El océano. Dimensión cercana pero a la vez desconocida que recubre casi el 70% de la superficie de nuestro planeta. Algo asombroso pero a la vez inquietante, porque ¿Lo conocemos todo tal vez de esa dimensión acuática tan llena de vida? ¿Qué se esconde en sus profundidades? La verdad es que resulta curioso pensar que el hombre, en su afán de conocimiento haya llegado incluso a explorar el espacio, a mandar sondas a lejanos planetas, y sin embargo según nos dicen los expertos solo hemos llegado a conocer un poco más del 5% de nuestros océanos. Lejos queda de nuestro alcance ese mundo abisal lleno de animales exóticos donde habitan criaturas imposibles.

Así pues, hoy en Supercurioso queremos sumergirnos contigo en este universo azul que nos dio la vida en su momento. Y que nos la ofrece día a día con su incomparable belleza…. y sus misterios.

1. ¿Por qué el océano es azul?

oceano (2)_660x330

Puede que te lo hayas preguntado alguna vez. Bien en primer lugar comentarte que el océano se verá azul sobre todo si nos situamos en altamar o si nos colocamos en una tranquila orilla del Mediterráneo o el Caribe. Allí el agua arranca a nuestra mirada el azul más puro, el más intenso. Pero en realidad son diferentes variaciones de azul.

La intensidad de ese tono se debe ante todo al tema de la profundidad y al orden en el que traspasan el agua las longitudes ondas de luz y sus colores a las propias moléculas. Y el modo en el que suelen traspasar la barrera del agua es el siguiente: infrarrojo, rojo y luz ultra violeta, amarillo, verde y violeta. Siendo precisamente la luz azul la última en penetrar el agua y, por tanto la que le ofrece es atractivo color. Otro dato a tener en cuenta es que a mayor profundidad, el azul es más más intenso. Si hay poca profundidad, el tono es más clarito.

2.  Hay más vida en los océanos que en la superficie

oceano (1)_660x330

Esto probablemente ya lo intuías. Pero cabe decir, que por efecto de la contaminación y de la siempre hábil mano del hombre esta balanza está perdiendo poco a poco su peso. Recordemos por ejemplo nuestro artículo sobre las islas de basura de plástico y su impacto en el medioambiente.

Bien, pues hemos de saber que nuestros océanos son una maravilla natural rica en especies que aún no conocemos del todo. Debido a la presión del agua es muy difícil sumergirnos en el océano hasta esos límites donde la vida, sigue siendo tan rica como desconocida. Decirte por ejemplo que se sabe que aún no tenemos clasificadas de 7 a 8 especies de delfines y ballenas. Que hay cascadas submarinas que no conocemos, y que las especies acuáticas representan en realidad, el 94% de toda la vida del planeta. ¿Sorprendido?

3. ¿Existió de verdad el Kraken?

kraken_660x330

Kraken, calamar gigante que Julio Verne nos trajo en su fantástica novela «2000 leguas de viaje submarino». Sabemos que existen calamares de grandísimas dimensiones, criaturas que yacen en nuestros museos debido a que casi siempre nos encontramos con ellos cuando ascienden de las profundidades ya moribundos.

Pero si nos referimos no al calamar gigante sino a la figura mitológica del Kraken, podemos encontrar a «un primo» suyo que existió en nuestros océanos en el periodo del Triásico. Era una criatura increíble, un saurio de las profundidades cuyos restos se hallaron en el desierto de Nevada.

4. ¿Existen los agujeros negros en el océano?

Seguramente, al leer esto te hayas quedado desconcertado. Bien, en realidad no podemos hablar de auténticos agujeros negros con características similares a los que se producen a nivel espacial. Pero es un fenómeno que inquieta a los expertos. Pero ¿de qué se trata? Fue a lo largo del 2006 y el 2007, cuando empezó a documentarse un extraño comportamiento en el Atlántico sur. Los satélites captaban gigantescos remolinos, inmensos círculos de 150 km de diámetro. ¿Qué podía ser? Los científicos se dieron cuenta de que dichos fenómenos se comportaban casi igual a los agujeros negros del espacio: succionaban elementos en su interior y ya no volvían a salir.

