Hoy en día nos parece imposible que en épocas pretéritas se exhibieran seres humanos al lado de animales para servir de entretenimiento. A principios del siglo XX, bajo el epígrafe «Exhibiciones de Pueblos», aldeas enteras, por una mísera gratificación, vivieron en zoológicos o pabellones para que su modo de vida fuera conocido por el gran público. En Supercurioso os hablamos del caso de Ota Benga, que junto a otros africanos fueron capturados y vendidos por pertenecer al grupo de los llamados «pigmeos», con la finalidad de ser exhibidos en la Exposición Universal de San Luis (EE.UU.). En esta ocasión queremos acercarnos al zoo de Moctezuma que además de animales incluía humanos.

El zoo de Moctezuma

El año 1519 los conquistadores españoles llegaron a la ciudad mexica de Tenochtitlan y observaron asombrados como, entre los inmensos palacios y jardines que poseía  Moctezuma Xocoyotzin, también llamado Moctezuma II, existía una zona que albergaba una extensa colección zoológica.

El zoo de Moctezuma que incluía humanos

Las construcciones de la «Casa de Fieras» o «Casa de Animales» estaban en el Palacio de Moctezuma, al sudoeste de la zona de ceremonias. Según la descripción de los españoles, que quedaron absolutamente asombrados de lo que vieron, consistían en casas de madera y piedra rodeadas de un bosque de pinos.

El zoológico de Moctezuma incluía 20 estanques o acuarios, 10 de los cuales eran para peces de agua dulce y 20 para los de agua salada y numerosas aves acuáticas que vivían en esos estanques. Recintos techados y con rejas de madera para contener aves rapaces y otros para aves menores, que no fueran acuáticas, como guacamayos, loros, quetzales etc. Un reptiliario que estremeció a los españoles ya que contenía además de sapos, ranas o cocodrilos, gran número de serpientes en recipientes como tinajas o grandes cántaros. Esos hombres quedaron especialmente horrorizados ante los especímenes de serpiente cascabel que guardaba el zoo.

El zoo de Moctezuma que incluía humanos

Uno de los sectores correspondía a las «fieras». En numerosas jaulas se conservaban mamíferos de gran tamaño, muchos de ellos carnívoros, como jaguares, pumas, lobos, osos, bisontes, etc. Al parecer, en muchas ocasiones, estos animales feroces eran alimentados con los restos de sacrificios humanos.

Para atender todas estas instalaciones trabajaban en el complejo más de 600 personas, 300 para las aves y otras tantas para las fieras, además de numerosos veterinarios. En una zona adyacente se criaban pequeños animales destinados únicamente a servir de alimento a los especímenes del zoo.

El zoo de Moctezuma que incluía humanos

El zoo de Moctezuma incluía también una casa en la que se reunían humanos que para los aztecas eran de aspecto «extraño». Esta definición incluía a personas con albinismo, enanismo, con deformidades como jorobas y con otras anomalías genéticas.

La finalidad del zoo para los historiadores no está del todo clara. Pudo servir únicamente como diversión para la corte del rey y su familia o ser un vivero de animales destinados a ser sacrificados y que esperaban allí a que llegara su momento.

El zoológico de Moctezuma fue quemado y totalmente destruido, a la vez que la ciudad de Tenochtitlan, por Hernán Cortés y sus tropas el 13 de agosto del año 1521.

¿Conocías la existencia del zoo de Moctezuma? Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer el post:

 Aztecas y sacrificios humanos. ¿Te atreves a saber más?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here