10 Curiosidades sobre el Cuerno Vikingo | ¿Para qué se usaba?
Valora este post

El cuerno vikingo es una de las herramientas más conocidas e icónicas de los vikingos. Es frecuente ver, en las películas, como estos fieros guerreros usaban cuernos para beber tras sus intensos periplos marinos, como instrumento (ya sea para anunciar batallas o victorias) o como adorno en sus cascos, a fin de infundir terror en el enemigo.

Pero, aunque el cuerno vikingo es uno de los aspectos más reconocibles de estos habitantes del norte, no todo lo que nos ha llegado de la historia es cierto. Asimismo, hay otras curiosidades sobre este instrumento y sus usos que no son tan conocidas. De hecho, incluso hay cuernos míticos y legendarios…

10 Curiosidades sobre el Cuerno Vikingo | ¿Para qué se utilizaba?

1. Esos endemoniados vikingos…

Cuerno Vikingo casco

Cuando pensamos en un cuerno vikingo, seguramente lo primero que nos venga a la cabeza sean los cascos de estos fieros guerreros, decorados con un cuerno a cada lado. Bueno, pues nada más lejos de la verdad. No está documentado que los vikingos usaran los cuernos para esa finalidad (de hecho, seria terriblemente incómodo), con lo que seguramente sea cosa de sus víctimas, que asociaron a los norteños con los demonios y les añadieron dos cuernos de puro pánico.

2. Aerófonos añejos

Uno de los usos más extendidos de los cuernos (no solo por los vikingos) es el de aerófono. Estos instrumentos se construían con cuernos de animal (como toros), aunque en los tiempos de los vikingos se usaban más otro tipo de materiales, como la madera, ya que no era fácil encontrar animales con ese tipo de cornamenta. Se usaban tanto para dar órdenes en las batallas como para marcar el inicio de un banquete (esto es tradición en Kentucky, en Estados Unidos).

3. Gjallarhorn, el cuerno mítico

Cuerno Vikingo soplar

Gjallarhorn es un cuerno que se menciona dos veces en la mitología vikinga. En la primera mención, el dios Heimdallr lo usa para beber agua de una fuente y convertirse en un sabio. Más tarde, se vuelve a mencionar Heimdallr como el amo de un cuerno mítico, Gjallarhorn, que soplará con fuerza para indicar el principio del Ragnarök. Así, se evidencian los dos usos principales del cuerno vikingo, para soplar y para beber.

4. Gjallarhorn y los vikingos modernos

Siguiendo con este mítico cuerno, el equipo de futbol americano de los Minnesota Vikings no solo tiene su nombre en referencia a los habitantes del norte, sino también su himno (“Skol, Vikings”, algo así como “Salud, Vikingos”), el logo e incluso su mascota. Los Vikings, además, tienen la curiosa costumbre de hacer sonar a su propio Gjallarhorn antes de los partidos, en los entrenamientos, o al marcar un touchdown.

5. El cuerno vikingo como vaso

Cuerno Vikingo beber

El otro gran uso del cuerno vikingo es como instrumento para beber, ya sea en banquetes, en casa o incluso en funerales. Según los restos arqueológicos, este tipo de copas se usaban muchísimo en los tiempos de los vikingos y se construían a base de cuernos de cabra u otros materiales, con lo que formaban parte de una de las bases de la cultura vikinga: beber.

6. Esa vez que Thor no puedo terminarse la bebida

Dice la leyenda que, una vez, Thor y Loki viajaban juntos y acabaron en casa del rey de los gigantes, Utgard-Loki. El rey se ríe de ellos por su pequeña estatura, y Thor accede a demostrar que el tamaño no importa en un concurso de bebidas. Los gigantes le traen un cuerno gigante lleno de bebida que Thor no puede terminarse. Aun así, el rey de los gigantes se queda impresionado, ya que el cuerno estaba trucado y contenía toda el agua del mar que Thor por poco se termina en tres tragos.

7. Bragarfull, el cuerno de la promesa

El bragarfull, o cuerno de la promesa, es un recipiente especial (en ocasiones también podía ser un vaso o una copa) con el que se hacían juramentos en ocasiones especiales. Normalmente, el jefe de la reunión hacía un juramento, bebía de cuerno y el resto de asistentes seguían bebiendo del mismo cuerno. Así, se forjaba un pacto de lealtad. El nombre, aunque no está claro, podría hacer referencia a Bragi, dios vikingo de la poesía.

8. Los cuernos de oro de Gallehus

Estos dos impresionantes cuernos de oro cuentan entre los tesoros arqueológicos más importantes de Dinamarca. Los encontró una costurera por casualidad, y su historia es apasionante: hechos de oro y decorados con inscripciones rúnicas y dibujos, se cree que se usaron como vaso en la antigüedad. Actualmente solo se conserva una copia de los cuernos, ya que los originales fueron robados y fundidos.

9. La asombrosa piedra de Snoldelev

Esta piedra, que puede encontrarse en Copenhague, es una muestra de que el cuerno vikingo no solo puede usarse para beber o tocar, sino también para escribir. Una de las runas de esta piedra datada de la era vikinga consiste en tres cuernos entrelazados, a los que se ha comparado con, entre otras teorías, un valknut o nudo de la muerte, un antiguo símbolo nórdico que consiste en tres triángulos entrelazados.

10. Buenos, bonitos y baratos cuernos de unicornio

Durante 500 años, nadie más que los vikingos tuvo lo que hay que tener para acercarse a Groenlandia. En aquel paraíso helado, los guerreros encontraron algo que les proporcionaría un buen negocio: diente de narval, el unicornio del mar. Sabiendo que sería muy difícil que alguien descubriera el timo, los vikingos vendieron esta parte de los pobres narvals a precio de oro a numerosos mercaderes y príncipes europeos, que creyeron que se trataba de las míticas criaturas

El cuerno vikingo no es solo un instrumento para soplar o beber, sino que tiene toda una herencia cultural de lo más interesante, y que nos permite, hoy, conocer los tejemanejes del ayer. Cuéntanos, ¿te ha gustado esta lista? ¿Conoces algo más sobre el cuerno que nos hayamos olvidado? ¡Recuerda que puedes dejarnos un comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here