La generación internet es una completamente distinta a la que creció sin tecnologías de comunicación tan avanzadas. El solo hecho de poder ubicar a alguien a cualquier hora y casi en cualquier lugar puede dar una gran sensación de paranoia, de que a uno lo están vigilando continuamente.

No pasa así con quien creció en las 2 últimas décadas; de hecho, para estas personas suele ser de lo más normal actualizar sus estados en distintas redes sociales.

¿Cuánto sabe Google de ti? ¡Averígualo!

Si tienes un perfil en Facebook, YouTube, Linkedin, o algunas otras redes sociales, la respuesta a la pregunta que titula el artículo es afirmativa: apareces en Google. Y si no lo crees, teclea tu nombre en el buscador y “googléate”.

gol

Esto sucede porque en sus comienzos Google era sólo un motor de búsqueda, pero con el tiempo la red cambió y las propiedades del buscador también: se ampliaron sus propiedades y ahora incluyen servicios como Android, Gmail, YouTube, Google+, Drive y algunos más.

Kaspersky Lab, un grupo internacional cuyos productos y tecnologías garantizan protección informática, advierte sobre el inconveniente de compartir información personal en la red, si bien en el caso de Google hay cierta diferencia:

“Aunque es fácil marcar casillas y aceptar términos sin leerlos, Google se ha dado cuenta de que no es Facebook y, en cierta medida, valora la privacidad”.

Cómo saber si Google sabe algo de mí

Visita la página About Me de Google y selecciona Comprobar privacidad. Te aparecerá tu página de Google+ y allí una pestaña que dice Empezar ahora, clica y se te mostrará tu privacidad online y cualquier cosa que hayas compartido. En Google+, claro.

google+

Lo interesante de esto es que a cada paso, tú podrás seleccionar qué información quieres que se comparta y con quién (tus círculos, amigos, público, etc.). Dependerá también de cuáles servicios usas con tu cuenta y en algunos casos recibirás advertencias que, dado el supuesto de que te niegues a compartirlas con Google, podrían repercutir en el funcionamiento de aplicaciones o del sistema operativo.

La gente de Kaspersky Lab recomienda hacer esta “limpieza” cada tres meses, por lo menos; eso porque casi nadie se lee los “Términos y condiciones de uso” de cada aplicación que bajamos a nuestro móvil, y revisar cada cierto tiempo el modo en que compartes tus cosas en Google es una manera de proteger tus datos de anunciantes, almacenes de cookies o proveedores de aplicaciones.

¿Alguna recomendación?

Claro, estos expertos nos dan 5 consejos para mantenernos protegidos en la red:

1. Lee

Cualquier usuario debería leer lo que acepta compartir con terceras personas, por ello, aunque resulte tedioso, lee los “Términos y condiciones de uso”. Así sabrás a qué dices que sí.

2. No te quedes con la autenticación única

Es decir, tal vez sea lo más cómodo pero de plano que no es lo más seguro. Tan sólo con iniciar sesión con tu cuenta de Google ya tienes compromisos para compartir ciertos datos con terceros. Es preferible tardarse un poco más pero saber a ciencia cierta qué están haciendo con tus datos y cómo los protegen.

3. Desconfía

Internet es el escondite ideal para la gente más rara del mundo, por lo que sólo comparte tus datos en sitios que conozcas y con las personas que tú desees.

4. Sencillo ≠ mejor

Nunca aceptes compartir tus datos y tus cosas en cualquier red, por lo que optar por compartirlo todo puede ser lo más rápido, pero cualquiera podrá ver lo que buscas, qué te gusta y qué haces en internet.

5. Usa una buena herramienta de privacidad

Sigue siempre que puedas una navegación privada. La gente de Kaspersky Lab recomienda la utilización de Kaspersky Safe Browser, que te permitiría seleccionar lo que compartes con otras páginas web. O una solución similar que te dé la privacidad necesaria.

Así que ya sabes, ten cautela en la red. Y descubre la red social TSU funciona, ¡te paga por usarla!

Imágenes: Patrick Barry, Widjaya Ivan, Bart

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here