No hay duda que la naturaleza es increíble y nunca dejará de sorprendernos. Existen en el mundo muchísimas clases de árboles, de diferentes formas, tamaños y colores, y algunos de ellos son verdaderamente excepcionales. ¿Sabías que el baniano crece de arriba para abajo? ¡Ven y descubre el Thimmamma Marrimanu, un bosque hindú formado por un solo árbol!

Thimmamma Marrimanu, el bosque que está formado por un solo árbol

El baniano o higuera de Bengala es el árbol nacional de la India, su característica principal yace en que su crecimiento se da desde las ramas horizontalmente y hacia el suelo.

Cuando las ramas tocan la tierra, forman troncos suplementarios lo que permite que el árbol crezca muchísimo más y se extienda considerablemente, ocupando fácilmente grandes superficies.

Desde la ciudad de Bangalore, también conocida como Bengaluru en la India, se encuentra el Thimmamma Marrimanu. Para llegar allí debes viajar un poco menos de una hora, pero seguro vale la pena. Este árbol es un bosque, sí, leíste bien; se trata de un bosque formado por un solo árbol y cuenta con más de 19.000 metros cuadrados.

Debido a que el baniano es muy importante para los hindúes, nadie se atreve a dañar al árbol, es más, se esfuerzan por preservarlo y ayudarlo a crecer todavía más. Es por esto que si lo visitas verás que guían sus raíces a través de postes y garantizan que siempre tenga agua. Se calcula que el árbol crece unos 15 centímetros por año, y cada una de sus ramas se extiende en distintas direcciones, logrando cubrir una gran extensión. Imaginarás entonces que el Thimmamma Marrimanu es muy viejo, concretando un poco más esta criatura cuenta con más de 550 años de edad.

Esta longevidad facilita la creación de leyendas; los hindúes dicen que el árbol nació en 1433 de uno de los mástiles de una pila funeraria a la que una mujer llamada Thimmamma se arrojó después de que muriera su marido. De aquí nacería el árbol que hoy posee mas de 4.000 raíces y que se relaciona con divinidades hindúes como Brahma, Visnú y Shiva, es más, bajo su follaje alberga un templo.

El Thimmamma Marrimanu, sigue creciendo y siendo cuidado por los hindúes, se ha convertido en un lugar de peregrinación, en cuyas ramas cuelgan lazos, siguiendo lo que manda la tradición.

Si alguna vez visitas a este impresionante ser, bunca te atrevas a hacerle daño al árbol, pues dicen que podría caer sobre ti una cruel maldición.

¿Te gustaría visitar el Thimmamma Marrimanu? ¿Qué te ha parecido esta maravilla natural? No dejes de dar un vistazo a:

– La leyenda de los Jubokko, los árboles bebedores de sangre

– El árbol de la vida, su significado y su leyenda

– El Kiri, el árbol que puede combatir el cambio climático

Imágenes: Marisa Licata, Regret Iyer Productions

3 Comentarios

  1. Si crece 15 cm por año y tiene 500 años me da que mediría 75 metros . Difícilmente podría ocupar 19000 metros cuadrados como afirma el texto. Hay que revisar lo que se escribe.

  2. Después de leerlo detenidamente otra vez veo que no dice metros cuadrados, sino 19000 km cuadrados. El periodista que ha escrito esto ha ido a la escuela?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here