Al pensar en esta cultura de inmediato nos transportamos a Jamaica e imágenes de sus paisajes caribeños nos invaden, pero hay mucho más por descubrir sobre la religión rastafari y sus raíces africanas.

¿De qué se trata la religión rastafari y sus costumbres?

La religión Rastafari es joven, en cierto modo tiene su origen en África, pero se desarrolló en Jamaica en los años 30.

El movimiento tomó su nombre de Ras Tafari, que fue coronado en 1930 como Haile Selassie («Poder de la Trinidad»), emperador de Etiopía. Después de esto, varios predicadores de Jamaica (entre ellos Joseph Hibbert, Leonard P. Howell, Robert Hinds, Archibald Dunkley y Paul Earlington) empezaron a afirmar que Selassie era un personaje divino o Cristo reencarnado y que representaba la visión de Marcus Garvey sobre el orgullo negro y autosuficiencia.

Además, su creencia es que Haile Selassie es Dios, y que llevará de vuelta a África a los miembros de la comunidad negra que viven en el exilio como resultado de la colonización y el comercio de esclavos.

La religión rastafari sigue muchas creencias judías y cristianas. Sus seguidores aceptan la existencia de un solo dios, llamado Jah, que se ha encarnado en la Tierra varias veces, incluso en la forma de Jesús. Aceptan gran parte de la Biblia, aunque creen que su mensaje ha sido corrompido con el tiempo por Babilonia, un término que comúnmente usan para denominar la cultura occidental blanca.

Específicamente, aceptan las profecías en el Libro de Apocalipsis con respecto a la segunda venida del Mesías, que creen que ya ha ocurrido en la forma de Selassie.

Aunque Selassie oficialmente murió en 1975, muchos de quienes creen en la religión rastafari consideran que Jah no puede morir y por lo tanto afirman que su muerte fue un engaño. Otros creen que todavía vive en espíritu, aunque no de forma física.

El papel de Selassie dentro de la religión Rastafari proviene de varios hechos y creencias. Principalmente, sus títulos tradicionales nobiliarios, incluyendo el rey de reyes, señor de señores, su majestad imperial, el león que conquista de la tribu de Judea, elegido de dios, que lo asocian a las escrituras del libro de Apocalipsis 19:16, según su interpretación.

Asimismo, se basan en la visión de que Etiopía es el origen de la raza negra y además en el hecho de que Selassie era el único gobernante negro independiente en toda África en ese momento.

A diferencia de Jesús, que enseñó a sus seguidores acerca de su propia naturaleza divina, la divinidad de Selassie fue declarada por los creadores de esta religión. De hecho, el propio Selassie declaró que era totalmente humano, pero también se esforzó en respetar las creencias de la religión rastafari.

Los rastas suelen celebrar la raza negra como una de las tribus de Israel. Como tal, las promesas bíblicas al pueblo elegido son aplicables a ellos. También aceptan muchos de los preceptos del Antiguo Testamento, como la prohibición de cortarse el pelo (por eso las rastas con las que comúnmente se identifican) y la prohibición de comer carne de cerdo y mariscos.

Desde la década de 1930 hasta mediados de 1970 la mayoría de los rastafaris aceptaron las creencias tradicionales Rastafari.

Pero en 1973 Joseph Owens publicó un acercamiento más moderno a las creencias Rastafari. En 1991, Michael N. Jagessar revisó las ideas de Owens, ideando su propio acercamiento sistemático a la teología Rastafari y proporcionando cambios más modernos, que se basan en la humanidad de Dios y la divinidad de los humanos.

¿Qué te parece?

Imágenes: Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here