La nutrición y la buena alimentación son parte fundamental de nuestro desarrollo como individuos, y en gran medida influyen en cómo será nuestra vida. Así como el descanso, el mantenerse bien hidratados o simplemente respirar, alimentarnos adecuadamente es una necesidad de nuestro organismo, fundamental no solo para sobrevivir, sino para tener una calidad de vida adecuada. Sin embargo, en la actualidad cada vez surgen más mitos sobre la alimentación y sobre lo que es una alimentación adecuada, la mayoría de ellos promocionados por gurús del interné con poca formación académica al respecto. Por eso en Supercurioso hemos decidido traerte este artículo sobre los distintos mitos entorno a la alimentación que debes conocer. ¡Acompáñanos a descubrirlos!

10 mitos sobre la alimentación que seguro no conocías

10 mitos sobre la alimentación que seguro no conocías

Hay quienes dicen que somos lo que comemos, y esta es una frase que guarda una gran verdad. Lo que comemos influye en todo: en cómo olemos, en la cantidad de energía que guardamos, en el aspecto que tenemos e, incluso, en nuestro estado anímico. Es por ello que cuidar de nuestra alimentación debe ser una parte fundamental de nuestra vida. A continuación te presentamos 10 mitos sobre la alimentación que tal vez no conocías y que debes conocer para mejorar tus hábitos alimenticios.

1. Los carbohidratos son malos

Uno de los mitos sobre la alimentación y las dietas más populares es pensar que los carbohidrados son completamente negativos para nuestro organismo, al menos cuando de bajar de peso se trata. Esta es solo una verdad a medias, pues la verdad es que existen distintos tipos de carbohidratos que aportan distintos nutrientes a nuestro organismo. Hay por lo menos dos tipos de carbohidratos, los simples y los complejos. Los simples son los que podemos encontrar en alimentos como galletas y caramelos que carecen de vitaminas, minerales y fibras. Los complejos, por otro lado, los encontramos en alimentos como el pan de trigo, los granos o la fruta, los cuales tienen bastantes nutrientes necesarios para nuestra salud. Por lo tanto, si vas a hacer una dieta lo recomendable es evitar los carbohidratos simples, pero no dejar de consumir los complejos.

2. Ser vegetarianos nos hace más saludables

Otro de los mitos respecto a nuestra salud y la alimentación que circulan en redes sociales y distintos portales en interné es que ser vegetarianos nos hace, automáticamente, más saludables. Esto no necesariamente es así, en vista de que nuestro organismo está acostumbrado a comer carne y no siempre los vegetales contienen todos los nutrientes que nos puede aportar la carne. Una buena dieta vegetariana sí puede aportarnos todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo. Sin embargo, si se sigue una dieta vegetariana sin mayor control y sin la información adecuada esto puede desembocar en que nuestro organismo deje de consumir ciertos nutrientes en las cantidades adecuadas y, por lo tanto, afectar nuestro rendimiento y nuestra salud. ¿Sabes cómo afecta a tu cuerpo dejar de comer carne?

3. El vino es bueno para la salud

El vino es bueno para la salud

Otro de los mitos sobre la alimentación que escuchamos con frecuencia es que el vino es bueno para la salud. ¿Es esto así? Sin duda alguna, el vino es rico en antioxidantes que en gran medida son beneficiosos para nuestra buena salud. Sin embargo, esto no quiere decir que cada vez que nos tomemos una botella de vino estamos contribuyendo a mejorar nuestro cuerpo. Todo lo contrario, ya que el vino es bueno para nuestra salud solo en las medidas adecuadas. De hecho, para que este tenga un buen efecto en nuestro organismo no se recomienda tomar más de una copa al día, e incluso no se recomienda esta dosis si tu organismo no está acostumbrado a consumir vino con regularidad. Pero si lo consumes en las proporciones adecuadas puedes descubrir muchos de los beneficios que aporta beber vino tinto.

4. Beber agua en las comidas engorda

Este mito es completamente falso. Aunque el agua no siempre sea el mejor acompañante para refrescarnos cuando estamos comiendo, lo cierto es que esta no nos perjudica ni en lo más mínimo beber agua durante las comidas. De hecho, el agua no contienen calorías, por lo cual es imposible que te engorde. Además, el agua es fundamental para nosotros como organismos, y es parte fundamental de nuestra dieta. Este mito, no obstante, puede deberse a que hay enfermedades que nos hacen acumular agua en nuestro organismo lo que, por supuesto, da una apariencia de aumento de peso. Sin embargo, hay que entender que esta condición, en primer lugar, se debe a una enfermedad y, en segundo lugar, que no se trata realmente de que engordemos, sino, simplemente, de que retenemos líquidos temporalmente.

5. Hay alimentos buenos y alimentos malos

Otro de los mitos sobre la alimentación que más se repiten es aquella famosa frase que dice que hay alimentos buenos y alimentos malos. Esto, por supuesto, es completamente falso. Los alimentos se componen de muchos nutrientes mezclados, alguno de los cuales pueden ser perjudiciales para nuestra salud si se consumen en exceso. Puede haber alimentos que le caigan mal a una persona, o que les estén prohibidos por una enfermedad preexistente, sin embargo esto no significa que sean alimentos «malos». En esencia, los alimentos no son ni buenos ni malos, lo que podemos encontrar en la práctica son malos hábitos alimenticios, los cuales se caracterizan por basarse en un exceso de algunos tipos de alimentos y una muy baja cantidad de otros.

