Valora este post

Los vikingos fueron grandes maestros en el arte de construir naves y también sumamente hábiles al utilizarlos. Sus barcos llegaron a costas muy lejanas tanto para invadir y saquear como para comerciar. Existieron diversos tipos de barcos vikingos, según la finalidad a la que estuvieran destinados. Sin embargo, todos ellos compartían algunas características como ser embarcaciones de estructura única, tener una quilla real y ser, además de ligeras, flexibles. La principal división de las naves de este pueblo es entre las destinadas a la guerra, que entre los siglos VIII y XI fueron llamados “drakkars” y los que se dedicaban al comercio. Acompáñanos a conocer los Barcos Vikingos y especialmente los de guerra con estas 15 Curiosidades de los temidos drakkars.

Los drakkars fueron utilizados además de por los vikingos, por otros pueblos escandinavos y por los sajones, tanto para la guerra en zonas costeras como en el interior de sus territorios. Los habitantes de los países nórdicos consideran que son la mayor de sus reliquias y están sumamente orgullosos de este tipo de naves.

Curiosidades de los temidos drakkars, los Barcos Vikingos de guerra

1. Los barcos vikingos fueron evolucionando a lo largo de los siglos y su diseño se originó en la Edad de Piedra. En esta época se empezaron a utilizar los umiaks que eran grandes botes abiertos de piel con estructura de madera.

2. Los barcos más icónicos eran largos, estrechos y planos pudiendo navegar tanto en ríos como hacer frente a mares embravecidos. Eran rápidos y duraderos teniendo la particularidad de que, por sus características, eran en muchos casos lo suficientemente ligeros para poder ser transportados por tierra. Se denominaban långskip, que en español significa “barco largo” y los más famosos son los drakkars.

Barcos Vikingos | 15 Curiosidades de los temidos drakkars

3. Estaban construido con un sistema que se conoce como casco trincado o casco a tingladillo (clinker en inglés) que consiste en tablas de madera, generalmente de roble, que se superponen. Los espacios entre ellas se rellenaban con lana alquitranada o pelos de animales para conseguir que el drakkar fuera impermeable.

4. Los barcos vikingos estaban adornados habitualmente en su parte delantera con cabezas de animales. Las más comunes eran las testas de dragones o serpientes y su diseño perseguía atemorizar a los espíritus de las tierras que los vikingos atacaban. Muchas veces estas cabezas eran desmontables para que cuando llegasen a su tierra pudieran ser guardadas y no asustar a los espíritus protectores de sus costas.

Barcos Vikingos | 15 Curiosidades de los temidos drakkars

5. La palabra “drakkar” nos ha llegado del islandés antiguo y significa dragón. Se denominaba así a las embarcaciones debido a ese mascarón que hemos citado y que solía ser una representación de esa bestia mitológica.

6. Los drakars y la mayoría de barcos vikingos eran de poco calado lo que le permitía navegar en aguas muy poco profundas y por tanto desembarcar en las playas con poco más de un metro de profundidad.

7. Los drakkars eran capaces de navegar a 17 nudos lo que supone unos 31 km. por hora si las condiciones les eran propicias.

8. Una de las curiosidades de los drakkars era su simetría proa-popa. Este hecho se traducía en una gran velocidad de retroceso ya que no se requería dar la vuelta a la nave para hacerlo, siendo particularmente útil cuando navegaban por mares helados.

Barcos Vikingos | 15 Curiosidades de los temidos drakkars

9. Los barcos vikingos se movían a fuerza de remos y también utilizaban una enorme vela cuadrada tejida en lana.

10. La dirección se llevaba con un solo remo de dirección situado en la zona posterior de la nave.

11. Habitualmente la tripulación de un barco vikingo incluía un timonel experimentado, un vigía, un encargado del desagüe del barco, la tripulación de vela y los remeros.

12. La tripulación solía consumir conservas de pescado, frutas secas y pan duro sin levadura. Dormía dentro de unos sacos de dormir forrados de piel y en los barcos no había ningún lugar que pudiera servir de w.c.

Barcos Vikingos | 15 Curiosidades de los temidos drakkars

13. Cada tripulante guardaba sus pertenencias en un cofre conocido como “cofre de mar” y los remeros solían hacer su trabajo sentados sobre él. La tripulación de un barco vikingo solía estar compuesta de entre 25 a 60 hombres.

14. Según su tamaño y finalidad los drakkars se dividían en diversos tipos: los Snekkar, barcos de guerra con 25 hombres de tripulación, los Langskip, menos frecuentes y que podían llevar entre 60 y 120 hombres y los Knarr diseñados para el transporte de tropas, ganado o esclavos.

15. El drakkar de mayor tamaño descubierto fue encontrado en el puerto de Roskilde y su eslora mide 35 metros.

Como curiosidad extra añadiremos que lo que vemos en las películas sobre los entierros en barcos vikingos era cierto. Uno de los rituales vikingos consistía en enterrar a su jefe cuando moría abordo de su barco. Se colocaba en la nave el cuerpo con sus mejores galas y sus más valiosas posesiones, que podían incluir también caballos, perros e incluso esclavos. Ellos creían que así los muertos navegarían hacia la otra vida con todo lo necesario.

En los países nórdicos existen varios museos de barcos vikingos. Entre los más famosos están el Museo de Oslo de Barcos Vikingos y el Museo de Barcos Vikingos de Roskilde en Dinamarca. ¿Qué te han parecido estas curiosidades sobre los drakkars? ¿Conoces alguna más? ¡Compártela con nosotros y así podremos ampliar esta lista de curiosidades! Si quieres saber más sobre los vikingos te invitamos a leer:

Imágenes: Museum of Cultural History, University of Oslo, Norway

3 Comentarios

  1. Buenos días.

    ¿Sabéis donde se pueden encontrar planos fidedignos de los drakkar? Cuando digo fidedignos me refiero a verdaderos, no simplemente a los que publican las marcas de modelismo. Más concretamente, si tenéis constancia que en los museos bien de Noruega o Dinamarca existen copias que se puedan comprar… Al de Oslo he entrado, pero como no domino ninguno de los dos idiomas disponibles me he quedado con las ganas de llegar más allá. Y al de Roskilde no he encontrado el link.

    Muchas gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here