En el cuarto círculo del infierno de Dante encontramos a los avariciosos y los derrochadores. El castigo al que están sometidos consiste en llevar grandes pesos de oro un lugar a otro. Es muy similar al que los dioses impusieron a un rey que los engañó. En el mito de Sísifo, éste es condenado a llevar una piedra montaña arriba durante toda la eternidad.

El mito de Sísifo tiene una profundidad mayor que muchos otros Mitos Griegos Cortos, ya que apela a la misma existencia humana y a la falta de sentido de la vida en determinadas circunstancias. No en vano, en diferentes culturas herederas del mundo griego clásico, existen expresiones en las que se dice que algo es «sisífeo», haciendo referencia a aquellos trabajos que son inútiles y laboriosos al mismo tiempo. Acompáñanos en Supercurioso a conocerlo y profundizar en el mensaje que subyace a esta terrible historia.

El Mito de Sísifo y la falta de sentido en la vida

1. El mito de Sísifo, rey de Éfira

El Mito de Sísifo | Y la falta de sentido en la vida

Sísifo era rey de Éfira, la antigua Corinto. Aunque mejoró el comercio de su ciudad, era un gobernante cruel y avaro que no dudaba en asesinar a los viajeros que llegaban a su tierra para quedarse con sus riquezas. Su caída, sin embargo, no se debió a las faltas cometidas contra la «xenía» o ley de hospitalidad, sino por su traición al propio Zeus.

El dios, transformado en águila, raptó a una ninfa llamada Egina, y Sísifo informó al padre de la ninfa del secuestro y del paradero de la joven a cambio de que hiciera fluir un manantial en el centro de la acrópolis de Corinto. Enfurecido, el padre de los dioses del Olimpo, ordenó a Tánatos, la muerte, que se llevara al rey Sísifo al inframundo y lo encadenase en el Tártaro.

El Mito de Sísifo | Y la falta de sentido en la vida
Tánatos de Mauricio García Vega

Sísifo, no tenía el menor deseo de dejarse prender y llevar al inframundo, por lo que por medio de una treta consiguió que Tánatos le hiciera una demostración de cómo funcionaban sus cadenas. El rey aprovechó la ocasión y atrapó a la muerte. Sin Tánatos actuando, nadie moría en la Tierra y esto provocó la ira de Ares, que no podía disfrutar viendo la muerte de sus contrincantes en las batallas, y también produjo un hecho inusual: los viejos y enfermos sufrían sin remedio al no poder morir. Finalmente Ares liberó a Tánatos y le entregó a Sísifo, que fue conducido al inframundo.

Sísifo, que había trazado un plan antes de ser atrapado, le prohibió a su mujer que hiciera ninguno de los sacrificios preceptivos cuando moría un rey y le ordenó que arrojase su cuerpo a la plaza pública. Así, pudo convencer a Hades de la maldad e impiedad de su esposa Perséfone y consiguió del dios el permiso para regresar a la Tierra y regañar a su esposa. Una vez en Corinto, y tras simular su enfado con Perséfone, se negó a volver al inframundo. Durante varios años permaneció en la Tierra, pero al final, Hades lo hizo regresar por la fuerza al reino de los muertos.

El Mito de Sísifo | Y la falta de sentido en la vida
Sísifo, por Franz von Stuck (1920)

Sísifo se había burlado de los dioses y su castigo debía ser ejemplar. Fue condenado al Tártaro, en el Inframundo Griego, donde permanecería por toda la eternidad empujando una enorme piedra montaña arriba. Cuando llegaba cerca de la cima, la roca invariablemente se deslizaba rodando hasta la base y el antiguo rey de Corinto debía repetir eternamente su tarea. Una labor fatigosa y completamente inútil que le convirtió en uno de los personajes de la mitología griega que sufren tortura en el inframundo.

Pero el castigo que vemos en el Mito de Sísifo no es simplemente una humillación: es la expresión del sinsentido. Una vida, aunque sea en el inframundo, falta de sentido, ya que la labor que se realiza no conduce a nada. Es una tortura en sí misma, no por el agotamiento físico que supone, sino por la inutilidad de la misma.

2. El existencialismo, Camus y el Mito de Sísifo

Rebajas
El mito de Sísifo
  • Albert Camus
  • Editor: Grupo Anaya Publicaciones Generales
  • Edición no. 0 (10/09/2012)

Albert Camus, uno de los más conocidos existencialistas, reflejó en su obra El Mito de Sísifo una serie de ideas sobre el concepto de lo absurdo y de la inutilidad de la vida basándose en este mito griego clásico. En el ensayo filosófico, Camus nos dice: «Los dioses habían condenado a Sísifo a transportar sin cesar una roca hasta la cima de una montaña, desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso. Pensaron, con algún fundamento, que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza». Si quieres profundizar en el pensamiento de Camus, te proponemos estas Frases de Albert Camús, con las que seguro tendrás material para reflexionar.

Para Camus, Sísifo representa al héroe que quiere vivir en plenitud, que huye de la muerte y se ve condenado a realizar una labor completamente inútil. Su trabajo no tiene sentido, como le ocurre también al hombre moderno con el que lo compara el novelista/filósofo existencialista. Aunque no esté marcado por la tragedia, el ser humano actual es en muchas ocasiones consciente de lo miserable de su condición. Cuando, más allá de la esperanza, consiga despreciar al destino al ser consciente de su absurda condición, llegará, como piensa que hizo el propio Sísifo, a la aceptación y con ella, posiblemente a la felicidad.

El mito de Sísifo evoca además una imagen terrible: miles de personas sufriendo y deseando morir sin poder conseguirlo. Sísifo retiene a Tánatos y por tanto, por un tiempo prolongado, nadie puede morir. Enfermos y dolientes de todo tipo ven como su sufrimiento se extiende en el tiempo sin poder ponerle fin. La conclusión a la que conduce esta visión es que la muerte es en ocasiones algo deseable y representa la ansiada paz para muchas personas. ¿Qué opinas? ¿Te imaginas un mundo en el que las personas no murieran? ¿Conocías el mito de Sísifo? ¿Has leído la obra de Camus? ¡Comparte con nosotros tu opinión! Estaremos encantados de leerla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here