Obviamente no tienen nada que ver con los agujeros negros que todos conocemos, pero lo sucedido en dicha época alarmó mucho a la comunidad de expertos. Los bordes de los remolinos disponían de una especie de cinturón brillante formado por invertebrados marinos bioluminiscentes, todo ello envuelto en una órbita cerrada similar al movimiento de la luz en la fotosfera. Algo increíble que puedes ver en este vídeo de la NASA.

5. La montaña más grande del mundo, está bajo el mar

De acuerdo ¿Podrías decirnos cuál es la cima más alta de nuestro planeta? ¿El Everest? ¿El Aconcagua? ¿El Kilimanjaro? En absoluto. Ahora cada vez que te hagan esta pregunta puedes responder con tranquilidad que es el Mauna Kea, en Hawai. Se trata de un volcán que dispone, ni más ni menos que de  10.203 metros de altitud, aunque nosotros, solo podemos ver sus 4.213 metros, los que quedan en la superficie.

oceano supercurioso_660x330

Fascinante ¿no es así? Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales Facebook, TwitterGoogle+

Imagen: Chema ConcellónMauro LunaNiall Deiraniya

19 Comentarios

  1. increíbles publicaciones, he visto varias curiosidades de ti Valeria Sabater Zarzo, quisiera conocerte, ¿de que país eres? tenemos mucho en común: una curiosidad insaciable!!!! de verdad me encnatas tu publicaciones 🙂 espero muchas más porfiiiis

    • Muchísimas gracias Luzelí, es un placer contar contigo en nuestro espacio y que seas cómo no… una gran alma curiosa más. Un gran abrazo desde España!

  2. Señorita valeria.
    Con sus articulos se ha ganado mi cariño, respeto y admiracion ……
    Muchisimas gracias le deseo LO MEJOR

  3. ¡Fascinante! La verdad es que el mar me parece asombrosamente hermoso. Me encanta el mar, pero también me da tanto miedo. La mayor montaña del mundo… ¿está bajo el agua? ¡Les juro que me impactó! ¡Cuántos secretos más no nos ocultan esas aguas misteriosas! Y sin embargo, el ser humano prefiere explorar lo que hay afuera de su planeta. Me encantó el artículo.

  4. […] Algo, como puedes ver, realmente fascinante. Así pues, la respuesta sobre si los peces beben o no beben agua era mucho más compleja de lo que pensábamos. Algo que merece la pena saber, sin duda. Pero ¿te apetece quizá saber más cosas sobre nuestros océanos y sus maravillas? Entonces no te pierdas el artículo sobre curiosidades sobre el mar. […]

  5. […] Algo, como podrias ver, realmente fascinante. Así pues, la respuesta sobre si los peces beben o no beben agua era mucho más compleja de lo que pensábamos. Algo que merece la pena saber, sin duda. Pero ¿te apetece quiza saber mas cosas sobre nuestros océanos y sus maravillas? Entonces no te pierdas el capítulo sobre curiosidades sobre el mar. […]

  6. […] Este asombroso fenómeno se conoce desde 1947 y se da sólo en las superficies muy, muy, heladas, ahí donde las capas de sal, que se quedan siempre en la superficie, terminan hundiéndose poco a poco al ser más pesada que el resto del agua. En su descenso van adquiriendo esas formas alargadas tan tétricas que los científicos llaman dedos o brazos de la muerte. Poco a poco dichos “brinicles” van sumergiéndose por la fuerza de su peso y su continua formación. Un proceso que dura entre 5 y 6 horas y que siempre es letal, porque su destino va a ser el de llegar al suelo y atacar con su manto frío cualquier forma de vida submarina.  […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here