Tradicionalmente, se ha hablado del reloj biológico femenino, ese elemento que parece activarse en un momento en el que la mujer ya está preparada para ser madre, pero un reciente estudio comprobó que a los hombres también les afecta el tic-tac de la reproducción. Entérate de los detalles.

Científicos han comprobado que el reloj biológico también marcha veloz en los hombres

Un nuevo estudio ha revelado que las posibilidades que tiene una pareja de tener un hijo se reducen con la edad del hombre, hasta el punto de que puede tener un impacto sustancial en su capacidad para formar una familia.

El estudio estuvo dirigido por Laura Dodge, en el Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, dijo que las parejas deben tener en cuenta estos hallazgos al planificar una familia.

Los científicos han sido conscientes durante mucho tiempo de que las posibilidades de una mujer de concebir naturalmente caen bruscamente a partir de los 35 años, pero las investigaciones de fertilidad se han centrado tanto en las mujeres, que los factores masculinos son menos comprendidos. Según Dodge, el impacto de la edad parece centrarse casi exclusivamente en el reloj biológico de la pareja femenina.

Para investigar el impacto de la edad de un hombre sobre las probabilidades de tener un hijo, Dodge y sus colegas estudiaron registros de casi 19.000 ciclos de tratamiento de FIV (Fertilidad In Vitro) en el área de Boston entre 2000 y 2014. Las mujeres fueron divididas en cuatro grupos de edad: 30-35 años de edad, 35-40 años de edad, y los de 40-42. Los hombres se dividieron en los mismos grupos de edad con una banda extra para los mayores de 42 años. Algunas de las parejas habían recibido hasta seis ciclos de FIV.

Seguidamente, Dodge observó cómo la edad afecta las posibilidades de las parejas de tener un nacimiento vivo. Como era de esperar, las mujeres de 40 a 42 años de edad tenían las tasas de natalidad más bajas, y para estas mujeres la edad del compañero no tuvo ningún impacto.

Pero para las mujeres más jóvenes la edad del hombre importaba. Las mujeres menores de 30 años con un parejas masculinas de 30 a 35 años tuvieron un 73% de probabilidades de tener un nacimiento vivo después de la FIV. Pero esa impresionante tasa de éxito cayó al 46% cuando el hombre tenía entre 40 y 42 años.

Esto significa, de acuerdo a los especialistas, que bien puedan oírlo o no, el reloj biológico marca también para los hombres.

El estudio, presentado ante la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología reunión en Ginebra, encontró que la edad masculina no tuvo un impacto real en la tasa de natalidad cuando su pareja era de la misma edad. Pero algunas mujeres se beneficiaron de estar con hombres más jóvenes. Cuando las mujeres de entre 35 y 40 años se unían a hombres de 30 a 35 años, sus probabilidades de tener un hijo ascendían al 54%, cifra que ascendía al 70% cuando el hombre tenía menos de 30 años.

En promedio, las mujeres de 30 a 35 años que tenían compañeros mayores tenían nacimientos vivos en un 64% en comparación con el 70%, si el hombre estaba en el mismo grupo de edad.

¿Qué te parece? ¿Esperabas que a ellos también les afectase tanto la edad en cuanto a capacidad reproductiva?

– La canción que encanta a los bebés, probada científicamente. ¿La escuchas?

Imágenes: miapowterr/ambermb

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here