Vampiros en la vida real: Elizabeth Bathory
5 con 2 votos

La llamaban la “Condesa sangrienta”. Una de las personalidades más sádicas y violentas de la historia, de hecho Elizabeth Bathory se alza como la mayor asesina conocida hasta la fecha. Según muchos especialistas en su biografía, llegó a asesinar a 650 personas, la mayoría mujeres jóvenes. ¿El objetivo? Conseguir su sangre.

La vampiresa húngara que no quería envejecer

Sangre de vírgenes. La Condesa Bathory buscaba en especial sangre de chicas y niñas jóvenes para bañarse en ella e impedir que el paso del tiempo acariciase su piel. Esta dama amante de las orgías, del sadismo y del vampirismo nació en 1560 en una familia ilustre y distinguida: su primo era Primer Ministro de Hungría, y su tío el Rey de Polonia nada menos. Un árbol genealógico donde siempre estuvo impreso también la fascinación por el esoterismo y la magia negra.

Como curiosidad a tener en cuenta  te diremos que Elizabeth se casó a los 15 años con el conde Nadasdy, un hombre singular conocido como “El Héroe Negro”, que se la llevó a vivir a un solitario castillo en los Cárpatos. Un argumento de novela, sin duda, pero una novela demasiado sádica para poder disfrutar de ella. Es una de esas historias donde la realidad supera a la ficción.

Debido a que su marido pasaba largas temporadas en guerras y batallas, la Condesa Bathory aprovecha sus horas de soledad para dar rienda suelta sus deseos: mantener relaciones lésbicas con dos de sus doncellas, y profundizar aún más en materia de esoterismo y alquimias. Fue así como deparó en algo que siempre le había preocupado, envejecer. No tardó demasiado en acudir a esos textos que hablaban del poder de la sangre y los sacrificios humanos para conservar esa lozanía que ella ansiaba mantener de por vida.

Condesa Bathory

¿Y cuando empezó a ser patente esta preocupación? Después de haber dado a luz a cuatro hijos, después de haberles dedicado parte de su vida y sus años de juventud viendo como día a día llegaba ya la madurez al reflejo de su espejo. Al principio no se decidió a probar esas artes prohibidas, su marido y sus obligaciones con la nobleza paraban un poco sus oscuros deseos. Pero cuando su esposo falleció, Elizabeth se recluyó en su castillo refugiándose en una aparente tristeza por la pérdida, una depresión que de cara al mundo podía servirle de pretexto para iniciar sus perversos anhelos.

Tenía 40 años cuando empezó a recorrer los Cárpatos en carruaje junto a sus doncellas en busca de muchachas. ¿Y cuál era su técnica de cacería? Les prometía un trabajo en el castillo. Eran tiempos de necesidad y eran pocas las que se negaban. Pero eso sí, cuando empezó a correr el miedo ante tantas desapariciones, la condesa optó sencillamente por los secuestros.

Una vez en su castillo, las jóvenes eran drogadas, humilladas, encadenadas… y acuchilladas en zonas estratégicas para obtener su sangre. La condesa Elizabeth necesitaba llenar su bañera, así que eran varias las jóvenes que debía sacrificar. Pero eso sí, las chicas que mostraban lozanía y un aspecto realmente atractivo eran sometidas a técnicas aún más perversas: las encerraba durante años para ir sacándoles la sangre en pequeñas dosis, muy poco a poco, y sencillamente bebérsela. Su monstruosidad crecía día por día, una oscuridad que siempre habitó en ella y que en todo ese tiempo pudo dejar escapar con total libertad en la más perversidad difícil de entender.

El sadismo y los crímenes de “La condesa Sangrienta“, duraron diez años

La gente le tenía pánico, el terror se extendió en todas las aldeas cercanas hasta que llegó a oídos del rey. Y de nada le valió su nobleza ni su distinguida ascendencia. Lo que los soldados encontraron al entrar en el castillo no tenía palabras. Lo que encontraron en las mazmorras y lo sótanos superaba el sentido de la lógica y la decencia. Pero lo que descubrieron enterrado en los alrededores del castillo ya resultó demente, cientos de cadáveres de muchachas asesinadas…

El Rey Húngaro le infringió el peor de los castigos, algo acorde a sus pecados: una muerta lenta. Elizabeth Bathory fue emparedara en el dormitorio de su castillo, pero eso sí, se le dejó un abierto un pequeño agujero por donde se le ofrecía restos de comida y algo de agua. Tardó cuatro años en fallecer. A los 54.

Imagen: Great Beyond

34 Comentarios

  1. Me gustan las curiosidades que publican… Pero me veo obligado a tener que dejar de leerlos.
    Vampira no existe, búsquenlo en el diccionario. Se dice vampiresa.
    No es la primera vez que le dan una patada al diccionario. Usen un corrector ortográfico por el bien de sus seguidores.
    Saludos.

      • Sólo hay que ver como escribes para darse cuenta que eres una pobre bestia analfabeta. Tenías que ser argentina, como te mueres de hambre, por eso no te alcanza ni para acabar la primaria.

        • Disculpame, soy Argentina y orgullosa de serlo. Soy Licenciada en Letras de la facultad más respetada del país y me recibí con honores. Me parece que agredir a alguien por su nacionalidad es lo más bajo que podrías haber hecho. Te recomiendo que te dediques a vivir tu vida en vez de desacreditar los comentarios de otros, vos que hiciste de tu vida para creerte más que el otro? Think about it, darling

          • Pues think about it, darling, tú también eres una mierda argentina, pais que exporta a muertos de hambre a pulular otros paises prostituyéndose y buscando empleos para no morirse de hambre, qué bueno que seas licenciada, pero no todos los argentinos lo son, y la gran mayoría son una mezcla de mierda y orina.

