A lo largo de la historia de la humanidad, muchas mujeres trabajaron codo a codo con sus colegas varones y sin embargo sus logros fueron silenciados. Marie-Anne Pierrette Paulze, más conocida como Marie Lavoisier por su matrimonio con el químico Antoine Lavoisier, fue durante decenios mencionada como esposa de este insigne científico, padre de la química moderna. Sin embargo, desde hace un tiempo se han empezado a valorar sus contribuciones en el campo de la química. Acompáñanos en Supercurioso a descubrir quién fue Marie Lavoisier, la madre de la Química Moderna.

Marie de Lavoisier, la química

Marie Lavoisier | La madre de la Química Moderna

Para valorar el trabajo de Marie de Lavoisier, es importante situarla en el contexto histórico que le tocó vivir. Marie nació a mediados del siglo XVIII, en una sociedad en la que las mujeres no tenían ni voz ni voto ni recibían prácticamente ninguna educación, aunque pertenecieran a la burguesía o la nobleza.

Breve biografía de Marie de Lavoisier

Marie-Anne Pierrette Paulze, conocida como Marie de Lavoisier, era hija de Jacques Paulze  y Claudine Thoynet. Paulze era abogado, parlamentario y uno de los administradores de la «Ferme Générale» un consorcio privado de recaudación de impuestos que le proporcionaba suculentos ingresos. Marie quedó huérfana de madre a los tres años y fue enviada por su padre a un convento para ser criada por las monjas. Este hecho que puede parecer una desgracia es lo que le permitió recibir una educación que la mayoría de sus coetáneas no tuvieron. Las monjas, al ver lo inteligente que era, le enseñaron latín, inglés, dibujo y otras materias.

M. y Mme. Lavoisier por Jacques-Louis David

Cuando tenía 13 años el Conde Amerval, que tenía 50, quiso casarse con ella. Marie estaba horrorizada y decía que parecía un ogro viejo. El padre no deseaba ese matrimonio, pero su tío, un poderoso clérigo, lo amenazó con expulsarlo de la «Ferme Générale» si no accedía. La única solución que encontró fue proponer a un noble, colega suyo, que se casara con Marie. El elegido fue Antoine Lavoisier que tenía entonces 28 años y además de noble y financiero, era científico. Se casaron y el matrimonio resultó un éxito.

Marie se implicó en el trabajo de Antoine que con la dote que recibió por el matrimonio montó un laboratorio. Por su interés, su esposo dispuso que recibiera instrucción formal en el campo de la química por parte de dos colegas suyos Jean-Baptiste Bucquet y Philippe Gingembre. El matrimonio colaboró durante años en las investigaciones químicas llevadas a cabo en dicho laboratorio.

Dibujos del laboratorio

Tras los primeros tiempos de la Revolución Francesa llegó el llamado «Periodo del Terror» y la existencia de Marie de Lavoisier entre investigaciones científicas se rompió debido a las acusaciones que cayeron sobre su padre, Jacques Paulze y Antoine, su esposo, de haber colaborado con el régimen anterior. Condenados a muerte, a pesar de las súplicas de Marie que hizo valer la importancia de las investigaciones de Lavoisier para Francia, fueron guillotinados el 8 de mayo de 1794. Ella también fue encarcelada unos meses. Cuando fue liberada y a pesar de que hasta tiempo después no le fueron devueltos sus bienes, se dedicó a publicar y difundir entre los científicos la obras de su esposo.

Casada en segundas nupcias con el físico inglés nacido en EE.UU. Benjamin Thompson, Conde Runford, matrimonio que se fue un fracaso, entre otras cosas porque él no le permitió participar en sus investigaciones. Marie, además, jamás renunció al apellido Lavoisier, al que honró toda su vida. Falleció en febrero de 1836 en París cuando tenía 78 años de edad. Está enterrada en el Cementerio del Père-Lachaise de la capital francesa.

Sus aportaciones a la Ciencia

Marie Lavoisier | La madre de la Química Moderna

La importancia de Antoine Laurent Lavoisier es haber dado el empujón final para que la alquimia, una materia siempre rodeada de un halo de misterio, se transformara en «Química», una ciencia exacta y racional. Acabó con la teoría del flogisto, que afirmaba que toda sustancia combustible contiene flogisto que se pierde con la combustión, y formuló el «principio de conservación de la materia» basándose en sus experimentos. Marie le ayudó de muy diversas formas. La primera fue tomando notas de los experimentos que realizaba su esposo y haciendo dibujos y diagramas. La segunda a través de las traducciones de artículos y ensayos de científicos de otros países para que Antoine pudiera leerlos. La tercera aportación de Marie de Lavoisier fueron los comentarios que, como notas al pie, dejaba en sus traducciones y que resultaron una aportación imprescindible para conducir las investigaciones de su marido.

Su ayuda en la obra de Antoine Lavoisier «Traité elemental de Chimie» que supuso la primera vez en que se aplicaba el método científico en el estudio de la química, consistió en realizar detallados dibujos, reproducidos como grabados en el libro, con esquemas de los aparatos utilizados en el laboratorio e imágenes descriptivas de los experimentos. Marie Lavoisier no fue solo una traductora o una dibujante, fue realmente la compañera de trabajo y de laboratorio. No en vano dedicaban a esta actividad casi 5 horas al día y el domingo completo, día al que llamaban «jour de bonheur», «día de la felicidad».

En la actualidad, Marie Lavoisier o Marie-Anne Pierrette Paulze hubiera podido estudiar y destacar como científica por mérito propio. A pesar de la época en la que le tocó vivir, puede decirse de ella que si su esposo Antoine Lavoisier es considerado el «padre de la química moderna», ella se ganó merecidamente el título de «madre de la química moderna». ¿Sabías quién era Marie de Lavoisier? ¿Conocías su trabajo al lado de su esposo? Si tienes más datos sobre esta extraordinaria mujer, no dudes en compartirlos con nosotros. Si quieres conocer a otra mujer que ya dedicó su vida a la química hace casi dos mil años, te invitamos a leer la entrada: María la Judía, la primera alquimista de la historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here