Seguro que sabrás que uno de los nombres de mujer más puestos en España en la última década es Laura, un nombre de origen latino que proviene de «laurus», cuyo significado es «laurel» (la planta empleada desde los antiguos griegos para coronar a los vencedores) y su equivalente griego es Daphne. Hace decenios el más utilizado era Carmen y aún hoy en día es  el que más mujeres llevan en España en todas sus variantes, pero las costumbres han cambiado y ya no es común poner a los niños y niñas el nombre de los abuelos, padrinos o el santo del día. Dentro de unos años, Laura, Sara, María, Lucía, Paula o Martina sustituirán a los clásicos en la lista de los más comunes. Sin embargo, cuando queremos celebrar la onomástica de los más jóvenes, muchas veces nos encontramos con que no sabemos cuál es el origen del nombre que ostentan. Acompáñanos en Supercurioso a conocer la historia de Santa Laura, que fue una de los famosos Mártires de Córdoba.

Santa Laura, una de los mártires de Córdoba

1. Los mártires de Córdoba

Historia de Santa Laura | Una de los Mártires de Córdoba
Reliquias de los Mártires de Córdoba

La península ibérica fue invadida por los musulmanes a principios del siglo VIII. Entre los años 756 y 929 se estableció en el sur el Emirato de Córdoba. Los visigodos habitantes de esas tierras se conocen como mozárabes y fue entre este grupo de cristianos que vivían en tierras de los Omeya, donde surgió un movimiento que los indujo al martirio voluntario. Al parecer, los musulmanes y las autoridades eclesiásticas mozárabes habían llegado a un acuerdo y, mientras se respetasen una serie de normas, no impedían a los cristianos seguir con sus creencias. Sin embargo, debido a la influencia de Eulogio de Córdoba, un grupo de casi 50 cristianos mozárabes se ofrecieron voluntariamente al martirio afligidos por la arabización de la población. Entre ellos estaba Santa Laura de Córdoba.

2. El martirio de Santa Laura

Historia de Santa Laura | Una de los Mártires de Córdoba

De Santa Laura, Luitprando Obispo de Cremona nos dice que era una mujer mozárabe, de origen visigodo y de una familia noble, que vivía en tierras del Emirato de Córdoba a mediados del siglo IX. Se casó con un caballero, importante funcionario del emirato, con el que tuvo dos hijas. A los seis años quedó viuda y, un tiempo después, decidió profesar y entró en el convento de Santa María de Cuteclara.

Durante nueve años fue abadesa del monasterio, hasta que bajo la influencia del clérigo Eulogio de Córdoba y siguiendo el ejemplo de algunos compañeros que ya se habían inmolado por la fe cristiana, proclamó en público su fe, blasfemando contra el islam, hecho que conllevaba la pena de muerte. Fue apresada y como no consintió en retractarse y abrazar el islam, cuentan las crónicas que fue primero azotada, luego sumergida en un caldero de plomo hirviendo (o brea) donde aún siguió milagrosamente cantando alabanzas a Dios durante tres horas, para acabar siendo decapitada el 19 de octubre del año 864.

Luitprando de Cremona, historiador y Obispo, escribió sobre Santa Laura: «Mi pluma sería incapaz de rastrear todas las virtudes del perfume con el que embalsamaba esta casa sagrada. Su piedad llenó la ciudad de Córdoba: la persecución fue inevitable y estalló. Denunciada al jefe de los sarracenos, la virtuosa Laura confesó generosamente la fe de Jesucristo; ella fue víctima de su constancia. Durante mucho tiempo fue golpeada, y el verdugo finalmente la sumergió en una caldera de brea hirviendo. Durante tres horas cantó las alabanzas de su Dios, quien, satisfecho con lo que Su siervo había sufrido por Él, la llamó a quedarse entre los Santos. Sus reliquias, dispersas en varias iglesias de España, están rodeadas de la mayor veneración.»

3. El convento de Santa María de Cuteclara

Historia de Santa Laura | Una de los Mártires de Córdoba
Santa María de Cuteclara por Julio Romero de Torres

Cerca de Córdoba existió hace siglos un pueblo llamado Cuteclara del que hoy no queda nada. En él se alzó un monasterio dedicado a la Virgen y que fue conocido como Monasterio de Santa María de Cuteclara. Era un monasterio dúplice, es decir que tenía una comunidad masculina y otra femenina. Varios de los monjes y monjas de este monasterio forman parte de los llamados «mártires de Córdoba».  Es de este convento que, al parecer, fue abadesa Santa Laura.

4. Otras Santa Laura

Santa Laura de Córdoba no es la única Santa Laura que encontramos en el santoral. La más antigua es una Santa Laura, virgen y mártir, que fue martirizada a principios del siglo IV en época de Diocleciano y cuyo cuerpo fue encontrado en unas catacumbas. Sus reliquias se veneran en la iglesia de Santa María de la Misericordia de Rione Trebbio en Italia. Su festividad se celebra el 20 de agosto o el 1 de junio. La onomástica puede celebrarse el 18 de agosto y el 22 de enero, días dedicados Santa Laura Montoya y Santa Laura Vicuña. 

La festividad de Santa Laura de Córdoba se celebra el 19 de octubre, día en que fue decapitada la Santa. La hagiografía es una materia muy interesante ya que estudia la vida de los santos y muchos de nosotros llevamos el nombre de uno de ellos. ¿Conocías la historia de Santa Laura de Córdoba? ¿Sabes la de otras Lauras que hayan sido santificadas o beatificadas? ¡Compártela con nosotros! Estaremos encantados de conocerla. Si visitas Córdoba, en la Basílica Menor de San Pedro encontrarás las reliquias de los Mártires de Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here