El avance tecnológico que estamos viviendo estos últimos años ha permitido que las aplicaciones de la robótica crezcan a pasos agigantados. Cada vez es más común encontrar robots que nos ayudan con determinadas tareas de nuestras vidas; algunas sencillas como por ejemplo la limpieza del hogar y otras más complicadas como la realización de operaciones quirúrgicas en hospitales.

La cuestión es que las posibilidades de la robótica parecen infinitas y al paso con el que avanza su desarrollo es muy posible que acaben con muchos puestos de trabajo durante próximos años.

¿Nos van a quitar los robots el trabajo?

Ya nos han quitado muchos trabajos

El término robot es algo un poco confuso. Los expertos no se acaban de poner de acuerdo sobre qué máquinas pueden considerarse robots y cuáles son sólo máquinas. Según el diccionario de la RAE un robot es una «Máquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las personas». ¿Cuántos tipos de robots se te ocurren?

Fue en los años 60 cuando la industria automovilística comenzó a equipar sus fábricas con robots que eran capaces de sustituir tareas que antes realizaban los humanos. Los resultados obtenidos eran muy buenos, al menos para los bolsillos de los dueños de las fábricas, que veían como sus gastos bajaban mientras que su productividad subía. ¡Los robots parecían un chollo!

Robots-fábrica-de-coches

Desde entonces y hasta ahora los robots han conseguido introducirse en más sectores laborales y se han convertido en un elemento imprescindible para la mayoría de industrias de producción.

Cada vez pueden hacer más cosas

Pero los robots cada vez pueden hacer más cosas y es por ello que son muchos los sectores laborales en los que han sustituido a las personas o lo van a hacer próximamente. A continuación algunos ejemplos muy interesantes:

Hadrian – El robot albañil

El sector de la construcción ocupa a millones de personas en todo el mundo. Es un sector en el que la maquinaria pesada ha hecho factibles muchos proyectos y ha ahorrado grandes cantidades de trabajo físico, pero hasta ahora la robótica no había llegado a fraguar en este mercado.

En los últimos 5 años hemos podido encontrar grandes avances en este sentido, como las impresoras 3D capaces de construir casas por si solas o nuevo robot Hadrian, un robot capaz de construir una casa en menos de 24 horas. Este robot tiene un brazo mecánico que le permite colocar ladrillo tras ladrillo las paredes de una casa de manera meticulosa e incansable. Este es un vídeo de como trabajará el «robot albañil».

Kiva – El robot mozo de almacén

Hace relativamente poco tiempo pudimos ver en los noticiarios de todo el mundo, como Amazon estaba comenzando a sustituir a las personas que trabajaban en sus almacenes por unos curiosos robots llamados Kivas. Estos Kivas son unos robots capaces de gestionar toda la logística de los almacenes de Amazon sin cometer errores, además no necesitan descansar y no se quejan por sus condiciones laborales.

En este vídeo puedes ver a los robot Kiva trabajando, también podrá apreciar las pocas personas que hay trabajando en un almacén tan grande como el de Amazon.

https://www.youtube.com/watch?v=z_R8feyCu-M

Atlas – El robot «humano»

Atlas es un robot todavía en fase de desarrollo pero cuya imagen es sinónimo de asombro y curiosidad. Se trata de un gran robot de aspecto humanoide al que están ensamblando y programando para realizar tareas de rescate de todo tipo, como por ejemplo: sacar en brazos a una persona atrapada en un incendio. Aún le quedan unos cuantos años de desarrollo a Atlas, pero sus futuras funciones son muy prometedoras.

HRP-4C – El robot «humano»

HRP-4C es el nombre del robot más parecido a un humano que podemos encontrar. Se trata también de un robot en fase de desarrollo entre cuyas habilidades se encuentra el poder hablar, el reconocer voces, moverse, bailar, adoptar poses e incluso expresar emociones a través de gestos de su cara.

Sus fabricantes esperan que pueda convertirse en el robot ideal del sector servicios pudiendo hacer tareas como camarero, recepcionista de hotel o incluso asistente de compras.

El hombre vs. la máquina

Parece que las máquinas van a plantar batalla al hombre en las próximas décadas por ocupar millones de puestos de trabajo. ¿Pero qué ventajas tienen los robots sobre las personas? ¿Y qué ventajas tienen las personas?

Ventajas robots

  • No cobran salario
  • No se cansan
  • En tareas repetitivas alcanzan niveles de productividad insuperables
  • No se quejan ni hacen huelgas
  • Son más precisos
  • Son fácilmente substituibles por nuevas versiones
  • El adiestramiento es fácil y rápido
  • No se ponen enfermos y cuando se estropean se pueden reparar
  • Aguantan condiciones ambientales que los humanos no soportarían
  • Su vida (con reparaciones) es ilimitada

Ventajas humanos

  • El trato humano es más agradable (de momento)
  • Los humanos son creativos e innovadores
  • No requieren un gran desembolso económico inicial
  • Los humanos pueden encontrar soluciones a problemas complejos en los que intervienen muchas variables.

