Valora este post

Quién no recuerda a Gary Oldman en su magnífico papel de Drácula, diciendo aquello de:

“Absenta, el afrodisíaco del alma. El Hada Verde que vive en la Absenta quiere tu alma, pero tú estás a salvo conmigo”.

Fée Verde, Diablo Verde… Los nombres de la absenta son tan variados como la intensidad de su sabor. Esta bebida alcohólica, de paladar anisado y elaborada a base de las hierbas “Artemisa Absinthium”, constituye toda una evocación a lo romántico y a lo artístico.  De hecho, fue la bebida más popular del selecto grupo de poetas, escritores y pintores del París del finales del XIX, quienes buscaban su abrazo y sus efectos para transportar su mente henchida de curiosidad -y alcohol- al sugestivo olimpo de las Musas, ahí donde Baudealaire tejió las “Flores del Mal” y donde Vincent Van Gogh entrevió sus lienzos de noches estrelladas y nerviosos campos de maíz.

Pero conozcamos un poco más la historia, las virtudes de este licor y por qué arte y absenta suelen relacionarse…

Pernod Fils

Esta fue su marca comercial más conocida. Durante la “Belle Epoque” era la etiqueta más buscada y distinguida, hasta que en 1915 se prohibió su producción debido a los graves efectos secundarios que causaba en la población.

Albert Maignan, "Musa Verde" (1895): un poeta sucumbe al hada verde
Otra muerte de la relación entre arte y absenta. Albert Maignan, “Musa Verde” (1895): un poeta sucumbe al hada verde

Unos años dorados para lo artístico que encontraron en su halo verde y en Pernod Fils, todo un torrente de inspiración.

¿Cómo se prepara la absenta?

Es todo un rito de elegancia, algo que sin duda en aquellos años de finales del XIX simbolizaba una pieza más de toda la sugerente imaginería creada alrededor de la Absenta. Cabe recordar que esta bebida tiene un contenido en alcohol que va entre el 55 y el 89,9%, y que a menudo para acentuar sus efectos se le añadía en el pasado una pizca de cloruro de antimonio, de ahí las graves alucinaciones.

El rito de esta bebida tenía dos variantes: la primera era la llamada “estilo gitano”, que consistía en rociar de alcohol un terrón de azúcar hasta que prendiera, para después, mezclarlo en la propia bebida hasta que se tornase turbio.

absenta azúcares

La segunda variante era el “método parisino”, se servía en una copa de cristal junto a una cuchara con perforaciones, ahí donde se dejaba el terrón de azúcar. Al lado, solía ponerse una jarra de agua fría para rebajar la mezcla de absenta, vertiéndola poco a poco a través de la cucharilla, de modo que a poco a poco el brebaje iba adquiriendo una tonalidad similar a la de la leche, algo que los franceses denominaban como “louche” (turbio).

Literatura, arte y absenta

Oscar Wilde dijo una vez: “¿Cuál es la diferencia entre un vaso de Absenta y el ocaso?” Tal vez intentaba transmitir en esa frase el límite al solían llegar los artistas de la época para encontrar placer e inspiración. Un atractivo abismo al que asomarse de mano de la Hada Verde, donde, según dicen, Van Gogh llegó a cortarse la oreja, ebrio de esta bebida al lado de una prostituta a quien se la ofreció como regalo…

arte y absenta, hada verde
Arte y absenta estuvieron íntimamente relacionados durante una época

Verdad o no, el mito de la Absenta siempre ha estado unido a personajes como Picasso, Manet, Rimbaud o el propio Oscar Wilde, habituales admiradores de su reflejo verde y de los vapores de su abrazo.

La absenta en la actualidad

En un principio, la absenta solía venderse en farmacias como bebida medicinal. Hoy en día no existe ninguna regulación en nuestro país alrededor de ella, de hecho, la podemos encontrar junto al whisky o el coñac sin que sepamos muy bien si está elaborada de forma tradicional… pero, eso sí, sus grados de alcohol siguen siendo considerablemente altos.

No obstante, en Francia, tal vez por el recuerdo de aquellos años, prohíbe tajantemente la venta de cualquier bebida que tenga la palabra “Absenta”…  Sin embargo, y aquí viene el dato curioso, sí permite que el producto pueda ser exportado. De ahí que la podamos encontrar bajo la etiqueta de “bebida espirituosa a base de plantas”.

Pero no, no se dejen engañar, porque sigue siendo ella, la traviesa “Hada verde de la Absenta”…

Si te ha gustado este artículo, seguro que quieres descubrir 5 licores con sorpresa animal. ¿Te atreverías a probarlos? 

Imágenes: colourized!Koss

4 Comentarios

  1. interesante, despues de todo. siempre es necesario un acelerante para la mente, algo que nos lleve mas alla de la moralidad de la realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here