Utilizamos vasos de cristal, cambiamos de ropa según la estación del año, usamos desodorantes para no oler mal…y no nos preguntamos quién creó estas rutinas y las introdujo en nuestras vidas. En Supercurioso hemos hallado la respuesta en la corte cordobesa del siglo IX, en el período islámico medieval: Nos llegaron de la mano de Ziryab, el esclavo que creó costumbres que siguen hoy en día.

Ziryab, el esclavo creador de costumbres

Abu l-Hasan Ali ibn Nafi` nació en Irak en el año 789, por su piel oscura y su melodiosa voz, era conocido como “Ziryab” que significa “mirlo”. Respecto al estatus personal, las fuentes no se ponen de acuerdo, ya que unas lo tratan como un esclavo y otras, por el contrario, hacen hincapié en los viajes y estancias  que realizó libremente por numerosos reinos del norte de África antes de instalarse en Córdoba. Se le considera un polímata (un sabio en campos diversos) ya que fue un experto en música, historia, astronomía, botánica, meteorología, geografía, moda y arte culinario.

Ziryab, el esclavo que creó costumbres que siguen hoy en día

Ziryab fue conocido principalmente como un músico insigne que realizó muchas innovaciones en esa disciplina artística. Se formó en Bagdad con el músico y compositor iraquí, Ishaq al-Mawsili.  En el año 822, después de un periplo por diversas cortes, aceptó la invitación a Al-Andalus del príncipe omeya, Al-Hakam, lamentablemente, cuando llegó al califato, el príncipe había muerto. Sin embargo, su hijo y sucesor, conociendo la fama de Ziryab, le renovó la invitación, poniendo a su disposición un palacio para vivir, un sueldo de 200 dinares y otras muchas prebendas.

Ziryab, el esclavo que creó costumbres que siguen hoy en día

En el mundo de la música, añadió una quinta pareja de cuerdas al laúd y cambio la pieza que se usaba para tocarlo por otra más sutil. Sentó las bases de la música andaluza y de la Nuba, la música clásica árabe del norte de África. Fundó en Córdoba una escuela de música, que puede considerarse uno de los primeros conservatorios del mundo, y que estuvo en funcionamiento hasta muchos años después de su muerte. En él aceptaba tanto hombres como mujeres y tenía métodos muy particulares para mejorar las habilidades de sus alumnos. Pero, al igual que los artistas modernos, su campo de influencia no se ciñó a la música, sino que trascendió a otros como la cultura, la moda, las costumbres y la etiqueta. ¿Quieres saber qué innovaciones introdujo? ¡Acompáñanos y sorpréndete!

Cambió las copas y vasos de metal por otros de cristal, más bellos y cómodos.

Ziryab, el esclavo que creó costumbres que siguen hoy en día

– Inició la utilización de manteles sobre las mesas.

– La comida se servía toda a la vez y Ziryab introdujo las comidas de tres platos: un entrante, un principal y un postre, que pasados más de 1.000 años aún seguimos usando.

Introdujo el espárrago en la cocina, como un vegetal comestible y rico, además de otras verduras.

En el mundo del peinado también innovó introduciendo el flequillo, que hasta entonces no se utilizaba. También el afeitado de la cara de los hombres y el corte de pelo que dejaba libres las orejas, las cejas y el cuello.

Ziryab, el esclavo que creó costumbres que siguen hoy en día

Creó un champú para el pelo, a base de agua de rosas y sal que dejaba el cabello más sano y bello que antes.

Creó un pasta de dientes cuya receta, aunque no ha llegado hasta nuestros días, sabemos que era de una textura y sabor muy agradables.

Desarrolló un desodorante axilar para no oler a sudor.

– Introdujo el cambio de vestuario según las estaciones: ropa oscura y pesada para el invierno y ligera y clara para el calor. Su idea era que el color del vestuario debe seguir el de las estaciones; rojos, amarillos y naranjas en otoño, colores brillantes en primavera y ligeros en verano. Por él viene la costumbre de no usar el blanco y otros colores claros cuando llega el otoño.

Ziryab, el esclavo que creó costumbres que siguen hoy en día

Estas y otras costumbres que introdujo se expandieron por todas las cortes europeas y han llegado hasta nuestros días. ¿Te imaginabas que este era su origen?

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer:

– 6 Delirantes costumbres de reyes y reinas de la historia

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here