En comparación, las ventajas que ofrecen los humanos son menores y en muchas ocasiones ni siquiera son aplicables. Además, existe un «problema» añadido, los robots, poco a poco, pueden ser programados para aprender esas ventajas humanas y poder llevarlas a la perfección por ejemplo: aprender a tratar a las personas, hablar o incluso auto-fabricarse para reducir el alto coste inicial. Pero hay una cosa que los robots aún están lejos de hacer, existe una última barrera que todavía está lejos de ser superada.

La última barrera

Uno de los problemas que tienen los robots es que sus capacidades están limitadas por su hardware y software. Es decir, un robot está diseñado y programado para realizar una o varias tareas, pero no puede realizar tareas para las que no esté programado o diseñado; por decirlo de una manera resumida: «No puede aprender por si mismo» (de momento).

Además el ser humano tiene una inteligencia con más dimensiones, capaz de resolver problemas teniendo en cuenta cientos de variables y factores, somos más creativos y tenemos sentimientos, lo cuál nos hace vivir la vida de una manera diferente a la que lo hacen las máquinas. Podemos desarrollarnos y evolucionar, mejorar, aprender por nosotros mismos y adaptarnos a todo tipo de situaciones.

Esta «última barrera» está lejos de ser superada por las máquinas, pero, los avances en Inteligencia Artificial hacen que cada vez sea más plausible que las máquinas puedan llegar a tener capacidades humanas en este sentido. ¿Qué pasaría si un robot tuviera esta capacidad humana, pero además unida a toda la capacidad de computación como la que tiene un ordenador? Esto es algo de lo que hablaremos en otros artículos, pero te aseguramos que cambiaría la historia para siempre.

humano-vs-robot

¿Qué nos depara el futuro?

Como ya he comentado al principio, la robótica está todavía en una fase poco avanzada pero se espera que en unos pocos años comience a demostrar todo su potencial.

Esto, según muchos expertos llevará a una consecuencia inevitable: La desaparición de millones de puestos de trabajo puramente mecánicos o manuales que sean fácilmente replicables por un robot. Al igual que pasó con las fábricas automovilísticas que sustituyeron casi al 100% de sus trabajadores por potentes robots, pasará con otras industrias y sectores. Por ejemplo estos son algunos de los trabajos que se creen que van a desaparecer próximamente:

  • Transportistas, camioneros, taxistas
  • Operadores en fábricas
  • Cajeros
  • Empleados de correos
  • Personal de hoteles y restaurantes

Básicamente todos aquellos puestos que no requieran de habilidades intelectuales y que un robot pueda cumplir siendo programado para ello tenderán a desaparecer. Pero no hay que preocuparse, hay dos buenos motivos para no hacerlo:

En primer lugar, a la vez que desaparecen puestos de trabajo que quedan obsoletos, aparecen otros nuevos derivados del avance de las nuevas tecnologías. En segundo lugar podemos volver la vista atrás hacia los años de la revolución industrial: Las máquinas sustituyeron a miles e incluso millones de trabajadores de las fábricas de todo el mundo. Muchas personas pensaban que sería un desastre la introducción de estas máquinas en los puestos de trabajo, pero finalmente el mundo se logro adaptar y aparecieron nuevas necesidades que absorbieron toda esa mano de obra «sobrante» y además se consiguió una mejora en las condiciones laborales.

¿Tú qué opinas? Sigue con nosotros el debate a través de las redes sociales o déjanos un mensaje.

5 Comentarios

  1. Como se concluye en el ultimo párrafo, aparecerán nuevas necesidades y así es, ya que los robots nos quitaran algunos empleos pero nos darán otros muchos mas ya que un robot no funciona sin ser programado y la programación es algo que de momento solo puede hacer un ser humano. También la fabricación y mantenimiento de los robots (aunque sea una tarea posible para los mismos) depende de los humanos. Mas importante el diseño de los robots, porque solo la inteligencia del hombre puede hacer esto y algunos robots necesitan supervisión. Pero existen empleos que nunca podrán ser reemplazados por robots, como algunos procesos de toma de decisiones y documentación etc. Los robots podrán mejorar nuestra vida en muchos sentidos, eso si, sin recurrir a la inteligencia artificial.

  2. […] de trabajo existentes y la polémica, como recoge el siguiente artículo sobre si “Nos van a quitar los robots el trabajo”,  está […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here