Tener poco tiempo o estar muy cansados no pueden ser excusas para no contar un cuento a los niños cuando se meten en la cama. Este breve rato que comparten padres e hijos acaba siendo uno de los más importantes del día, ya que  de esta manera se fomenta el hábito de la lectura, se apaciguan los ánimos de la jornada (quizá ajetreados) y se intercambian opiniones derivadas de lo que se aprende en las historias. Por si no sabes por dónde empezar te aconsejamos 9 cuentos infantiles cortos para leer antes de dormir.

9 cuentos infantiles cortos para leer antes de dormir

Entre las historias cortas para niños se pueden hacer muchas clasificaciones (y todas son buenas). Nosotros los hemos dividido en tres secciones: clásicos, con moraleja y de princesas.

Cuentos infantiles cortos clásicos o tradicionales

Son historias que enfrentan a buenos contra malos y acostumbran a tener entre sus personajes a seres fantásticos, como animales parlantes. La mayoría suceden en el pasado y se sitúan en parajes cercanos.

1. ‘La Caperucita Roja’

Uno de los cuentos cortos para niños por excelencia, también conocido como Caperucita y el lobo feroz. Se puede explicar una y otra vez. Caperucita es el arquetipo de la inocencia, esa dulce niña que juega por el bosque y que recibirá una lección enorme por desobedecer a su madre. Sus frases típicas («¿Por qué tienes esa boca tan grande? Para comerte mejor», etc…) han quedado en la memoria de todos generación tras generación y el aprendizaje que extraemos de esta lectura se puede aplicar también a los peligros de las ciudades de hoy en día.

cuentos infantiles cortos

2. ‘El gato con botas’

Es un cuento clásico que nos ha llegado gracias a la recopilación de Charles Perrault. En él, un viejo molinero reparte su herencia entre sus hijos y al pequeño no le puede dejar más que su gato, pero el animal es una fuente de sorpresas y le acaba procurando una gran fortuna y la posibilidad de casarse con la hija del Rey. En este caso, la enseñanza no es muy clara, pues parece que se premia la mentira, pero el valor del animal y la fidelidad sí son aspectos a tener en cuenta.

3. ‘El patito feo’

Otra de las lecturas cortas para niños que todos hemos conocido y que recordamos seguro en más de una ocasión en nuestra vida diaria. Lo equivocada que puede ser la primera impresión y el ver más allá del físico son dos buenas lecciones aplicables a cualquier época. Y ahora que tanto se habla del bullying en las escuelas más que nunca.

Si quieres leer estos y otros cuentos clásicos, en Amazon tienes 25 Cuentos Clásicos Para Leer En 5 Minutos (Antología de cuentos cortos)

Cuentos cortos para niños con moraleja. Fábulas

Aunque todos los cuentos, de una manera u otra, tienen una moraleja, las fábulas son las que nos aportan más enseñanzas. Hemos elegido tres, pero cualquiera de ellas es buena para contar a los niños antes de dormir.

4. ‘La cigarra y la hormiga’

Una fábula clásica para niños escrita por La Fontaine, que habla del valor del esfuerzo y el trabajo. La cigarra se ríe de la hormiga porque en vez de pasarse el verano descansando y tomando el sol se pasa el día buscando comida para el invierno. Cuando llega el frío, la cigarra no tiene nada para comer ni dónde refugiarse y, en ese momento, la hormiga le recuerda lo que pasó durante el verano, pero como es buena decide compartir los suyo con ella.

5. ‘El pastor y las ovejas’

Es una fábula corta del escritor español Félix María de Samaniego gracias a la cual los niños aprenden que no se ha de engañar ni mentir. Su argumento nos refiere la historia del pastor que, aburrido y para llamar la atención, avisa varias veces de la presencia del lobo y cuando los lugareños se presentan ante él, riéndose les dice que es broma. Finalmente, cuando el lobo aparece de verdad, nadie le cree y se le come todas las ovejas.

cuentos infantiles cortos

6. ‘La rana y el escorpión’

Es una fábula que enseña a los niños que no se puede cambiar a las personas. Podemos engañarnos pensando que pueden cambiar, pero hay personas que terminan hiriendo a otras e incluso a sí mismas, sin importarles las consecuencias. Su origen es desconocido pero se piensa que pudo haber sido escrita por Esopo. En ella, un escorpión que necesita cruzar un río pide ayuda a una rana para hacerlo. Esta se niega porque sabe que el escorpión puede matarla. Él le asegura que no lo hará porque moriría él también. La rana accede y, a medio camino, el escorpión, que a pesar de todo no ha podido cambiar su forma de ser, la ataca y mueren los dos.

Si quieres leer estas y otros fábulas, en Amazon tienes Las Fábulas, de Samaniego (BIBLIOTECA ESCOLAR CONTADOS A LOS NIÑOS)

Cuentos infantiles cortos de princesas

En este apartado podríamos citar muchas historias, que además se han hecho famosas gracias a la factoría Disney, pero nos quedaremos también con tres. Estas lecturas cortas para niños nos presentan a una princesa que al principio de la historia, normalmente, es caprichosa y consentida y a la que los acontecimientos convierten en responsable y bondadosa.

7. ‘La bella durmiente’

Cuento tradicional basado en las versiones de Perrault y los Hermanos Grimm y que se popularizó gracias a la película de Disney, nos cuenta la historia de la princesa Aurora, marcada por un destino del que no se puede librar a pesar de todo lo que hacen sus padres para ello. Como siempre en los cuentos de hadas, el final es feliz. Se han hecho muchas interpretaciones sobre el verdadero significado de la historia, pero para explicar a los niños antes de dormir, mejor la versión dulcificada.

cuentos infantiles cortos

En caso de que tengas curiosidad, como adulto, por conocer la versión original e impactante de este cuento, no te pierdas: La verdadera historia de «La Bella durmiente».

8. ‘Rapunzel’

Recogido por los Hermanos Grimm es otro clásico de las princesas. En este caso, cuenta la historia de una bella chica que ha sido encerrada en una torre por una bruja. Como casi siempre acaba apareciendo el príncipe y aunque primero las cosas van mal, el final es feliz. Y la moraleja que le podríamos poner a este cuento es que no nos podemos fiar de nadie (por la bruja) y que por mucha ansiedad que le tengamos, no debemos impacientarnos y hemos de saber controlarnos.

Si quieres conocer la historia original, mucho más tenebrosa, conócela en: La OSCURA versión original del cuento de Rapunzel.

9. ‘La princesa y el guisante’

La última de las historias cortas para niños que os presentamos es otro clásico, en este caso de Hans Christian Andersen. A diferencia de otros cuentos del autor, este tiene un final feliz. Nos relata la historia de un príncipe que busca esposa y que somete a las candidatas a una prueba: notar un guisante bajo 20 colchones. Ninguna de las princesas reales que le presentan sienten molestia alguna y todas duermen a pierna suelta. Hasta que una chica llega al castillo pidiendo refugio, le ceden la cama del guisante y aparece al día siguiente con signos de haber dormido muy mal. La enseñanza que podemos extraer de este cuento, igual que de El patito feo, es que las apariencias engañan.

Si quieres leer estos y otros cuentos de princesas, en Amazon tienes Disney Princesas (100 historias Disney para leer y aprender en cualquier lugar) (PRINCESAS DISNEY)

¿Que cuentos infantiles cortos nos aconsejas tú para dormir a los niños?

Para saber más sobre los beneficios que aporta la lectura a los niños Leer cuentos CON tus hijos pequeños “acelera” su cerebro. ¡Comprobado!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here