En una entrevista de 1926 (hace ya 90 años), hay una clave de cómo veía Nikola Tesla a las mujeres. Te sorprenderás al conocer su opinión.

¿Cómo veía Nikola Tesla a las mujeres? Su perspectiva quizá te sorprenda

En 1926, Nikola Tesla concedió una interesante entrevista al periodista John B. Kennedy. En aquel momento contaba ya 70 años y había desarrollado su empresa y algunas de sus propuestas más innovadoras y revolucionarias, que cambiarían para siempre la visión y el uso de la electricidad.

Historia de Nikola Tesla

Ese extraordinario inventor, mezcla de ingeniero y filósofo, tenía opiniones fuertes y firmes sobre muchas cosas, como la posibilidad –que él asumía inminente– de que todo el mundo tuviese acceso gratuito a la energía, o al puesto de la mujer en una sociedad evolucionada y, según él, próxima en el tiempo.

La incipiente participación femenina en el mundo laboral, antes y después de la I Guerra Mundial, en algunas partes del planeta, hizo que este genio intuyera un “nuevo orden sexual”, en donde la mujer tendría una posición de mando.

Él pensaba que la sociedad derivaría en una organización social similar a la de las abejas, según Tesla “el sistema mejor organizado e inteligentemente coordinado de cualquier forma de vida animal no racional”, y donde la mujer sería el centro, tal como lo es la reina en la colmena.

¿Cómo veía Nikola Tesla a las mujeres? Te sorprenderás

Nikola Tesla veía a las mujeres con una excepcional admiración, en una época en la que era tradicional que ellas se quedaran en casa cuidando el hogar y los hijos; ante la opinión generalizada de cierta “inferioridad intelectual” femenina, él aducía que la subordinación social de la mujer, desde el comienzo de las culturas, había dado lugar a una “atrofia parcial” o “suspensión hereditaria mental de sus cualidades”, pero que la mente femenina había dado ya amplias demostraciones de que no tenía ninguna discapacidad mental que la subyugara al poder masculino, y al contrario, su progresiva presencia en todos los ámbitos sugerían que esas capacidades serían ampliadas.

“La mujer media será tan instruida como el hombre medio, y después mejor educada, porque las facultades inactivas de su cerebro serán estimuladas por una actividad más intensa y de gran alcance debido a siglos de inactividad”.

Y debido a esos logros, la mujer perdería su “sensibilidad femenina”, y el instinto maternal, así como el matrimonio, ya no tendrían sentido para la reproducción de la especie, puesto que la humanidad “se acercará más y más a la perfecta civilización de la abeja”.

El hecho de que viera de este modo Nikola Tesla a las mujeres no deja de ser sorprendente, esta analogía de una sociedad en “modo abeja” quizá no sea plausible en nuestro mundo, con las normales y consabidas maneras que dominan la vida y su perpetuación, pero sin duda podría verse, desde su perspectiva, como un acto de justicia que la sociedad le debería al género femenino.

Sobre todo tomando en cuenta que aún hoy, 2017, hay personas que siguen pensando que existe una cierta “diferencia genética” que distingue a la mujer del hombre en la práctica hacia determinadas disciplinas (las ciencias, por ejemplo, matemática, física y afines), y que eso explicaría la poca cantidad de mujeres en terrenos tradicionalmente masculinos.

Y resulta interesante, además, porque quién sabe por qué, incluso hay mujeres que piensan que la lucha feminista es absurda y no necesaria. Basta ver la desigualdad salarial que aún existe en muchos países «desarrollados» y todo el esfuerzo que tiene que hacer una mujer para ser tomada en cuenta en esas disciplinas. Lamentablemente, el modo en que Nikola Tesla veía a las mujeres no es algo común.

Y quisiéramos terminar este post con una cita del educador J. E. Kwegyir Aggrey: «La manera más segura de mantener a un pueblo oprimido es educar a los varones y no ocuparse de las mujeres. Si se educa a un hombre, simplemente se educa a un individuo, pero si se educa a una mujer se estará educando a una familia«.

Si te interesa conocer más de este genio, puedes comprar en Amazon uno de los mejores libros sobre su vida –> Nikola Tesla: Mi Vida, Mi Investigación

Si te ha gustado descubrir cómo veía Nikola Tesla a las mujeres, te recomendamos también otros artículos interesantes sobre este genio: 7 de sus más asombrosos inventos, cómo veían al genio en su época, 6 datos para conocerlo mejor y en 1926 ya sabía lo que llevarías en el bolsillo.

13 Comentarios

  1. La forma cultural en que se crian a las mujeres, destinandolas al cuidado del hogar, preocuparse de tener y criar sus hijos, y su papel como apoyo de su esposo, lleva a cualquier mujer a no tener tiempo para dedicarlo al estudio de las ciencias, o si tubiera tiempo, no se sentiria preparada porque el medio donde nació le inculco un fin de servidora. Actualmente en los paises desarrollados se da que las mujeres se an dado cuenta que no tener hijos o casarse no es obligacion, no significa que porque nascas con un utero tengas que tener hijos, se estan dando cuenta estas mujeres que pueden ser independientes y que sirven para muchas cosas mas que solo para parir y apoyar a un hombre u ocuparse de los que haceres de la casa.

    • Nos chupa un huevo porque esto es un articulo Feminazi hecho por una Feminazi,vaya uno a saber si Tesla realmente dijo lo que aquí se menciona.

  2. Pues claro que pueden superar al varon , con todo el aupo social que tienen las mujeres en todas las edades. No es de extrañar que la sociedad se compare con la abeja ya que todo esa sociedad gira entorno a una entidad en el caso del humano (la mujer) Si el varon recibiera el mismo apoyo que la mujer recibe en toda su vida , creo que estariamos pensando si ir a vacacionar a jupiter o a saturno y me refiero al aupo emocional , apoyo social, proteccion social, Por algo los hombres mueren mas y no es porque sea machista , simplemente es que el varon vale menos y no les interesa enviarlo a morir.

  3. El hecho de que viera de este modo Nikola Tesla a las mujeres no deja de ser sorprendente, esta analogía de una sociedad en “modo abeja” quizá no sea plausible en nuestro mundo, con las normales y consabidas maneras que dominan la vida y su perpetuación, pero sin duda podría verse, desde su perspectiva, como un acto de justicia que la sociedad le debería al género femenino.

    Con esto que escribes queda demostrada la farsa de las Feminazis,no quieren «igualdad» sino una «Revancha», es decir que como (supuestamente) las mujeres fueron «oprimidas» en el pasado por el «patriarcado» de los hombres ahora ustedes quieren hacer lo mismo pero al revés instaurando un matriarcado y sometiendo a los hombres actuales a lo que ustedes deseen,una autentica dictadura Feminazi,por suerte muchos hombres ya están abriendo los ojos ante esta basura llamada «Feminismo».

  4. buenos dias, generalizar condicionamientos de caracter opresivo impositivo falta de instruccion educacion etc en el crecimiento y/o desarrollo de los humanos , en cualquier epoca de ambos generos, solo sirve de justificativo ,no lo considero una imposibilidad para ser vituoso/a o libre ,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here