4.8
06

La lucha de gladiadores era el único entretenimiento que los desdichados ciudadanos del Imperio Romano tenían en sus vidas, por lo que estos mercenarios se convirtieron poco más que en héroes para toda la plebe. Los más aclamados vendrían a ser en nuestros tiempos como una estrella de rock o un futbolista famoso. Se batían en duelo entre ellos y luchaban contra animales o condenados a muerte, por lo que a todos los espectadores del Coliseo se les aseguraba sangre y violencia a partes iguales. Había varios tipos de gladiadores en la Antigua Roma y aquí vamos a analizar cuales fueron los más brutales.

Estos luchadores de élite se formaban en escuelas especializadas para aprender todas las técnicas de combate que posteriormente hacían las delicias del público. Esta clases de centro de entrenamiento era brutal y los futuros gladiadores tenían que estar dispuesto a casi todo. Según varios expertos, esta costumbre de las luchas entre personas como divertimento viene de los etruscos. Cada uno de estos tipos de gladiadores estaba preparado contra una clase determinada de ellos, es decir, no podían luchar todos contra todos sin regla alguna, ya que los armamentos de cada uno estaban pensados para las características de su oponente y viceversa. Si quieres conocer las distintas clases de gladiadores que existían, este artículo está hecho para ti.

4 tipos de Gladiadores | Los más brutales del Coliseo

1. Tracios

tipos de gadiadores, tracioEl equipamiento de este tipo de gladiadores era sencillo, ya que únicamente llevaban un pequeño escudo rectangular y una espada muy corta con la punta curvada. Además contaban con una armadura para las piernas y otra para el brazo de la espada, ya que prácticamente no tenían protección debido a lo diminuto que era su escudo. Como su nombre indica, esta clase de luchadores estaban inspirados en los clásicos guerreros de Tracia en Grecia. Se enfrentaban generalmente a un murmillo, ofreciendo espectáculos que asemejaban las guerras de los legionarios romanos con otros países extranjeros.

2. Murmillos

murmillo, tipos de gladiadores

Estos gladiadores se inspiraban en los prisioneros galos para confeccionar su uniforme. Portaban una de las armas más famosas dentro de el mundo de los gladiadores, precisamente la que les daba su nombre, ya que esta se denominaba gladius. Era corta y perfecta para el combate cuerpo a cuerpo que practicaban. Su escudo también era rectangular como el de los tracios, pero mucho más grande y curvado. Completaban su equipamiento con una túnica corta y un cinturón ancho, además de un casco con un alta cresta en forma de pez de donde surge su curioso nombre. Los gladiadores con los que se enfrentaban los murmillos solían ser los tracios, los reciarios o los hoplomachus que imitaban la vestimenta de los hóplitas griegos.

3. Reciario

reciario, tipos de gladiadores
Un reciario en la serie de televisión «Spartacus»

La característica diferencial más destacada de los reciarios entre los tipos de gladiadores romanos es la red que portaban para atrapar a sus adversarios. El resto de sus armas podían ser un tridente y una daga corta. Eran de los que menos protección llevaban ya que su túnica solía ser muy ligera, como mucho llevaban un brazalete y un protector que les cubría el hombro por completo. Por su escaso equipamiento, era una clase de gladiador de las más bajas entre todas y además solían luchar contra otros fuertemente protegidos por lo que solían morir muchos de ellos.

4. Secutor

tipos de gladiadores

Justo en el otro extremo de los anteriormente descritos, el secutor era el gladiador más equipado y protegido de entre todos los que conformaban las luchas en los coliseos. Estaban armados con una espada corta como las que hemos comentado anteriormente, un escudo muy parecido al de las legiones romanas, un casco esférico y una armadura prácticamente completa. Su adversario más común era el reciario, sobre éste tenía la ventaja de que había pocos elementos que la red podría agarrar. Sin embargo, la parte débil de este tipo de gladiadores era precisamente que toda la protección que llevaban era muy pesada. Podían llevar encima cerca de veinte kilos, por lo que los mercenarios que se enfrentaban al secutor, se dedicaban a moverlo de un lado para otro, ya que así se cansaba rápidamente.

Como habrás podido comprobar tras leer este artículo sobre los tipos de gladiadores existentes en la Antigua Roma, los espectáculos que tenían lugar en el Coliseo tenían una importancia capital para los habitantes de todo el Imperio. ¿Sabías que durante cierto tiempo hubo mujeres gladiadoras?

Ahora nos gustaría saber tu opinión acerca de estos luchadores que se dejaban la vida en las arenas de los circos romanos. ¿Cuál de estos tipos de gladiadores crees que son los favoritos para ganar una pelea? ¿Pensabas que había tantas clases de luchadores en la Antigua Roma? ¿Qué opinas acerca de las luchas entre gladiadores, te parecen una auténtica salvajada o crees que era normal para la época? Como siempre, estamos deseando leer todos tus comentarios ya que es la parte que más agradecemos y la que nos hace crecer. ¡Anímate a realizarlos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here