Los grandes clásicos han sido fuente de inspiración para otros artistas. Y es que hay muchos «remakes» en el Arte tan buenos e interesantes como la obra original. El Arte en toda su expresión es un continuo intercambio de ideas y si no, que se lo digan a los Simpsons y sus 3 parodias geniales. Ahora vamos a por otros remakes, en este caso dentro de la pintura. A continuación te mostramos unos cuántos para que tú decidas cuál te gusta más ¿El original o el remake?

Ingres y Man Ray

Es muy interesante descubrir como artistas de la Vanguardia tuvieron su inspiración en grandes clásicos.

La bañista de Valpinçon
«La gran bañista» , Ingres (1808)

Man Ray se inspiró en la «La bañista de Valpinçon» o «La gran bañista» de Ingres (1808) el cual a su vez se había inspirado en Rafael para crear esta original fotografía «El violín de Ingres» (1924).

M

 

En esta obra siguiendo las ideas dadaístas se hace un doble juego comparando el cuerpo de una mujer con un violín.

Tiziano, Velázquez y Bacon

Sin duda alguna si hay un artista que ha tenido seguidores este ha sido Tiziano. El retrato de Pablo III de Tiziano (1543) sirvió a Velázquez para hacer su retrato de «Inocencio X» de 1650; tanto le gustó al Papa que le regaló una medalla y un comentario… «troppo vero» que significa «demasiado real».

Detalle del retrato de "Inocencio X" por Diego Velázquez (1650)
Detalle del retrato de «Inocencio X» por Diego Velázquez (1650)

¿Os imagináis si el Papa hubiera visto las 40 versiones que Bacon hizo de este cuadro entre 1949 y 1971? Un Inocencio X bastante diferente a su original…

M

Turner y Rothko

Quizás este sea uno de los remakes menos conocidos. Rothko fue gran admirador de Turner, de sus colores, de su luz y siguió las teorías del maestro acerca de la capacidad del color para crear sentimientos de espiritualidad en el espectador en todos sus cuadros.

Tiziano y Manet

La «Venus de Urbino» de Tiziano (1538) también llamada «La venus del perrito» inspiraron a la famosísima «Olympia» de Manet (1863).

Venus de Urbino de Tiziano
Venus de Urbino de Tiziano

En este caso la Venus es desplazada por una prostituta parisiense con una criada negra que le lleva un ramo de flores, regalo de su protector

olympia manet

Giorgione y Manet

El «Concierto campestre de Giorgione» de 1509 sirvió de inspiración a Manet para uno de sus cuadros más famosos «La merienda campestre» de 1863, una obra que sorprendentemente escandalizó en su momento no por la técnica sino por la naturalidad con la que se trataba el desnudo femenino entre 2 hombres vestidos. 354 años después el remake escandalizó al público cosa que no le ocurrió al original.

Cezanne y Picasso

El famoso cuadro de las señoritas de Aviñón de Picasso (1907) tuvo su inspiración en la escultura negra y en el cuadro de Cezanne «Las grandes bañistas«,  en el que se aprecia la ruptura con la profundidad y la belleza típica del cubismo; y es que no en vano Cezanne está reconocido como el precursor del cubismo.

Si te ha gustado este artículo no te pierdas Los ready-mades de Duchamp

Imagen: Jennifer Meijean louis mazieres,aconsagrada,Phineas Jones,

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here