Hay museos de arte, museos del ferrocarril, museos de cera, pero ¿museos dedicados a los excrementos? Quizás parezca un absurdo, pero este museo existe nada más y nada menos que en Gran Bretaña. Seguro que su olor te preocupa, pero sin duda tiene muchas cosas curiosas que ofrecerte.

¿Vamos a conocerlo?

En Gran Bretaña se encuentra ¡el museo dedicado a la mierda!

Se trata del Museo Nacional del Excremento y se encuentra en Sandown, en el zoo de la Isla Wight. Aunque pueda llamar nuestra atención, ¡tiene mucho sentido! Su objetivo es mostrar todas las curiosidades relacionadas con los excrementos.

Un ejemplo podría ser cómo utilizar las heces para producir energía natural y renovable. Una alternativa que, a pesar de que nos pueda parecer asquerosa, puede ser una excelente alternativa donde ¡nuestras heces tendrían, al fin, un cometido!

excremento

Pero, ¿qué heces hay en esta galería? Ahora mismo se recogen heces de todo tipo de animales, como pueden ser los elefantes, los leones, las jirafas, los perros, los gatos… Incluso encontrarás ¡excrementos fósiles! También hay heces de seres humanos y ¡de bebés!

Todos estos excrementos se encuentran expuestos, para que todo el mundo pueda ver las distintas clases de heces, sus diferencias y descubrir algunas de sus curiosidades e inesperadas utilidades.

Un museo con un olor desagradable

Como no podría ser de otra manera, este museo no está indicado para personas cuyo olfato sea exquisito. De hecho, en el propio zoo se advierte que esta exposición es diferente y el olor puede resultar más que desagradable, insoportable.

A pesar de esto, insisten en que los excrementos son algo natural. Todo el mundo defeca, por lo que no deberíamos asustarnos ni sentir repulsión por un museo que tan solo pretende dar a conocer diferentes curiosidades sobre nuestras heces que desconocíamos.

Pero, ¿cómo están expuestos los excrementos? Si estás pensando en si están al aire libre, esto no es así. Las heces se encuentran guarecidas en cápsulas de resina en las que, si presionamos un botón, una luz iluminará los excrementos para que podamos verlos mejor.

Sin duda esta exposición ha querido generar una gran controversia, para poder así abordar temas más sensibles, como la higiene en los lugares más desfavorecidos y el acceso sanitario a personas con recursos limitados.

¿Te animarías a visitar el museo dedicado a la mierda? Si te ha gustado, no te pierdas:

– La pornográfica sala secreta del Museo Británico

– ¡Los museos más extraños del mundo! (Asia)

– Las escalofriantemente bellas venus anatómicas del siglo XVIII

¿Has visitado algún museo peculiar? ¡Te animamos a que nos lo cuentes en la sección de comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here