El carismático personaje de Al Capone y sus atrocidades han sido fuente de inspiración para innumerables libros, películas y series televisivas que lo han convertido en toda una leyenda de la que, aún hoy, se siguen descubriendo nuevos y escabrosos detalles. Un ejemplo es su tormentosa relación con el mundo paranormal, la historia de Al Capone y el fantasma que consiguió amedrentar al implacable gánster durante los últimos años de su vida. ¿Quieres descubrirla?

Al Capone y el fantasma de una víctima que lo atemorizaba

Los ajustes de cuenta son casi una “ley” que “regula” el despiadado mundo de la mafia, es el método que utilizan para resolver la mayoría de sus conflictos, una práctica que nunca acaba bien. Es así como empieza la historia que marcaría Al Capone para el resto de sus días, con la venganza por el asesinato de Pasquale Lolordo (Patsy), presidente de la Unión Siciliana y socio de Al Capone, a manos del su rival más fuerte, Giuseppe Aiello (Joe) y sus matones, Pete Gusenberg, Frank Gusenberg y Albert Kachellek (James Clark), cuñado de George Moran (Bugs), otro adversario de Al Capone, quienes deciden liquidarle por el mismo motivo que habían matado a su sucesor en ese codiciado puesto, del que Aiello se sentía más merecedor.

 Al Capone y el fantasma de una víctima que lo atemorizaba.

Obviamente este gravísimo incidente no deja indiferente a Al Capone que rompe el pacto de “paz” firmado seis meses antes y comienza una sanguinaria persecución, que acabó con la vida de la mayoría de los hombres de la banda de Aiello. El broche de oro se puso con la operación que pretendía eliminar a su otro adversario en la masacre del día de San Valentín, donde murieron todos los participantes en el asesinato de Lolordo, junto a otros miembros de la banda de Moran: el contable Adam Hayer y dos colaboradores Reinhardt H. Schwimmer y John May. Limpieza, que coronaría a Al Capone como el definitivo Rey del Hampa.

 Al Capone y el fantasma de una víctima que lo atemorizaba.

Un Rey que fue derrocado poco tiempo después por Los Intocables de Eliot Ness que consiguieron condenarlo a 11 años de prisión por evasión de impuestos. Fue allí, lejos de su imperio, donde Al Capone comenzó a ser visitado por el fantasma de una de las víctimas del San Valentín maldito: James Clarck (Jimmy), con el que los compañeros de prisión oían pelear continuamente al Boss. Según cuentan, el Rey del Hampa llegó a estar tan aterrorizado por esta visión que buscó la ayuda de espiritistas y sensitivos que, como imaginaréis, no tuvieron ningún éxito, por lo que los ataques de pánico no cesaron y terminaron por ingresarlo en un hospital psiquiátrico para presos. Según los informes médicos, Capone padecía una atrofia cerebral causada por la sífilis, enfermedad que contrajo en su juventud por tener relaciones con una prostituta infectada.

Esta afección provoca, entre otros síntomas, depresión, manía, ideas delirantes, paranoia y mioclono (contracciones involuntarias de los músculos), lo que explicaría que creyera verdaderamente no solo ver el fantasma de Jimmy, sino que sintiera que este incluso lo atacaba. Como ves hasta a los mayores y más poderosos villanos les llega al final su castigo.

¿Conocías la historia de Al Capone y el fantasma que lo persiguió hasta el final de sus días?

Descubre:

-Los yakuza: la mafia japonesa

Imágenes: Wikipedia, alexarae91.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here