Valora este post

Los Hermanos Marx son el grupo norteamericano de humor del siglo XX más conocido y exitoso de todos los tiempos. Se ha escrito mucho sobre estos grandes cómicos, especialmente sobre Groucho, el más carismático de los cuatro hermanos que inicialmente integraron el grupo. Pero aún quedan detalles de sus vidas que no son tan conocidos para el público y que ellos fueron desgranando en sus autobiografías, libros y entrevistas. En este artículo os contamos algunas de las curiosidades de sus vidas que seguro te sorprenderán y te gustará conocer.

  1. Todos adoraban a su madre, Minnie Schoenberg Marx, incansable y principal responsable del éxito de sus hijos. Ella fue la encargada de buscarles trabajos en espectáculos y quien terminó por juntar a sus cinco hijos, Groucho, Zeppo, Chico, Harpo y Gummo, como grupo.

HERMANOS MARX 2

  1. La formación fue variando hasta quedar sólo los tres hermanos Marx: Groucho, Chico y Harpo.

  2. En sus primeras actuaciones primaba más la canción que el humor. Groucho fue ampliando los números cómicos y también fue el quien cambió el nombre del grupo de The Four Nightingale a Los Hermanos Marx.

  3. Al principio la acogida del público no fue muy cálida, pero su tío Al Shean, ya metido en el mundo del espectáculo, les aconsejó definir y diferenciar más sus personajes. De su consejo nacieron los roles que les llevarían a hacerse mundialmente famosos: Groucho sería quien llevase el peso de los diálogos, Chico adoptaría el rol de pícaro italiano y jugador; Gummo el galán y Harpo, el más alocado y sin apenas diálogos. Harpo añadiría después su toque personal , y tras una mala crítica a su actuación, decidió reducir del todo sus líneas de texto y suplir su mudez con el uso de la bocina de un coche viejo y empezó a rematar su atuendo con una gabardina también vieja y sucia.

  4. La llegada del éxito se hizo esperar. Groucho tenía más de 30 años cuando consiguieron al fin un éxito rotundo en Nueva York. Tras una primera gira triunfal en 1920, fue en 1924 cuando lograron ser estrellas de Broadway con el espectáculo I’ll say she is.

  5. Entre 1929 y 1950 rodaron 13 películas, algunas auténticas joyas del cine cómico, siendo las de mayor éxito de taquilla Monkey business, 1931; Una noche en la ópera, 1935 y Un día en las carreras, 1937. HERMANOS MARX 4Su última película juntos, Amor en conserva, 1950, es más conocida por ser una de las primeras apariciones en el cine de la bella Marilyn Monroe y también de las primeras que utilizaron marcas comerciales para financiar el film.

  6. El año 1929 fue un momento duro para la familia Marx. La alegría del éxito del estreno de su primera película, Los cuatro cocos, se vio empañado por el fallecimiento de su madre, Minnie Schoenberg Marx, puntal de la familia; y la pérdida de parte de su fortuna en la caída de la Bolsa de Nueva York. Los dos golpes dejaron a los Marx sumidos en la tristeza. Groucho arrastaría problemas de insomnio desde entonces y hasta su muerte.

  7. Según The New York Times, además de en la industria del espectáculo y del cine también invirtieron en investigación. Concretamente, Zeppo Marx abandonó el grupo para dedicarse a la mecánica e invento un sistemas de argollas de anclaje utilizado en bombas nucleares y un reloj capaz de medir el pulso.

  8. Durante el segundo viaje de Salvador Dalí a Estados Unidos, el artista quedó sorprendido por el talento de los Hermanos Marx y envió un telegrama a Harpo Marx en el que le solicitaba poder hacerle un retrato. Harpo también era admirador de la obra de Dalí y llegaron a congeniar de tal manera que en los descansos del rodaje de Un día en las carreras, en 1937, escribieron juntos un guión cinematográfico de lo más surrealista. HERMANOS MARX 3El guión lleva por primer título: Jirafas en ensalada de lomos de caballo y como definitivo, La mujer surrealista. Nunca se llegó a filmar. Uno de los dibujos hechos por Dalí para el film, El piano surrealista, fue adquirido por la Fundación Dalí en 2009.

  9. Aunque la fama de intelectual la tuvo siempre Groucho por sus libros y su gran capacidad de improvisar diálogos brillantes, Harpo también llegó a formar parte de una de las tertulias de intelectuales más destacadas de Nueva York de los años 20, la Mesa redonda del Hotel Algoquin. Además, Harpo llevó una vida muy interesante y confesó en sus memorias haber sacado de forma clandestina documentos secretos en la Unión Soviética, ser amigo de Greta Garbo, del Príncipe de Gales, George Gershwin y Somerset Maugham, entre otras personalidades. Una de sus favoritas fue el rey Alfonso XIII de España. De él contaba la anécdota de que era duro de oído y le costaba distinguir unas piezas musicales de otras, una tara que le obligaba a tener un ayudante para que le avisase cuando sonaba el Himno de España.

  10. Por lo que respecta a Chico, éste siempre andaba en líos de faldas y cartas. Ambos le obligaron a salir corriendo más de una vez, pero el peor de ellos fue cuando pagó con un cheque sin fondos a uno de los gánsters más peligrosos de los años 40, “Bugsy” Siegel, librándose de las posibles consecuencias de la trampa por la repentina muerte del temido gánster. El cómico tenía una deuda de juego con él y sólo unos días después de la partida, Siegel fue asesinado. La sorpresa de la policía fue máxima cuando en sus bolsillos encontraron un cheque firmado por Chico Marx.

Son muchas las anécdotas de los Hermanos Marx, pero aquí hemos recogido algunas de las menos conocidas y curiosas. Un pequeño homenaje a unos de los cómicos que más nos han hecho reír. Y tú, ¿a quién consideras el mejor cómico o grupo de cómicos de la Historia?

 Imagen: Insomnia Cured Here, Ethan Edwards

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here