Obras de Caravaggio | 5 Pinturas indispensables que debes conocer
5 con 3 voto[s]

El mismo año en que nacía Kepler y se libraba la Batalla de Lepanto, nacía en Milán (Italia) Michelangelo Merisi da Caravaggio, exactamente el 29 de septiembre de 1571. Caravaggio es una influencia fundamental en la constitución de la pintura del barroco y un artista imprescindible para hablar de la historia del arte en occidente. Si quieres conocer las más importantes obras de Caravaggio, hoy en Supercurioso te mostraremos una selección que te acercará a conocer mejor al pintor y que se encuentran entre algunos de los Mejores Museos del Mundo. ¡Acompáñanos!

Las 5 Obras de Caravaggio que te encantará conocer

1. La vocación de San Mateo (1600)

Obras de Caravaggio 1 | La vocación de San Mateo

En el Renacimiento se acostumbraba a encargar a los artistas pinturas, series o ciclos de estas. Generalmente, estos encargos giraban alrededor de temáticas religiosas, históricas o de la vida de los nobles. Finalizando el siglo XVI, a Caravaggio se le encargaron una serie de lienzos sobre la vida de San Mateo para decorar La Capilla Contarelli. Dentro de estas obras de Caravaggio se encuentra La Vocación de San Mateo (también La inspiración y El Martirio de San Mateo, junto a unos frescos pintados en el techo de la capilla). Si quieres visitar esta obra, aún se encuentran en esta Capilla ubicada en Roma, Italia: échale un vistazo a esta recopilación de lugares imprescindibles sobre Qué ver en Roma.

Dentro de las pinturas de Caravaggio, ésta concretamente mide 322 cm. x 240 cm. y fue hecha en la técnica de óleo sobre lienzo. En ella se muestra a Mateo dando el paso para convertirse en apóstol de Jesucristo. Esta pintura marcó un punto necesario de paso para el arte de su tiempo. La Vocazione di san Matteo le da un trato cotidiano a una historia sagrada, parece confundir la escena con una de jugadores de cartas en una taberna romana.

2. Judit y Holofernes (1599)

Obras de Caravaggio 2 | Judit y Holofernes

También pintado a finales del siglo XVI, Judit y Holofernes es una de las pinturas de Caravaggio que retratan un profundo realismo y una muy presente crudeza, por lo menos para su tiempo. Este cuadro de inspiración bíblica muestra al general Holofernes muerto, decapitado por Judit, quien lo sedujo en una noche. Se dice que esta pintura provocó reacciones de horror entre quienes visitaban el primer lugar donde se exhibió. Con un fondo oscuro, pero unos colores vivos en los atuendos de Judit y partes del brazo y torso de Holofernes, esta pintura ha sido clasificada dentro del estilo del Tenebrismo.

Si quieres visitarla, también debes ir a Roma, específicamente a la Galería Nacional de Arte Antiguo. Dentro de las obras de Caravaggio, esta ha sido replicada por grandes artistas como Artemisia Gentileschi o Francisco de Goya.

3. Baco (1595)

Obras de Caravaggio 3 | Baco

Esta pintura tiene 98 centímetros de alto con 84 de ancho y fue pintada en óleo sobre tabla. Se dice que fue un regalo del cardenal del Monte (primer patrón importante del artista) para Fernando I de Médici. El cuadro muestra a Baco, este joven dios está acomodado de manera clásica, en un ambiente con uvas y hojas de parra; una toga lo cubre mientras ofrece un cáliz de vino.

Aunque dentro de las obras de Caravaggio esta no sea no inspiración religiosa católica, algunas interpretaciones dicen que es una “metamorfosis poética del tema sagrado”; es decir, que, aunque transformada, hay una representación de lo divino y de Cristo en Baco (quien ofrecería el cáliz de la salvación). Si quieres conocer esta obra, como buen regalo a los Médici se encuentra en la Galería Uffizi, uno de los Lugares imprescindibles que ver en Florencia.

4. Los discípulos de Emaús (1601)

Obras de Caravaggio 4 | Los discípulos de Emaús

Esta pintura, de 140cm de alto x 197cm de ancho y pintada en óleo sobre lienzo, es una de las más representativas dentro de las Obras de Caravaggio. El cuadro representa lo narrado en el libro del Evangelio de Lucas, cuando Jesús se presenta a sus discípulos, le invitan a la mesa, toma el pan y pronuncia la bendición mientras lo parte. Sus discípulos lo reconocen hasta ese momento. El cuadro sigue presentando un fondo oscuro y vacío. Cristo es pintado como un joven sin barba, con aspecto andrógino.

Esta obra no se encuentra en Italia, por lo que, si quieres conocerla deberás viajar a Londres y visitar su Galería Nacional. Aunque, si ya estás en Italia, conociendo las obras de Caravaggio, podrás visitar la segunda versión de esta pintura que se encuentra en la Pinacoteca de Brera, en Milán.

5. Crucifixión de San Pedro (1600)

Obras de Caravaggio 5 La crucifixión de San Pedro

Esta pintura fue encargada por Monseñor Tiberio Cerasi, empezando el siglo XVI. Caravaggio la pintó en óleo sobre lienzo, en un tamaño de 230 centímetros de ancho por 175 de alto. Muchas de las obras de Caravaggio fueron rechazadas por la iglesia en sus primera versiones, ese también es el caso de la Crucifixión de San Pedro, pues la pintura que hoy podemos ver es la segunda versión. La pintura representa la crucifixión de San Pedro, de nuevo sobre un fondo negro vacío, donde tres hombres sin rostro y en tonalidades también oscuras intentan levantar la cruz.

Si quieres visitar esta obra tendrás que ir a Roma, a la Basílica de Santa María del Popolo. Y si tienes ganas de conocer la primera versión de La Crucifixión de Pedro, algunos conocedores han dicho que quizá esta sea una pintura que se encuentra en el Museo del Hermitage en San Petersburgo.

Nosotros nos despedimos aquí por hoy, no sin antes animarte a que nos dejes un comentario con todas tus impresiones. ¿Conocías estas obras de Caravaggio? ¿Tienes alguna favorita del pintor? Cuéntanoslo, te leeremos con mucho interés. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here