6. Los alimentos light adelgazan

Los alimentos light adelgazan

Este es uno de los mitos de la alimentación de los que más se ha aprovechado el marketing y la publicidad. A ciencia cierta los alimentos light o bajos en calorías no adelgazan. Estos alimentos no siempre dejan de contener calorías, sino que las tienen en mucha menor medida que los alimentos completos. En todo caso, esto no quiere decir que estos nos hagan adelgazar automáticamente, puesto que subir o bajar de peso depende de la cantidad de calorías que se consuman y la cantidad que se gasten. Para adelgazar debemos consumir menos calorías de las que se gastan, por lo cual si consumes productos light en exceso esto podría, incluso, hacerte engordar. La verdadera condición para adelgazar es consumir menos calorías de las que utilizas.

7. La mantequilla es más saludable que la margarina

Este es otro de los mitos sobre la alimentación refutados por los expertos. No, la mantequilla no es necesariamente más saludable que la margarina. De hecho, la margarina suele contener grasa de origen vegetal, mientras que la mantequilla obtiene grasa de la leche. ¿Qué quiere decir esto? Que la grasa que aporta la margarina suele ser menos dañina que la que aporta la mantequilla. Adicional a esto, la margarina suele ser rica en vitaminas liposolubles lo que le da un mayor valor nutricional. Esto no quiere decir, por supuesto, que debamos consumir margarina indiscriminadamente, debemos recordar que todos los excesos son perjudiciales para la salud y este caso no es la excepción.

8. La fruta al final de la comida no engorda

La fruta es una parte fundamental de nuestra dieta, por lo cual deberíamos incluir hasta dos porciones diarias de fruta en nuestra rutina alimenticia, esto en vista de que la fruta aporta muchos beneficios a nuestro cuerpo. Por solo mencionar algunos, la fruta contiene fibras, vitaminas y antioxidantes naturales que actúan de forma bastante positiva en nuestro organismo. Sin embargo, esto no deja de significar que las frutas tienen su propio aporte de calorías, el cual no varía según el momento en que se coma. Es decir, la fruta aporta la misma cantidad de calorías se coma en el desayuno o en la cena, antes del almuerzo o después, por lo cual es falso que la fruta al final de la comida no engorde. De hecho, la fruta después de la comida aportará exactamente los mismos nutrientes y calorías que en cualquier otro momento.

9. Saltarse las comidas nos ayuda a adelgazar

Saltarse las comidas nos ayuda a adelgazar

Aunque en la actualidad algunos expertos apoyan algunas teorías sobre el ayuno prolongado y cómo esto nos puede ayudar a adelgazar y a mantener un mejor rendimiento, la verdad es que estas teorías todavía no parecen tener pruebas suficientes para ser respaldadas como ciertas. Hasta donde sabemos, saltarse la comida no nos ayuda a adelgazar, ya que para que nuestro cuerpo mantenga un rendimiento ideal se estima que deberíamos alimentarnos aproximadamente una vez cada cuatro horas. De esta manera nos mantendremos satisfechos por más tiempo y mantendremos nuestro metabolismo activo: es decir, estaremos en las condiciones óptimas. La verdad es que hasta los momentos no hay pruebas de que saltarse las comidas sea una buena manera de adelgazar.

10. Debemos complementar nuestra dieta con complementos vitamínicos

Otro de los mitos sobre la alimentación que están muy en boga en los últimos tiempos es que debemos complementar nuestra dieta con diferentes suplementos vitamínicos. ¿Es esto cierto? La verdad es que no. Para una persona que tiene una dieta estable y sana, y que le aporta los suficientes nutrientes a su organismo, no debería recurrir a suplementos vitamínicos para complementar su dieta. De hecho, una dieta ideal no debería tener que recurrir a ningún tipo de suplemento vitamínico. No obstante, existen situaciones específicas en las que es necesario complementar una dieta con algunos suplementos, como en el caso de las mujeres embarazadas. Más allá de eso, es importante tener en cuenta que un uso excesivo y discriminado de este tipo de suplementos puede terminar siendo perjudicial para la salud.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre los mitos sobre la alimentación? ¿Conocías estos 10 mitos? Y, ¿creías que alguno de ellos era cierto? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

3 Comentarios

  1. saludos! siempre asiduo lector de esta web genial que proporciona datos de interés increíbles y cosas realmente curiosas… pero entre toda la buena info de esta entrada, me quedé esperando sobre el trigo y especialmente el gluten 😛 podrían informarme un poco sobre eso? lo agradecería mucho.

  2. Que mala información, desde el PAN ya esta todo mal, ¿Saben cuanta glucosa se genera con un pan? tiene un alto indice glucemico, y aparte por experiencia con una dieta baja en carbohidratos cuando me alimentaba con pan no bajaba nada, comer mucho o poco no es el problema, si no lo que comes, el agua es necesario tomar la que el cuerpo necesite, con una dieta correcta obtenemos el agua necesaria, tomar mucha agua deshidrata por que con tanta orina quitamos electrolitos necesarios, el agua pura que venden no tiene nada de minerales por lo tanto solo restas(orinas), pero no ingresas mas minerales.

  3. He leído varios artículos de esta chica y solo me queda decir que son cuanto menos pobres, pobres en información y contenidos. Además están faltos de una justificación algo más científica, se usan términos como el colesterol «bueno» que no es nada adecuado o se dice que comer grasas trans es malo, cuando eso no está del todo demostrado, sin ir más lejos, una universidad española está haciendo un estudio parecido al documental «Super Size Me» pero haciendo actividad física diaria y los resultados son bastante sorprendentes además de que la ganancia de masa muscular es mucho mayor que llevando una dieta «equilibrada».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here