          • Tú eres una basura argentina, y no aportas nada a la vida. más que pulular y exportar mierda y orina

    • Son varios los errores que hay, por los que no los pienso dejar de leer. Pero aún así sirve aclarar: COMO se escribe con tilde cuando va en un interrogativo. La palabra GENTE no tiene plural porque es un sustantivo colectivo. “Las Gentes” es un mal uso, lo correcto sería “la gente le tenía pánico.”

      • En realidad, gentes es correcto, siempre y cuando se tenga en claro que se refiere a un conjunto de familias diferentes. Gente viene del latín era un término usado para hablar de varias personas perteneciente a una sola familia y sí tiene plural; es algo parecido a decir “La familia le tenía pánico/La gente le tenía pánico” o “Las familias le tenían pánico/Las gentes le tenían pánico”. El español fue deformando esta, como tantas otras palabras, a lo largo del tiempo.

    • Pedrodelcasar haber si entendí, o sea que por pequeñas faltas ortográficas dejarás de leer sus post? porque de ser así creo que es algo muy estúpido y mamón… Un error lo comete cualquiera

    • Pedrodelcasar haber si entendí, o sea que por pequeñas faltas ortográficas dejarás de leer sus post? porque de ser así creo que es algo muy estúpido y mamón… Un error lo comete cualquiera

  2. Respecto al comentario de arriba, este articulo es verídico, yo hace mucho lo leí en una revista de history. La condesa era una mujer tan obsesionada por conservar su juventud, que escucho los consejos de su doncella (que era bruja); esta le recomendó utilizar la sangre, ya que, retardaría el envejecimiento de su piel; esto se ha sabido desde hace mucho tiempo, que según el ocultismo, la sangre se utiliza para diversos rituales, y principalmente, para conservar la belleza.

  3. aclaro una nota, vampiro (a) es el que se dice tiene sed de sangre refiriéndose al humano, vampiresa es aquella mujer seductora que atrae con sus encantos a los hombres.

  4. Según el Diccionario panhispánico de dudas (DPD):
    vampiro -ra. 1. Voz de origen húngaro, introducida en español a través del francés, que significa ‘criatura legendaria que, una vez muerta, sale por la noche de su tumba para chupar la sangre de las personas dormidas’. Con este significado, su femenino es vampira (→ género2, 3a): «La protagonista es una chica […] que recibe una noche el goloso bocado de una sofisticada e implacable vampira» (Mundo [Esp.] 20.2.95). La forma vampiresa ha especializado su uso con otro sentido (→ 2), por lo que no se recomienda su empleo como femenino de esta acepción. Como adjetivo de dos terminaciones significa ‘de(l) vampiro’: «Nos sentimos invadidos por una personalidad vampira, sin saber que hemos nacido después de un hermanito muerto» (Jodorowsky Danza [Chile 2001]).

  5. He leído una novela que justifica a la condesa, puede que todo lo que se dice de ella era un simple mito por el miedo constante de la gente hacia las cosas nuevas.

  6. Que bajo, de nada te sirve tener una excelente ortografía como dices si tu lengua habla estupideces! deberías hacer caso de los consejos y autoculturate el que mucho presume poco tiene. en definitiva es un excelente artículo gracias súper curioso! me encanta leer todo lo que publican y después seguir indagando en diversas fuentes mas a fondo las historias 🙂 saludos.

  7. Hola buenas tardes soy una chica española, mi abuelo era de origen Hungaro. Nacido hay. Llego de europa y su familia se quedo en España. Su nombre era Richard Bathory. Y mis apellidos supuestanente son Europeos. Tengo partida de nacimiento de mi abuelo. Murio a los 86 años en Barcelona. En el 2003. Dispingo de libro de familia Y quisiera saber si somos descendientes de esa fimilia. Y donde podria informarne en Hungría o España. O tendría que ir a la embajada para pedir mas información? Muchas gracias.

  8. Suelo leer este sitio y no suelo opinar pues las discusiones virtuales me apestan, sobre todo entre tanto ego porulando por ahí, o fanáticos ortográficos. Sin embargo en esta ocasión me gustaría señalar que hay otras versiones de esta historia, hace varios años leí que la construcción de la imagen de esta mujer como vampiresa fue debido a causas más bien políticas, de hecho al inicio solo era una sadista a la que se le atribuyo lo de la sangre por un autor mas contemporáneo. No recuerdo muy bien como era específicamente, pero creo que tenia que ver con los deseos por parte de un familiar por quedarse con los títulos y tierras de la señora esta. Incluso el juicio realizado a los sirvientes de la señora Bathory, en 1611, por brujería y practicas paganas, utilizó el sistema de interrogación de la época, es decir el procedimiento de la tortura con los procesos que ello implicaba. Por otro lado, recuerdo que cuando leí aquello, se señalaba que Bathory era protestante en Hungría y Transilvania, dominios en aquella época de la iglesia católica, lo que relacionaba la imagen demoníaca que se construyo de esta. En fin solo quería señalar que como toda historia, no es absolutamente cierta sino que siempre existen otras voces sobre el mismo fenómeno. Bueno eso, saludos y muy buena pagina, me preocupo más por el contenido que por la forma, y su contenido siempre es interesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here