para querer imponer nuestras ideas, así como hay religiosos fanáticos también los hay en su versión atea y son igual de molestos, pues algunos se creen superiores y mas inteligentes, y se ven igual de idiotas que los fanáticos religiosos (algunos ¬¬ )

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here