Probablemente lo has hecho innumerables veces. Y puede que ni siquiera seas consciente de que lo estés haciendo. «Eso» es la psicología inversa. La psicología inversa es un concepto simple. Tú quieres que alguien haga algo, pero estás bastante seguro de que no lo hará incluso si se lo pides. Así que intentas engañar a la persona pidiendo que haga exactamente lo contrario de lo que realmente quieres que hagan.

Un ejemplo: está tratando de que tu marido pinte tu dormitorio. Así que le dices, «No te preocupes, pinto yo el dormitorio, total, soy mejor pintora.» Lo siguiente es que él ya tiene una brocha en la mano.

¿Por qué funciona?

Muchas personas asocian la psicología inversa con los niños. ¿Qué padre no ha, por ejemplo, dicho a un adolescente de cabello morado, que el color le queda bien, con la esperanza de que de inmediato se tiña de su color original? Pero, en realidad, la gente de todas las edades es susceptible a sus efectos.

La psicología inversa a menudo funciona porque los seres humanos tienen la necesidad de independencia. Así prefieren pensar que la decisión fue suya en lugar de pensar que fueron obligados o amenazados.

En el campo psicoterapéutico, la psicología inversa se denomina intervención paradójica.
Hay algunas preocupaciones sobre si las intervenciones paradójicas realizadas por un profesional son éticas. A veces el problema de un paciente implica un miedo o dolor, por lo que pedir al paciente que sufra miedo o dolor no siempre se considera apropiado.

¿Funciona en todo el mundo, y en cada situación?

Los expertos nos dicen que la psicología inversa es más probable que funcione en aquellos a quienes les gusta estar al mando. La gente más pasivas normalmente hará lo que le pides, por lo que la psicología inversa no es para ellos. También tiende a funcionar mejor en aquellos que toman decisiones basadas en las emociones.

Pero depende menos del tipo de personalidad que de la dinámica de la relación. Cuando una persona está luchando por la autonomía y la individualidad, la paradoja puede funcionar porque la persona quiere resistirse.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estas 5 curiosidades psicológicas de Alicia en el País de las Maravillas.

Imagen: aka TmanHartwig HKD

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here