Grandes barcos, patas de palo y parches en el ojo. En la historia de la humanidad, los piratas se han caracterizado como seres barbáricos que controlaban los siete mares, atemorizando a las demás tripulaciones y saqueando los navíos. Siempre en búsqueda de nuevos botines. Si quieres saber más sobre los piratas, embárcate con Supercurioso: navegaremos juntos por una selección de historias de piratas reales. ¿Te las vas a perder?

6 Historias de Piratas Reales: los orígenes del mito

historias de piratas reales

Los piratas reales se caracterizaban, en su mayoría, como seres barbáricos y malvados,  que atacaban y robaban a personas inocentes. Esta concepción de los piratas hizo que se les empezara a separar de su condición humana, convirtiéndoles en bestias que podían ser castigadas por sus crímenes atroces.

Las primeras historias de piratas reales datan de del siglo V a.C. en el Golfo Pérsico, manteniéndose su actividad durante toda la Antigüedad. Las zonas con mayores afectaciones por ataques piratas fueron el mar Mediterráneo y el mar de la China Meridional.

Entre los grupos de piratas reales se encontraban los Corsarios, también denominados “piratas legales”, puesto que estaban financiados por el Estado cuando se entraba en guerra. Aunque su tarea principal recaía igualmente en asaltar y causar el mayor daño posible al enemigo, debían acatar las leyes y compartir sus riquezas con el gobierno. Pero, paso por paso: vayamos a conocer las historias de piratas reales que te hemos prometido, cada una con sus características.

1. “Negro Bart” Roberts: el pirata elegante y sobrio (1682-1722)

bartholomew roberts pirata

El “Negro Bart” Roberts encabeza nuestra lista de historias de piratas reales. Este era el pirata más poderoso. Su reconocimiento en el mundo pirata se debe a que, en solo tres años, logró asaltar más de 400 navíos, lo que le aseguró una riqueza enorme.

Se dice que murió en manos de los caza piratas, a quienes específicamente se les había encargado asesinar a Bart. Se distinguió por su elegancia (siempre iba vestido de forma impecable), su sobriedad (literal: nunca consumía alcohol) y sus ataques sorpresivos. Además, algunos dicen que, como era un pirata religioso, el único día que no atacaba era los domingos.

2. Henry Morgan y la leyenda de la Cueva (1635-1688)

El pirata real Morgan

El pirata Morgan ha sido el protagonista de varias historias de piratas reales. Este es uno de los piratas más buscados de todos los tiempos debido a los saqueos de Puerto Príncipe, Panamá y Maracaibo. Era un hombre fiestero, pero, cuando se trataba de estrategias, era muy calculador y serio. Justo antes de que la época dorada de la piratería llegase a su fin, Morgan decidió retirarse del negocio pacíficamente.

A este pirata se asocia la leyenda de la Cueva de Morgan. Esta cuenta que en 1688 de regreso a su base en Jamaica, lo cogió un huracán, por lo que entró al puerto de San Andrés, en Colombia, con toneladas de oro, perlas y plata. Su tesoro todavía se encuentra allí, custodiado por una enorme serpiente negra.

3. Edward Teach: también conocido como Barbanegra (1680-1718)

Historias de piratas reales Barbanegra

Aunque varios creen que se trata de una leyenda, Barbanegra fue un pirata real, conocido por su peculiar aspecto de frondosa barba y gran estatura. A este pirata le gustaba infundir verdadero terror, por lo que al momento de atacar, colaba dos mechas de cañón encendidas en su sombrero, para que el humo causase la impresión de estar ante un demonio.

Los comerciantes, cansados de los robos de este pirata, mandaron al oficial Robert Maynard para que lo cazara. El Queen Anne se hunde mientras que su capitán recibe cinco balazos. Después de esto, fue decapitado y su cabeza fue exhibida. Te contamos más en nuestro post sobre la verdadera historia del pirata Barbanegra.

4. Jack Rackham: inspirado de la Bandera Pirata (1682-1720),

Bandera Calico Jack

Aquí tenemos a otro pirata que se caracterizó sobre todo por su forma de vestir. De ahí viene su apodo de “Calicó Jack”, siempre vestido extravagantemente con esta tela. El final de este pirata fue un gran desacierto, pues fue acorralado por un buque de guerra precisamente cuando toda su tripulación estaba borracha. No pudieron dar batalla, por lo que a Calicó Jack no le quedó más remedio que rendirse.

Murió en la horca de Port Royal en 1720.  Como te contamos, cada pirata tenía su bandera,  y la de Calicó Jack se ha convertido en el mayor referente, pues esta es la que siempre vemos: una bandera negra con dos espadas en aspa bajo una calavera. 

5. Francis Drake: “el pirata favorito de la Reina” (1540-1596)

Francis Drake

Fue un Corsario apoyado por la reina Isabel I de Inglaterra y nombrado caballero en 1851. Francis Drake fue la segunda persona en haber darlo la vuelta al mundo en una sola expedición (aquí te contamos el misterio sobre la primera vuelta al mundo).

Se le apodó “el pirata favorito de la Reina” y para Inglaterra fue un gran estratega, pero para los españoles no era nada más que un criminal, pues fue quien dirigió varias de las expediciones en contra de España, en las que saqueó y hundió múltiples embarcaciones. Murió al estrellarse cerca de Panamá.

6. Anne Bonny: la mujer pirata más respetada (1700-1782)

anne bonney pirata real

Durante el siglo XVIII el mundo todavía era monopolizado por los hombres, por lo que las mujeres quedaban a un lado. Pero ese no fue el caso de Bonny, la mujer pirata más respetada. Ella no necesitaba disfrazarse de hombre para infundir terror. Desde pequeña se quedó sola con su padre, pero este la echó de casa al descubrir que era una pirata.

Se vinculó amorosamente con “el Calicó Jack” y juntos lograron riquezas moderadas. Un día, mientras celebraba un nuevo botín, fue capturada por la marina británica. Fue condenada a la horca, pero la liberaron al alegar que estaba embarazada. Después de esto, no se tiene certeza sobre el destino de Bonny…

Algunas curiosidades sobre piratas

Antes de terminar, permítenos que te contemos algunas curiosidades sobre piratas. Además, ¡son tan breves como interesantes!

La bandera pirata: símbolo de bandas

La bandera pirata es un símbolo que no puede faltar en el imaginario pirata. Las banderas piratas representaban e identificaban a cada grupo, de modo que gracias a ellas podían distinguirse entre bandas. Y, de paso, suponían un signo de advertencia para infundir miedo a las víctimas.

En un inicio, eran de un solo color: rojo o negro. No obstante, a posteriori se añadieron símbolos terroríficos como calaveras, armas, huesos y relojes de arena para indicar que el tiempo para el ataque se agotaba.

El porqué del parche en el ojo

Probablemente, al leer o escuchar cualquiera de las historias de piratas reales, te los imaginas con un parche en el ojo. La creencia popular cuenta que se debe a la falta de un ojo pero, en realidad, era una estrategia que utilizaban para poder ver bien durante la noche y en la zonas oscuras del barco. El ojo que permanecía cubierto se acostumbraba a la oscuridad, por lo que cuando el sol se escondía estaba listo para navegar sin tropiezos.

¿Qué te han parecido estas historias de piratas reales? Si todavía no quieres bajarte de esta embarcación, recuerda que podemos seguir en la sección de comentarios. Cuéntanos todo lo que sabes o te suscrita interés del mundo pirata. ¡Te leeremos encantados! 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here