Son infinitas las curiosidades del cerebro, muchas de ellas nos hacen sorprendernos con la capacidad de traducir ideas en actos, o por el contrario nos intrigan cuando los recuerdos son borrosos o fugaces. Pero tal vez no exista fenómeno más curioso que el de quedarse en blanco, seguro que te ha pasado alguna vez… Estar en medio de un examen y de pronto sentir un bloqueo mental que te impide recordar un solo dato de todo aquello que habías memorizado e interiorizado. Tanto es así, que se han dado casos en que ni siquiera llegas a recordar tu propio nombre. En Supercurioso quisimos investigar este fenómeno y te tenemos la respuesta. ¡Descubre que significa quedarse en blanco y por qué se produce! 😀

¿Qué significa quedarse en blanco?quedarse en blanco

Estar en una sala repleta de gente, rodeado de un grupo de personas que aguardan pacientemente tu discurso; ese que has preparado tan bien y que has ejecutado a la perfección en casa. Llegas al escenario, levantas la vista y no eres capaz más que de articular un leve balbuceo. Ajá, te has quedado en blanco. Ahogado en la nada más absoluta y el ridículo más angustiante. En ese momento te preguntarás por qué nos ponemos rojos y ante toda esa presión, buscas entre tus papeles tratando de encontrar un apoyo y puede que, poco a poco, salgas del apuro más o menos con éxito.

Pero tranquilo, al igual que te ha pasado a ti alguna vez, al resto del planeta también le es conocida esta sensación de quedarse en blanco. Sin embargo ¿por qué ocurre? Bien, la culpable de todo este embrollo personal, emocional y psicológico es, cómo no, una hormona. Ya sabes, esas pequeñas sustancias bioquímicas capaces de alterar nuestra conducta. Esta en concreto se llama corticosterona, complejo nombre para indicarnos solamente que se produce en el córtex de la glándula suprarrenal. Se trata de un elemento que segregamos las personas solo cuando sufrimos de un alto nivel de ansiedad, estrés o miedo; ha llegado el momento de mencionar sus causas…

1. ¿Por qué ocurre?

De acuerdo con el investigador del Centro de Neurociencia Humana y Neuropsicología de la universidad Diego Portales, el quedarse en blanco, tiene que ver de manera general con un proceso básico del cerebro: la generatividad mental, que en sus niveles más automáticos se asocia a las estructuras mediales que conectan las necesidades del cuerpo y de los estados emocionales a la conciencia, como, por ejemplo, querer comer algo o irnos de un lugar por estar incómodo.

Para Salas «la mente en blanco se ha entendido como una falla en la memoria, sobre todo en un contexto en el que se quiere usar un contenido de la memoria de manera utilitaria para lidiar con alguna situación. Hay autores que hablan de una falla en la memoria caracterizada por una disrupción en el flujo de la conciencia, es decir, cuando nos queremos acordar de algo y no logramos conseguirlo. En definitiva, se trata de una sensación en nuestra mente esta sin contenido, pero estamos conscientes de eso«. Algo importante y muy curioso de nuestra mente es que el quedarse en blanco nunca implica no acordarse de la totalidad de las cosas, incluso cuando dormimos, si te has preguntado alguna vez por qué no recordamos nuestros sueños, esto puede traducirse en que seguimos pensando en lo más profundo de nuestro inconsciente.

Como te mencionamos anteriormente, el quedarse en blanco ocurre en situaciones muy específicas: cuando tienes una entrevista de trabajo, una presentación importante o una conversación con alguien que te pone nervioso… Todas estas situaciones contribuyen a quedarse en blanco, pues son precisamente formas en las que el estrés afecta a tu cerebro, liberando la hormona que anteriormente te mencionamos. Cuando la corticosterona es liberada bloquea los sistemas de recuperación de información.

Hay varias zonas del cerebro que se ven afectadas por esta hormona, por ejemplo, el hipocampo, la amígdala o la corteza cerebral, en su conjunto crean el engranaje para recordar, relacionar las emociones y recuperar los recuerdos.

Entonces ¿qué nos viene a decir esto? Que se trataría, por así decirlo, de una regla de tres de la biología que se cumple solo cuando atravesamos momentos de nerviosismo muy extremos. Ante un examen o una situación que nos causa una elevada ansiedad, nuestro cerebro necesita desconectar para encontrar alivio, para descansar y librarse de ese miedo tan agónico. ¿Y cómo lo hace? Pues liberando esta hormona, la corticosterona. Algo que, en realidad, lejos de darnos alivio, viene a complicarnos aún más las cosas.

2. Curiosidades del fenómenoquedarse en blanco

Es algo muy habitual, por ejemplo, en el caso de los actores y las actrices, el hecho de quedarse en blanco, especialmente si no han trabajado previamente estas situaciones de estrés y ansiedad; es muy posible que terminen olvidando sus papeles. Es lo que comúnmente conocemos como miedo escénico. Un examen oral, la lectura de una tesis, e incluso una entrevista de trabajo… todas estas situaciones hace que exista una segregación de corticosterona  que nos provoca una repentina pérdida de memoria respecto a lo que debíamos decir. Y lo curioso de todo esto es que no solo olvidamos datos, informaciones o materiales memorizados, en los casos más extremos podemos llegar a olvidar nuestros nombres, el lugar donde vivimos e incluso el lugar en el que estamos. Lo bueno de todo ello es que puede durar poco tiempo.

Curiosamente, recientes investigaciones han comprobado que la administración de glucocorticoides antes de una prueba de aprendizaje dificulta la posterior recuperación de los datos. Asimismo, los glucocorticoides influyen en el tiempo que puede durar el «quedarse en blando», se han registrado casos de hasta 90 minutos.

Como ves, la situación de quedarse en blanco es tan angustiante y no termina hasta que no nos relajamos, solo hasta ese momento en que nuestra mente se da un respiro y vuelve a encontrar alivio. Se trata de situaciones complicadas, pero lo que necesita nuestro cerebro es precisamente quedarse en blanco para evitar tanta ansiedad contenida saturando sus funciones. Así que ya sabes, para evitar quedarte en blanco, controla tu estrés y tu nerviosismo. Cuéntanos, ¿alguna vez te has quedado en blanco?, ¿qué sentiste? Recuerda que siempre te leemos. Y por si quieres conocer más curiosidades relacionadas con el ser humano, no te pierdas los errores del lenguaje corporal.

4 Comentarios

  1. ¿Y la corticosterona es lo que puede provocar el Alzheimer? Refiriéndome a que no exista un buen funcionamiento e esa hormona o algo parecido, ya que mencionan que se puede llegar a olvidar incluso nuestros datos personales y más simples.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here