Valora este post

Dicen que el cuerpo sabe hablar, y que hay que aprender a escucharlo. Por eso, no podemos interpretar sus señales como vacías, bajo ningún concepto. Así que esto es lo que tus antojos de comida dicen de tu salud. ¡Te lo contamos!

¿Qué dicen tus antojos de comida de tu salud?

Carne roja

El antojo de carne roja puede indicar que tienes una necesidad de hierro, un problema especialmente para mujeres con períodos abundantes. Como sabemos, las carnes rojas son una gran fuente de hierro, por ello, tendría sentido que si lo necesitamos, nuestros cuerpos nos pidan un poco de lo que necesitamos… o mucho.

Papas fritas

Los antojos de sal pueden ocurrir si te faltan minerales, específicamente calcio, magnesio y zinc. De igual modo, tener antojo de papas bañadas en aceite hirviendo, dos veces, como las mejores, podría significar que consumes demasiado sodio. Para reducir estas ansias, debes moderar el consumo de sodio, así tu cuerpo estará adecuado a una mejor alimentación y tus antojos serán un poco más saludables que patatas fritas.

Queso

¿Quién no quiere una tonelada de queso para acompañar sus comidas? Pastas, sándwiches… sabes que hay muchos alimentos que sencillamente no serían lo mismo sin queso.

Esto es lo que tus antojos de comida dicen de tu salud

Pero lo que los fuertes antojos de queso pueden decir de tu sales es que, quizás, no estás comiendo suficiente grasa y/o ácidos grasos omega-3. Si es el caso, las mejores fuentes de grasas buenas son los pescados grasos, como el salmón, las semillas de lino y las nueces.

Dulces

El cuerpo es también un poco codicioso, mientras más dulces consumes, más quieres. Los carbohidratos simples también aumentan tu nivel de azúcar en la sangre, lo que lleva a una gran liberación de insulina, seguida de un choque de azúcar en la sangre. Cuando ocurre este choque, tu apetito puede aumentar y puedes desear más azúcar.

Pastas

El antojo de pasta es muy  similar a un antojo de azúcar o los dulces, y sucede porque los carbohidratos simples son procesados de la misma manera que el azúcar una vez que se digieren. Si comes demasiados carbohidratos simples y no hay suficiente proteína y grasa, tus niveles de azúcar en la sangre fluctuarán, causando que anhele más carbohidratos. Así que, para detener este antojo, lo mejor es variar tu alimentación y mantenerla lo más equilibrada posible.

También te podría interesar:

10 datos sobre la comida italiana que debes conocer

Imágenes: aleksandra85fotoEngin_Akyurt

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here