¿Sabías que se pueden tener orgasmos durante el parto? No, no solamente es dolor lo que sienten las mujeres a la hora de parir a sus bebés, sino que en ocasiones pueden llegar a tener placer en este proceso.  ¡A continuación te lo contamos!

Dos procesos conectados

El parto y el orgasmo son dos procesos que parece que no tienen ninguna similitud, ya que uno se relaciona con el dolor extremo y el otro, tiene más que ver con el disfrute. Pero, aunque parezca raro, no hay dudas de que están muy relacionados por las grandes fuerzas que muchas mujeres deben conocer en su naturaleza.

OPERACIÓN

Este alumbramiento orgásmico crece con fuerza tanto en Estados Unidos como en Europa, y se ha convertido en protagonista en uno de los festivales de cine más famosos con el documental Orgasmic Brith. En esta producción, las madres, parteras, psicólogos y padres revelan testimonios sobre el parto calmado y lleno de placer como una parte de la sexualidad de la mujer y como un derecho humano que usualmente es violado.

Muchas mujeres sienten culpabilidad

Una de las psicóloga/sexóloga más especializadas en este tema es Elizabeth Gutiérrez, que confirma que en su cosulta de Medellín muchas mujeres han afirmado que han tenido la sensación de placer y que han podido llegar al orgasmo durante el alumbramiento, pero esto es algo que muchas no quieren reconocer porque se sienten mal por ello. Preguntan a Elizabeth si es algo normal, ya que luego sienten culpa, a lo que la psicóloga responde que “no hay nada malo en ello”. Elizabeth afirma que se trata de mujeres mucho más sensibles.

VERGÜENZA

La escritora Barbara Rothman lo cuenta en su libro “In Labor”, donde explica el proceso al detalle: tanto en el parto como en el orgasmo, existen contradicciones en el útero, el clítoris se vuelve erecto y se produce una liberación de hormonas del placer como la prolactina, la betaendorfinas y la oxitocina, que colaboran en la salida del niño fuera del vientre de la mujer.

Otra ventaja del parto con orgasmo es que este conecta a las mujeres con su cuerpo, debido a ello consiguen un control mayor de su salud. Por otra parte, no existe dolor y daños en ese proceso que se da diariamente de traer un bebé al mundo, ellas experimentan mejor su función de ser un medio para dar vida.

¿Te ha gustado esta entrada? Si te ha parecido interesante también puedes leer «Embarazo precoz: la madre más joven del mundo»

6 Comentarios

  1. me gustó el artículo y está muy interesante peroooo tiene dos errores de edición, en el nombre del documental debería decir Orgasmic Birth, y el segundo es que dice «contradicciones» en vez de «contracciones»»

  2. A mí me ha parecido muy interesante, nunca he experimentado un parto, pero si alguna vez lo hiciera, me gustaría sentir ese placer que mencionas, intentaré leer sobre ello para cuando llegue mi hora…..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here