Hay preguntas tan insólitas que no parecen tener sentido. A Isaac Newton, por ejemplo, se le ocurrió preguntarse un día por qué la manzana caía del árbol. Por aquel entonces, la pregunta no parecía tener cabida, pero la razón por la cual la manzana caía fue todo un acontecimiento: la gravedad. Por eso, ninguna pregunta es baladí, y hoy en Supercurioso nos hemos propuesto responder por qué el mar es azul. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

¿Por qué el mar es azul?

¿Por qué el mar es azul?

Resulta curioso que, si le pedimos a cualquier niño que nos dibuje un vaso de agua, probablemente empleará el color azul para pintar el agua. No obstante, sabemos que no es de color azul, sino transparente. De hecho, el agua es incolora, inodora e insípida; por lo que no tiene olor, sabor ni color (en otra ocasión, hemos indagado en si el agua no tiene sabor). Es más, si vemos un riachuelo poco profundo y no contaminado, podremos apreciar su transparencia. Pero, ¿entonces por qué el mar es azul?

1. ¿Es por el color del cielo?

Una de las explicaciones más frecuentes a por qué el mar es azul reza que es por el color del cielo, ya que el mar lo refleja. Esta ha sido una explicación muy frecuente en las escuelas, sin embargo el tiempo la ha dejado fuera de circulación; está más que comprobado que esto no es así. De hecho, la explicación de por qué el mar es azul tiene mucho más que ver con la física, y con cómo funciona la luz. Aunque la comunidad científica, y especialmente quienes se dedican a la física, están muy al tanto de esto, la verdad es que la mayoría de las personas desconocen cómo funcionan realmente los colores y la luz.

Una de las curiosidades del sol es que constantemente nos está enviando radiaciones electromagnéticas que influyen ampliamente en la vida en la Tierra. No obstante, todo lo que el ser humano logra ver de esa radiación es la luz. Esta luz, de color blanco, está compuesta por todos los colores del espectro de colores (es decir, el color blanco está compuesto de todos los colores que podemos ver los seres humanos). Siendo así, todos los colores que logramos ver en nuestra vida cotidiana no son más que los colores que estos objetos reflejan de la luz que obtienen del sol. Es decir, todos los objetos con los que interactuamos a su vez reciben luz, y de esa luz absorben una parte y reflejan la otra. Siendo así, los objetos blancos son capaces de reflejar toda la luz que reciben.

Por otro lado, los objetos rojos, por ejemplo, absorben longitudes de ondas más bajas (en esta escala se encuentran diferentes tonalidades, como el azul) y reflejan las demás ondas, como el rojo. Este es un proceso del que no somos conscientes todo el tiempo, pero que incide en cómo vemos el mundo, y lo afecta todo. Siendo así, lo mismo ocurre con el mar y la verdad es que no podemos entender por qué el mar es azul sin antes entender este proceso.

2. Cómo la luz incide sobre el mar

Cómo la luz incide sobre el mar

Pues, bien, seguramente hay muchas cosas que no sabías sobre los colores, y esto seguramente te puede generar algunas dudas (como, por ejemplo, si vemos todos los mismos colores). Pero sigamos indagando sobre el azul del mar. Como te decíamos, los colores no son sino el reflejo de la luz, y lo que ocurre con el mar no es nada diferente a esto. El mar percibe la luz del sol y, a partir de allí, absorbe algunos colores y refleja otros colores. Al contrario de lo que ocurre con los objetos de color rojo (o, mejor dicho, que reflejan el rojo), el mar absorbe las longitudes de ondas más altas (por ejemplo, el color rojo) lo que hace que termine reflejando otras tonalidades, como el azul, una de las más frecuentes en el caso del mar.

Por supuesto, hay otros factores que influyen en el color del mar. Por ejemplo, qué tan contaminada esté el agua, la profundidad del océano y la misma vida marina que está presente o no en ese mar. Un mar con muchas algas, por ejemplo, no tendrá el mismo color que un mar sin algas. Sin embargo, lo que es más determinante en cuanto a los colores del mar es, sin duda, la luz que recibe del sol, y es este fenómeno el que termina por responder a la pregunta de por qué el mar es azul.

3. Aguas cristalinas

Ok, el mar es azul porque absorbe ciertas longitudes de ondas y refleja otras, lo que nosotros terminamos percibiendo como el color azul. Pero, ¿y qué pasa con las aguas cristalinas? ¿Si esto es verdad entonces por qué hay aguas cristalinas? ¿Y por qué cuando sirvo un vaso de agua entonces este no es azul? Parece que hay gato encerrado, pero la verdad es que no es así. Como te dijimos más arriba, hay varios factores que influyen en este proceso, y uno de ellos es la profundidad del océano, así como la cantidad de agua que haya.

Como te dijimos, el agua es incolora, y esto hace que se necesite una gran cantidad de agua para que se produzca ese efecto que la hace ver azul. Es por ello mismo que dependiendo de la profundidad del océano varía el color del mismo, y esta también es la razón por la cual un pequeño riachuelo pueda ser completamente cristalino, mientras que un río ancho y profundo no. Todos estos fenómenos nos han acompañado desde el principio de los tiempos, y esto mismo hace que  preguntar la causa de por qué el mar es azul parezca una tontería, al igual que a muchos les pareció que preguntarse por qué se caían las manzanas del árbol era una tontería, pero la verdad es que todos estos hechos esconden cuestiones más profundas que, sin duda, son sorprendentes.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre por qué el mar es azul? ¿Sabías cómo la luz del sol influye en todo lo que vemos? ¿Conoces otras curiosidades del agua? No te imaginas todo lo que se esconde en una gota de agua. No te olvides de dejarnos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here