A todos nos ha pasado alguna vez. Empezar una bolsa de snacks y no poder parar. Un paquete de «Cheetos» por ejemplo, con ese sabor a patata y queso, con esa sensación agridulce que nos embelesa y nos atrapa como auténticos adictos. ¿Por qué ocurre esto? ¿Hay quizás algo extraño en su composición que nos obliga irremediablemente a comer sin tener hambre? ¿Solo por placer? Pues sí. Al parecer existen ciertos alimentos adictivos, de los que podríamos comer y comer sin parar.

10 alimentos adictivos que no podemos parar de comer

Lo creas o no, existen determinados alimentos que en su composición, a veces natural, estimulan nuestro cerebro de modo imparable. En ocasiones pueden mezclarse determinados estados personales: ansiedad, estrés… comportamientos que nos hacen comer casi compulsivamente, pero solo aquellos alimentos que más placer inmediato nos aportan. Luego, como es normal, existen ese otro tipo de alimentos que las grandes empresas ya han manipulado previamente. Refrescos y aperitivos cuajados de aditivos que nos convierten casi sin querer en auténticas víctimas de las adicciones al comer. Por qué, ¿quién no siente pasión por las Oreo o las patatas fritas, por ejemplo? Acompáñanos a conocer los más potentes alimentos adictivos.

1. El queso

comidas adictivas

Iniciamos este recorrido por los alimentos adictivos, con el gustoso queso. Si no eres un intolerante a la lactosa, seguro que serás un apasionado más de los quesos. Los hay de infinitas clases: mozzarella, cabrales, brie, tierno, semi-curado, con hierbas, con nueces, de cabra, de vaca… Nos encantan.

Basta con ver un escaparate con una amplia selección de quesos deliciosos para que nuestro estómago empiece a protestar lleno de ansia. ¿Por qué ocurre? Bien, el queso genera casomorfina, debido a que dispone de caseína, algo que genera a su vez las conocidas endorfinas de inmediato en nuestro organismo, generando placer, bienestar…. y adicción.

2. Los snacks de patatas fritas

Los snacks de patatas fritas son de esos antojos de comida más peligrosos. Las tenemos siempre a nuestro lado. En fiestas, reuniones con los amigos, en el cine o cuando estamos en casa sentados en el sofá. Disponen de un alto contenido de carbohidratos y grasa, lo que las hacen tremendamente adictivas. Y no solo eso, según varios estudios, las patatas fritas estimulan nuestro sistema de recompensa cerebral. Realmente curioso.

Y curioso también el caso de los «Cheetos». Se considera que es una de las marcas de snacks más adictivas entre la población. La mezcla de queso, patatas y los aditivos artificiales con los que son procesados, los convierten en uno de los productos favoritos por la población, y uno de los que más adicción nos generan. ¿Es tu caso?

3. El chocolate

Y en nuestra lista de alimentos adictivos no puede faltar el chocolate. ¿Lo dudabas? Seguro que no. Su contenido a base de triptófano, la feniletilamina y la anandamida genera en nuestro cerebro todo un estallido de placer y tranquilidad. Es posiblemente el sabor favorito por toda la población. Son pocos los que afirman sentir desagrado al sabor del chocolate. Y es que esta sensación placentera hace también que se le considere como un excelente alimento afrodisíaco, un generador de placer que poder combinar con otro tipo de sugerencias e imaginaciones.

Dentro de la categoría de chocolates es curioso el caso de las Oreo. Se las considera también como una de las galletas más adictivas. Pero ojo, no es por las famosas tapas de chocolate, sino por la crema del centro. Toda una bomba de químicos y grasas que genera una auténtica adicción entre la población.

4. Los refrescos

Cafeína, azúcar, estimulantes… y la famosa fórmula secreta de la Coca-Cola. Sin duda que los refrescos integran la lista de los alimentos adictivos. En general, todas las marcas nos generan un inmenso placer al consumirlas. Jamás saciarán nuestra sed, al contrario, generan más ansias y más adicción debido a su alto contenido en azúcares, colorante y estimulantes.

Las burbujas nos ofrecen una sensación placentera, el sabor suele ser irresistible y nuestro cerebro está condicionado no solo por los anuncios, sino también por todos esos momentos en que solemos tomar un refresco. Nuestra mente asocia estas bebidas a los instantes de relax y ocio. A esa serie que vemos después de cenar. A ese partido que vemos con los amigos, a esa cena con tu pareja… ¿Quién puede resistirse a un refresco?

5. Las galletas

comidas poco saludables

Y en el terreno de los dulces encontramos otro de los alimentos adictivos por excelencia: las galletas. Harinas refinadas, grandes dosis de azúcar y grasas saturadas las convierten en un alimento del que es difícil despegarse. Sin embargo, existen versiones con harina integral y endulzadas con miel, que son más saludables.

6. El tocino

¿A quién no le gustan unas crujientes rebanadas de tocino para sumar a la hamburguesa, o acompañar el huevo frito del desayuno? Pues, es importante que sepas que se trata de uno de los alimentos adictivos por excelencia. Es prácticamente grasa saturada pura, cuya untuosidad se vuelve un delirio para muchos paladares.

7. El pollo frito

Y siguiendo en el campo de los alimentos adictivos con un alto contenido en grasas, debemos mencionar el rico y crujiente pollo frito. Aunque nos encante y nos parezca una solución proteica para las comidas, la realidad es que es un alimento lleno de grasas muy aditivas y muy poco saludables.

8. Las palomitas de maíz con mantequilla

Imagínate ir al cine sin tener de por medio un buen balde de palomitas de maíz con mantequilla… La película no tendría la misma gracia, ¿Verdad? Pues es porque las palomitas se suman a la lista de alimentos adictivos.

Son hidratos de carbono de absorción rápida más grasa saturada, una combinación muy poco sana. Además, si eres de los fanáticos de las que vienen en bolsas, listas para el microondas, debes saber que están contaminadas con bisfenol (un disruptor endocrino) del plástico.

9. El helado

Otro de los alimentos adictivos más difíciles de controlar es el helado. Es uno de los postres más deliciosos y populares a escala mundial. Es adictivo porque tiene un gran porcentaje de grasa, que le aporta cremosidad. También de azúcar, colorantes y aromas sintéticos. Aunque quizás no tiene un sabor igual, una buena idea es hacer lo tus propios helados caseros, con yogur griego y frutas.

10. Los cereales

alimentos adictivos

Y entre los grandes mitos sobre alimentos saludables que resultan no serlo, se destacan los cereales para el desayuno. No solo tienen altas cantidades de azúcar, sino que además son ricos en acrilamidas, sustancias cancerígenas que se crean cuando los alimentos que contienen el aminoácido asparagina se calientan a altas temperaturas en presencia de algunos azúcares. En definitiva, otro de los alimentos adictivos que te conviene sacar de tu dieta.

Y tú, ¿Conocías estos alimentos adictivos? ¿Cuáles de ellos forman parte de tu alimentación diaria? Anímate a dejarnos tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos encantados de leerte!

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here