Coliseo romano: los 6 espectáculos más locos que podías ver en ellos

Valora este post

Hemos visto muchas películas de gladiadores, peleas de cuadrigas, hombres que se enfrentaban a leones u otras fieras pero… en el coliseo romano se celebraban espectáculos mucho más extraños de lo que pudiéramos imaginar, ¿te apetece conocerlos?

Coliseo romano: los 6 espectáculos más locos que podías ver en ellos

Animales salvajes que emergían del suelo

Las fieras no entraban en el Coliseo encerradas en jaulas. Salían del suelo de manera repentina, sin que se dieran cuenta. La construcción tenía un sorprendente sistema de 24 ascensores, que podían levantar ¡270 kg! Así,soportaban leones, lobos, leopardos e incluso osos.

coliseo romano

Para conseguirlo se necesitaban 8 hombres para que todo funcionara la perfección. Si fallaban, se les condenaba a luchar en la arena.

El emperador Cómodo luchó desnudo contra los animales

Arrastrado por su fascinación por los juegos del Coliseo Romano, bajaba desnudo y peleaba para divertir a su gente. La mayoría de las veces, aniquilaba animales exóticos como leones, avestruces, elefantes y jirafas en medio de una multitud a la que se le ordenaba el aplauso.

En otras ocasiones, combatía con personas, aunque no los mataba. Bastaba con que se rindieran. La cosa era distinta en privado: practicaba para los juegos, asesinando a personas.

Los enanos luchaban con cuchillos de carnicero

En la época del Emperador Cómodo, los criminales no eran los únicos condenados a muerte. También los discapacitados y las personas con enanismo. Hacía que los buscasen por cielo y tierra para llevarlos al Coliseo Romano. Una vez allí, se les proporcionaba un cuchillo de carnicero para que se enfrentaran entre ellos, hasta que solo quedara uno.

Se reproducían muertes mitológicas

No se trataba de reproducciones ejecutadas por actores, sino verdaderas masacres, con criminales desempeñando los papeles que les asignaban. Uno de los espectáculos más recordados es la tortura de Prometeo.

coliseo romano

Imaginaos cómo sería contemplar cómo un hombre arañaba el estómago abierto de otro. Por si esto no fuera poco, ¡un oso terminaba la faena!

Animales de todas las partes del mundo

Al menos 684 especies diferentes se reunieron allí. La primera jirafa que puso un pie en Europa se exhibió allí. Fue Julio César quien la capturó y la llevó a la arena, arrastrada por una cadena atada a su cuello. La impresión de la multitud era increíble, se quedaban atónitos ante aquellos seres exóticos.

coliseo romano

Pero estamos hablando de Roma. Mostrar los animales no era suficiente. Por tanto, unían a estas especies, incluyendo elefantes o hipopótamos, y los obligaban a luchar entre sí. En otras ocasiones, eran los cazadores los que se enfrentaban a ellos.

Combates entre mujeres

Un espectáculo podría empezar con una mujer disfrazada de Venus, frente al Emperador Tito, diciendo «no basta con que Marte te sirva, César. Venus también te sirve».

Esto era mucho más que una ceremonia, era una señal para el público. Aquel día no iban a ver solo a hombres golpeándose sin sentido. También verían a mujeres haciendo lo mismo. Domiciano, el hermano de Tito, era un gran fan, de hecho, celebró él solo más luchas de este tipo que cualquier otro emperador.

Desde la perspectiva actual, es cierto que lo que sucedía en el Coliseo romano puede parecernos una salvajada. Sin embargo, no es bueno juzgar el pasado con los ojos del presente. Tal vez dentro de unos años, otros nos observen con el mismo asombro que nosotros sentimos al pensar en la Antigüedad, ¿se te ocurre alguna actividad que pudiera considerarse tan salvaje en el futuro como nos resulta a nosotros las del pasado?

No te pierdas: Los W.C. romanos y el instrumento para limpiarse el trasero.

Imagen: Nico, Roberto Ferrari, Ubé, Isakini, (c) Can Stock Photo / Nejron

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here