Son muchas las tendencias de alimentación que ha practicado el hombre desde el inicio de los tiempos y hasta la modernidad. Carnes vacunas, ovinas y de aves, semillas, hortalizas, verduras y raíces, pasando incluso por animales exóticos o insectos. Cualquiera de ellas puede ser de mayor o menor agrado, de acuerdo a la cultura y gustos propios. Pero existe una práctica que tradicionalmente ha generado el horror y el inmediato rechazo, y sin embargo, ha sido más recurrente de lo que creemos. El canibalismo en la historia aparece desde hace unos 800 mil años y aunque nos suene como algo muy remoto, aún existe en la isla de Nueva Guinea, al norte de Australia, un grupo humano que lo practica. Se trata de la tribu Korowai. Hoy en Supercurioso hemos querido viajar hasta estas tierras remotas, para contarte todo sobre el canibalismo Korowai.

¿Cómo es la tribu Korowai?

canibalismo Korowai

Nueva Guinea, también conocida como Papúa, es la segunda isla más grande del planeta. Sus terrenos repletos de costas de arenas blancas y abundante vegetación, son también el hogar de una de las últimas tribus caníbales del mundo, que hasta el año de 1970 vivía en un aislamiento absoluto. Te hablamos de la tribu Korowai. Esta población de nativos es nómada por naturaleza, y se desplazan en las selvas tropicales del sureste de la isla cuando se agota la comida en el lugar en el que viven o cuando mueren muchos miembros de la tribu en la misma zona.

El canibalismo Korowai es el principal motivo de que esta tribu se haya hecho conocida internacionalmente, pero además de ello, tienen una serie de costumbres y prácticas que resultan verdaderamente asombrosas. Una de ellas es la construcción de sus casas. La tribu Korowai vive literalmente ¡en los aires! Los nativos se han especializado en el diseño y construcción de casas sobre las copas de los árboles. Los motivos para iniciar con esta tradición fueron variados: los mosquitos les aturdían por las noches en el suelo. Allí estaban expuestos a ataques de tribus vecinas, cosa que ocurría con frecuencia para robarse entre tribus mujeres y niños. Además, mientras más alto durmiesen, los Korowai sentían alejarse de los malos espíritus. Algunas de las casas de esta tribu pueden elevarse hasta 35 a 40 metros del suelo.

¿Cómo fueron descubiertos los Korowai?

canibalismo Korowai

El primer contacto documentado con la tribu Korowai fue no hace mucho en realidad. Ocurrió en el año 1974. Fue el antropólogo Peter Van Arsdale y el geógrafo Robert Mitton quienes los describieron por primera vez, aunque todo se debió a las pistas que recibieron de un grupo de misioneros holandeses que desde 1970, empezaron a convivir y tomar contacto con ellos.

La finalidad de estos grupos religiosos era «convertir» a estas comunidades y evitar en la medida que fuera posible, toda práctica considerada para nosotros como «salvaje». No obstante, no fue hasta 1996 cuando empezaron a bautizarse los primeros conversos, pero en realidad, son muy pocos los que se decidieron a hacerlo. Los Korowai, como cualquier otra tribu, tienen derecho a la conservación de sus costumbres y tradiciones autóctonas. Sin embargo, es innegable que el canibalismo Korowai genera asombro y horror.

Pero para ellos sus prácticas no son más que parte de su propia esencia. Recordemos que estamos en Papúa Occidental, un lugar en el que conviven más de 300 tribus, en el medio de un entorno natural salvaje y fascinante. La tribu Korowai en concreto está compuesta por unos tres mil a cuatro mil individuos, que no tuvieron ninguna conciencia de la existencia de un mundo más allá de su selva, hasta el primer contacto de misiones holandeses en los años setenta.

El canibalismo Korowai

Tribu Korowai

Sin duda que el aspecto que más impresiona sobre este grupo de nativos isleños, es el canibalismo Korowai. Lo primero que te contamos al respecto es que es una práctica que está estrechamente asociada a la religión. Los Korowai son un pueblo hábil para la caza y la agricultura, pero también es común que se enfrenten en guerras cada cierto tiempo. El pueblo se divide en clanes y las discrepancias que ocurren entre ellos y que derivan en enfrentamientos, son generalmente vinculadas con asuntos de magia o de brujería. Incluso, si alguien enferma o si la caza no es buena, los korowai lo atribuyen a influencias externas, a malas artes de los clanes enemigos.

La tribu Korowai practica entonces el canibalismo vinculado directamente con la brujería. Los nativos matan y se comen a quienes consideran que son khakhua o brujos, capaces de tomar la forma humana para ocasionar muertes, enfermedades y pérdidas en la tribu. En efecto, todo aquel que sea sospechoso de practicar magia o brujería, será castigado. Aquel que se confirme que lleva a cabo actos extraños o que sea un khahua (brujo) será torturado, ejecutado y comido. Las mujeres y los niños no participan en el acto caníbal, ni en las torturas, ni la muerte, ni la comida. Una vez muerta la persona, una de las partes del cuerpo más valoradas para su consumo es el cerebro.

Cabe matizar que según exponen los antropólogos, es muy probable que al día de hoy ya no lleven a cabo esta costumbre. Sin embargo, las referencias indican que apenas hasta el año 2006 el canibalismo Korowai seguía siendo una realidad. Y para los viajeros intrépidos que andan por el mundo en búsqueda de experiencias, la posibilidad de acercarse a conocer a una auténtica tribu caníbal, sin duda que llama la atención.

Otras costumbres de la tribu Korowai

nativos de Nueva Guinea

Además del canibalismo Korowai, este pueblo nativo mantiene vigentes otras costumbres y hábitos muy interesantes. Por ejemplo, vestimenta de los Korowai es particular. Las mujeres suelen llevar un trozo de piel de animal que cubre sus partes íntimas y un collar con dientes de perro. Los hombres van desnudos y con palos en la nariz. Ambos suelen llevar en la piel marcas circulares, producto de quemaduras que se auto infringen.

En cuanto a la organización social de la tribu Korowai, suelen agruparse unas diez a doce personas en una misma casa en la copa de un árbol. Suelen ser familias enteras de padre, madre e hijos. Existe también un único líder de la tribu, encargado de la toma de decisiones importantes. Los otros hombres y mujeres se distribuyen tareas de recolección, agricultura y caza. Su objetivo principal es sobrevivir con lo que la naturaleza les ofrece.

En lo relativo a la alimentación del día a día, comen principalmente el Sago, una especie de harina que extraen de los troncos de la palmera del Sago. Con ella preparan diferentes comidas, asándola o cociéndola al fuego. También suman peces, pequeñas langostas, aves, cerdos salvajes, serpientes, ranas y gusanos del Sago a su dieta.

La tribu Korowai mantiene por supuesto, una forma muy diferente de entender el mundo que les rodea. Con una potente espiritualidad, llevan siempre consigo la presencia de los espíritus de sus antepasados, así como la creencia en un espíritu creador. Organizan fiestas para llamar a la fertilidad y castigan a los brujos devorándolos. Sin duda una población remota e interesante, de la que tenemos millones de cosas por descubrir. Si te ha gustado este tema, no te pierdas nuestro artículo sobre las tribus con las costumbres más extrañas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here