Si sabes qué es un Deja Vu, el recordar eventos a partir de tu memoria olfativa te va a parecer algo muy similar. De un momento a otro olemos algún aroma y nos remontamos al pasado, es precisamente esto la principal importancia del olor de los recuerdos. En Supercurioso te proponemos un ejercicio: por un momento recuerda algún hecho de tu pasado… De un momento a otro sientes un olor peculiar y te transporta a una imagen y vivencia específica.

Tal vez aquellos años del colegio donde se entremezclaba el aroma de los lápices de colores, de las gomas de borrar o de los libros por estrenar. O el olor del verano: el cloro de las piscinas, el césped recién cortado o la fragancia del mar al atardecer. Las personas estamos hechas de memorias, pero… ¿Dónde se almacenan los recuerdos? A menudo ellos se anclan casi sin darnos cuenta, y una de las cosas más maravillosas es nuestra memoria olfativa, donde toda una gama de olores particulares forman parte de nuestra experiencia vital. ¿Quieres saber cuál es el olor de los recuerdos? ¡Continúa leyendo! 😀

¿Qué es la memoria olfativa?el olor de los recuerdos

La memoria olfativa es simplemente el recuerdo de olores, se transforma en la capacidad de guardar en el cerebro un aroma y que dicho olor una vez lo recordemos nos traslade a un momento en específico. Debes saber que la memoria olfativa funciona forja un vínculo muy fuerte con el momento o la situación. Si bien existen razones por las cuales no podemos fiarnos de nuestros recuerdos, con la memoria olfativa es todo lo contrario.

El vínculo que se forja entre un olor y un recuerdo es tan potente para el cerebro que se ha comprobado científicamente que es casi imposible de olvidar. Pero, ¿por qué? La respuesta científica que nos han entregado algunas investigaciones hablan de que el olor de los recuerdos se relacionan directamente con el sistema límbico del cerebro. Asimismo, es fundamental para la memoria olfativa el desempeño por parte del bulbo olfatorio, este es una estructura responsable de procesar la información enviada por los receptores de olores.

El sistema límbico y el bulbo olfatorio son la combinación para crear los recuerdos a partir de los olores. Una de las curiosidades del cuerpo humano, es que la memoria olfativa es por sobre el resto de memorias, la más emotiva y emocional.

1. ¿Cómo funciona la memoria olfativa?memoria olfativa

Aunque parezca que el olor de los recuerdos sea mágico, lo cierto es que como todo en nuestro cuerpo, es un proceso natural. Todo comienza con los receptores del olfato, también llamados epitelios olfatorios que se encuentran ubicados en las fosas nasales, es precisamente a través de este conducto que se reciben los estímulos olfativos. Al percibir estímulos, inmediatamente estos son conducidos al bulbo olfatorio, el cual absorbe la información y las distribuye a diferentes partes de nuestro cerebro.

Mientras esto ocurre, otro proceso va sucediendo al mismo tiempo para formar el contenido emocional: ocurre gracias a las amígdalas, órganos que asocian el aroma con la emoción del momento. Para cuando esto suceda, el hipocampo habrá terminado de procesar el olor como un recuerdo.

Otro dato curioso sobre la memoria olfativa, es que al igual que tus huellas dactilares, esta es completamente personal y única. Aunque nuestra nariz no es tan desarrollada como la de otros animales, nos permite diferenciar y seleccionar olores específicos para revivir momentos en tan solo segundos.

2. El olor de la infanciamemoria olfativa

Hablando del olor de los recuerdos, según varios estudios son precisamente los recuerdos de nuestra niñez los que más se asientan en nuestra memoria olfativa y por consiguiente en nuestro cerebro, los que más fuerza y determinación tienen en nuestra vida. Son esas primeras experiencias las que suelen determinarnos tal y como nos indica un estudio publicado en la revista Current Biology. Y la cosa parece funcionar así: la primera vez que asociamos un objeto a un olor creamos una especie de huella profunda en el cerebro, que se instalará para siempre en esa estructura en particular.

El Instituto Weizmann de Israel nos indica además que esto no sucede únicamente con los olores catalogados como agradables o neutros, también sucede con aquellos que son incómodos o malolientes. Como te mencionamos anteriormente, las estructuras que se encargarían de anclar la memoria olfativa, serían dos de las estructuras más antiguas del cerebro humano: el hipocampo y la amígdala.

Si nos detenemos a analizar un momento este hecho comprenderemos por ejemplo, por qué el olfato es tan importante en los animales, pues este les ayuda a sobrevivir, a buscar alimento, a saber cuándo las hembras inician su periodo de celo, o a seguir el rastro de otro animal para cazarlo. Para ellos el olor es quizá el sentido más básico, en cambio, para nosotros, la evolución a supuesto que vayamos perdiendo esa capacidad tan afinada que seguramente poseíamos en el pasado, ahora el hipocampo y la amígdala, relacionan el olor con ese plano más personal y emocional. La memoria olfativa es un paso más en nuestra evolución.

3. La importancia del olor

Algunos estudios están ahondando en la idea de trabajar en esos recuerdos traumáticos que a menudo nos acompañan en nuestra vida, saber por ejemplo, si las malas experiencia están asociadas también a esa impronta del olor en la cual poder iniciar nuevas técnicas con las que aliviar su incidencia, por ejemplo que la memoria olfativa pudiera detectar síntomas de depresión, cuestiones que a largo plazo abren nuevos caminos para la experimentación.

Lo curioso de esta idea es que dicha estructura neuronal parece funcionar en los dos caminos, es decir: un olor nos puede evocar un recuerdo, y un recuerdo a su vez nos puede traer un olor en particular ¡realmente fascinante! Pero algo que también indican los científicos es que en casos de Alzheimer, se demuestra que muchos pacientes diagnosticados con esta enfermedad, empezaron a ofrecer el primer síntoma al perder el olfato (anosmia). De este modo, comprendemos también la relevancia de este sentido para «asentar recuerdos».

Así que ya sabes, alimenta tu sentido del olfato, el día a día nos trae múltiples experiencias que no debemos dejar escapar. Si te interesan temas igual de interesantes que la memoria olfativa, te invitamos a descubrir algunas de las cosas asquerosas del cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here