Hace miles de años en América no habitaba ningún ser humano. ¿Cómo llegaron hasta ese continente? Fue a través de Beringia, el puente que unió Asia y América hasta hace 10 mil años. Acompáñanos a conocer este fascinante trozo de tierra que el agua cubrió, pero que antes sirvió de paso para que el hombre migrase y poblase el continente americano.

Beringia, el puente que unió Asia y América

Actualmente se conoce como Beringia a una amplia zona terrestre y marítima cuyos límites son por el lado asiático el río Lena de Rusia y por el americano el río Mackenzie en Canadá. Por el norte el límite es el mar de Chukchi y por el sur la  península de Kamchatka. En esta inmensa zona que incluye el mar y el estrecho de Bering estuvo hace diez mil años el llamado Puente de Beringia.

Entre Siberia y Alaska existió en dos momentos históricos diferentes una franja de tierra que emergió al descender el nivel de los océanos debido a las glaciaciones (los glaciares retuvieron las aguas que hubieran ido a parar a los mares). Por este puente transitaron animales, se mezcló la vegetación de ambos continentes y, lo más importante, los seres humanos llegaron a América.

Beringia, el puente que unió Asia y América hasta hace 10 mil años

El Estrecho de Bering es poco profundo, tiene entre 30 y 50 metros y al descender el agua oceánica permitió que emergiera un territorio de más de 1.500 km. de amplitud. Este fenómeno ocurrió por primera vez hace unos 40.000 años y duró cerca de 4.000. Se cree que durante este tiempo cruzaron los primeros humanos de Asia a América.

El agua volvió a cubrir la tierra del Puente de Beringia. Éste volvió a emerger hace 25.000 años y en esta ocasión se cree que duró unos 15.000 años. En este tiempo los hombres se instalaron en él y volvieron a transitar entre ambos continentes dando lugar a un segundo grupo de población que se instaló en lo que hoy es América.

Beringia, el puente que unió Asia y América hasta hace 10 mil años

En Beringia el clima era más suave que en otras regiones aledañas. Había más humedad y la temperatura se mantenía en 10º muchas épocas del año. La vegetación de la zona estaba compuesta por arbustos leñosos que podían ser fácilmente utilizados para encender hogueras y mantenerse calientes, por ese motivo no es de extrañar que durante siglos el Puente de Beringia estuviera habitado y desde él diversos grupos cruzasen a uno u otro continente.

También los animales habitaron Beringia, especialmente los grandes mamíferos que encontraron allí tierras de abundante pastoreo, especialmente se han hallado restos de  Mamuts peludos, borregos cimarrones y pequeños mamíferos.

Beringia, el puente que unió Asia y América hasta hace 10 mil años

Los investigadores no obstante, alertan de que a América también llegaron, tal como demuestran los análisis genéticos, humanos procedentes de Australia, Papúa Nueva Guinea y las Islas Andamán.

En este mapa se ve como era el Puente de Beringia y como es actualmente la zona conocida como Beringia y en la que ambos continentes quedan separados por el Estrecho de Bering.

Actualmente, las zonas habitadas de Beringia, como el noroeste de Alaska y el este ruso tienen algunos elementos comunes como el lenguaje y las tradiciones, a pesar de estar en diferentes continentes.

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras conocer Dockland leyendo el post:

– Doggerland, la tierra habitada que se hundió y aisló Gran Bretaña

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here