Hace unos meses un conductor con un automóvil Tesla S, con piloto automático como innovación, sufrió un accidente mortal en una autopista de Florida, Estados Unidos, generando una polémica en torno al uso de este sistema y de si es confiable o si debe ser eliminado. Entretanto se ha presentado un nuevo caso que apunta a una visión más amable de esta herramienta.

Un coche Tesla lleva al hospital a su dueño tras sufrir una embolia

El  accidente  mortal  en  Florida  ocurrido  con  un  coche Tesla S que llevaba el piloto automático –autopilot– activado, ocurrió cuando este vehículo se estrelló contra la parte trasera de un camión que cambió de canal de improviso. Aunque hay testimonios que señalan que el conductor iba viendo una película en un DVD portátil en el momento del choque, las autoridades estadounidenses han abierto una investigación en torno al uso de este sistema y su potencial peligrosidad.

Un coche Tesla lleva al hospital a su dueño tras sufrir una embolia

Entretanto, una nueva historia nos habla de las posibles virtudes de este sistema. Un abogado de 37 años, Joshua Neally, conducía desde su despacho en Springfield, Missouri, a su casa en Branson, también en Missouri, manejando un coche Tesla X con el piloto automático activado. El sistema de Tesla permite que el auto se desplace largos trechos en autopista, controlando la dirección, velocidad y frenado; sin embargo el conductor no puede desentenderse por completo de la conducción, y de hecho, Joshua estaba al tanto del accidente de Florida y había prometido a su esposa no confiar del todo en el sistema de piloto automático.

De golpe, Neally sintió un fuerte dolor en el abdomen que fue incrementándose hasta más arriba de la boca del estómago. Poco antes de perder la conciencia programó el auto para que buscase un hospital, y lo siguiente que recuerda es que se encontraba siendo atendido por médicos y enfermeras.

Un coche Tesla lleva al hospital a su dueño tras sufrir una embolia

El autopilot del Tesla X condujo por más de 32 kilómetros, salió de la autopista y se detuvo en la rampa de Emergencia del hospital más cercano. Neally había sufrido una embolia pulmonar y es posible que haya salvado su vida gracias a la celeridad con que llegó al hospital. Hay quienes opinan que lo más sensato hubiera sido llamar una ambulancia, pero Neally cree que el piloto automático del Tesla salvó su vida.

A pesar de esta historia, hay quienes siguen dudando de la seguridad del esta característica. Elon Musk, el fundador y director de Tesla Motors, insiste en defenderlo y apunta a la necesidad de educar mejor a los conductores respecto a su uso –es decir, que aunque lo tengas encendido no puedes quitar la vista de la carretera– para evitar estupideces con un posible desenlace fatal.

Un coche Tesla lleva al hospital a su dueño tras sufrir una embolia

Todo depende del uso que se le dé y de la capacidad de los conductores. Definitivamente, estamos a las puertas de un gran cambio. ¿A ti te gustaría tener un coche Tesla? Y para poner las cosas en perspectiva, lee estos mitos sobre los coches eléctricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here