Pocas cosas resultan tan distintivas y sensuales en el cuerpo de la mujer como los senos. Más allá de su funcionalidad biológica, están dotados de un gran atractivo del que las mujeres parecen haber estado muy conscientes desde tiempos lejanos. Ya en Supercurioso te hablamos una vez sobre las curiosidades sobre los senos femeninos, pero en esta ocasión queremos concentrarnos en la prenda que les resguarda y que se puede usar con los más diversos motivos. Comodidad, soporte, seducción… parece que existe uno para cada mujer y para cada ocasión. Hoy hacemos un viaje por las modas más lejanas, para hablarte de una prenda imprescindible del guardarropas femenino. Acompáñanos a conocer las más interesantes curiosidades del sostén.

10 curiosidades del sostén increíbles

1. El origen del primer sostén

Curiosidades del sostén

Iniciamos este recorrido por las curiosidades del sostén, contándote que esta prenda apareció entre la ropa interior femenina antigua, por allá en el año de 1700 a.C. Fueron las mujeres de la región de Creta quienes inauguraron esta peculiar costumbre. Los sostenes de aquella época eran piezas algo complejas, cuyo único fin era sujetar el peso de los senos. Por su parte, las damas romanas también fueron fieles a los llamados «strophium» para cubrir y sujetar sus pechos con la idea de que así, eran además civilizadas, no como las mujeres bárbaras que solían ir con los pechos al aire.

2. Los sujetadores eróticos

Es mucho lo que se ha discutido sobre si conviene o no usar sostén. Quienes le defienden argumentan que representa soporte y comodidad. Sus detractoras dicen que le resta libertad al cuerpo de la mujer. Pero en su versión erótica, son pocas quienes se oponen a la seducción de esta prenda. Al parecer, la historia de los sostenes eróticos no es en absoluto reciente. De hecho, restaurando un castillo en una región austríaca, se encontraron unos modelos de sujetador verdaderamente curiosos que databan del siglo XV. En esta época, esta pieza no era bien vista socialmente, y era habitual que solo las mujeres de vida libertina o poco decorosas, lo utilizaran más con fines seductores.

3. El épico sostén de Catherine de Médicis

El incómodo sujetador de Catherine de Médicis constituye por sí mismo un hito en la historia y las curiosidades del sostén. Esta dama era la esposa del Rey Enrique II de Francia. Tenía una peculiar manía y es que odiaba las cinturas anchas en las mujeres. Tanto era así, que incluso prohibió, a aquellas cuya cintura no era notoriamente estrecha, que pudieran ir a los bailes de la Corte Real de Francia en 1550. Fue ella quien introdujo en sociedad la norma del uso de un corsé que ajustaba las cinturas hasta la extenuación, oprimiendo los pechos hasta hacerlos casi desaparecer. Así se iniciaron 350 años de auténtica tortura para las mujeres, que vivían con el diafragma oprimido por culpa de las espantosas y rígidas varillas de los corsés.

4. Los sostenes de Peugeot

La familia Peugeot. ¿Te suena el nombre? Desde luego, antes de constituirse como una empresa automovilística, Peugeot creo una marca de fabricación de hojas de sierra y también de ballenas para corsés y después miriñaques. Corría el año 1832, una época en la que las mujeres de la alta sociedad europea lucían aún esa figura entallada e inhumana, capaz de disimular hasta embarazos. Ya se puede deducir los graves problemas de salud asociados al terrible corsé: desmayos, sofocos… hasta abortos.

5. El fin de los corsé

datos curiosos del sujetador

Entre las más afortunadas curiosidades del sostén destacamos el fin de los desagradables corsés. Aunque fue un proceso bastante progresivo, en Estados Unidos de América contó con un impulso notable y peculiar. A finales de la Primera Guerra Mundial, la presidencia del país solicitó a todas las mujeres que entregaran estas prendas, para convertir sus varillas en material bélico. Una colaboración que fue acatada sin dudar por la población femenina.

6. El sujetador y la revista Vogue

Entre las curiosidades del sostén, el nombre de Vogue merece especial atención. Fue esta conocida revista la que, en 1903, anunció la aparición de una prenda imprescindible para la mujer. Se supone que la responsable oficial de esta invención fue Herminie Cadolle, quien en 1889 diseñó una prenda que separaba en dos el corsé y la pieza que sostenía el pecho. Tal vez fue una mejora de la prenda del corsé, que, poco a poco, fue volviéndose menos incómoda, más bella y útil. Así, en 1893, Marie Tucek diseñó una pieza apoyo de pecho, elaborada con dos bolsas separadas para cada pecho con tirantes que pasaban a los hombros y se unían con corchetes metálicos. ¿Te suena familiar, verdad?

7. El sujetador moderno

Se suele catalogar como la creadora del primer sostén moderno a Mary Phelps Jacob en el año 1914, en Nueva York. ¿Y quién era esta chica? Pues la hija del inventor de la máquina de vapor, nada más y nada menos…Mary se puso un bonito vestido de cocktail una noche, descubriendo que se le veía el corsé, así que lo varió para que fuera mucho más cómodo. Lo hizo basándose en ideas que había visto en algunas revistas, así que viendo el espectacular resultado, fue más lista que todas las personas anteriores que ya lo habían sugerido. El 3 de noviembre de 1914, Mary Phelps Jacob patentó el sujetador. Pero eso sí…¿quieres saber quién lo dio a conocer? La explosiva Jane Russell en la película «El bandido» de Howard Hughes. Él mismo lo diseñó con ayuda de unos ingenieros aeronáuticos. ¿El resultado? Espectacular.

8. Los Buller-bra

La moda en relación con las curiosidades del sostén ha tenido diversas etapas. Destaca, por ejemplo, el estilo desarrollado en la década de los cincuenta. Fue entonces cuando estuvieron de moda los “buller-bra”, un modelo con copas picudas que levantaba mucho el pecho y otorgaba a la mujer un aspecto muy sensual. ¿Una de sus principales fanáticas? La bomba sexy Marilyn Monroe.

9. Sujetadores a tallas

datos curiosos del sujetador

Lo que hoy es parte de la normalidad, en su momento fue una verdadera revolución. Fue en los años 30 cuando se empezó a hablar de tallas en los sostenes, un asunto ampliamente agradecido por las féminas, que difícilmente se las arreglaban para usar un tamaño estándar. La responsable de la creación fue una modista llamada Ida Rosenthal, quien logró establecer un sistema de tallas basado en el tamaño y edad de cada mujer. 

10. Instrumento de protesta

Y cerramos este viaje por las curiosidades del sostén, contándote que desde los años 60 y hasta hoy, sigue siendo un símbolo de protesta para las feministas. De hecho, algunos grupos norteamericanos quemaban sostenes en público, como un símbolo de protesta y de liberación de la mujer de los cánones impuestos por la sociedad. Hoy hay quienes desprecian su uso, bajo argumentos similares.

Y tú, ¿Conocías estas curiosidades del sostén? ¿Sabes de otra que quisieras agregar a la lista? Anímate a dejarnos tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos deseando leerte! Mientras tanto, te dejamos con un artículo en el que te contamos todo sobre la historia del corsé y sus terribles consecuencias para la salud.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here