Sujetador de aro, sin costuras, con relleno, sujetador deportivo… un modelo para cada mujer y un diseño para cada ocasión. Son seductores y necesarios para el día a día, un símbolo de la femineidad con muchas más historia de lo que pensamos. ¿Te gustaría conocer los datos más curiosos de esta prenda imprescindible?

  1. ¿Sabes quiénes fueron las primeras en utilizar sujetador?  Las mujeres de Creta, allá por el 1.700 a. de C. Eran unas piezas algo complejas cuyo fin, era únicamente «sujetar». Por su parte, las damas romanas también fueron fieles a los llamados «strophium» para cubrir y sujetar sus pechos con la idea de que así, eran además civilizadas, no como las mujeres bárbaras que solían ir con los pechos al aire.¡Muy atrevidas, sin duda! historia de los sujetadores
  2. Sujetador erótico. Sí, así es… restaurando un castillo en una región austríaca, se encontraron unos modelos de sujetador verdaderamente curiosos que databan del siglo XV. En esta época esta pieza no era bien vista socialmente, y era habitual que solo las mujeres de vida libertina o poco decorosas, lo utilizaran más con fines seductores.
  3. El incómodo sujetador de Catherine de Médicis. Esta dama era la esposa del Rey Enrique II de Francia, una mujer que disponía de una peculiar manía: odiaba las cinturas anchas en las mujeres. Tanto era así, que incluso prohibió que pudieran ir a los bailes de la Corte Real de Francia en 1550. Y fue por ello, por esta estúpida idea, por lo que introdujo el uso de un corsé que ajustaba las cinturas hasta la extenuación, oprimiendo los pechos hasta hacerlos casi desaparecer. Así se iniciaron 350 años de auténtica tortura para las mujeres, que vivían con el diafragma oprimido por culpa de las espantosas y rígidas varillas de los corsés.curiosidades de los sujetadores
  4. La familia Peugeot. ¿Te suena el nombre? Desde luego, antes de constituirse como una empresa automobilística, la empresa Peugeot creo una empresa de fabricación de hojas de sierra, y también de ballenas para corsés y después miriñaques. Corría el año 1832, una época en a que las mujeres de la alta sociedad europea lucían aun esa figura entallada e inhumana, capaz de disimular hasta embarazos. Ya se puede deducir los graves problemas de salud asociados al terrible corsé: desmayos, sofocos… hasta abortos.
  5. El sujetador y la revista «Vogue». Fue esta conocida revista quien en 1903, anunció la aparición de una prenda imprescindible para la mujer. Se supone que la responsable de esta invención fue Herminie Cadolle, quien en 1889 diseñó una prenda que separaba en dos el corsé y la pieza que sostenía el pecho. Pero no queda clara la autoría de a aquién atribuir la idea que hoy tenemos como tal de «sujetador», tal vez fue una mejora de la prenda del corsé, que, poco a poco, fue volviéndose más «humanizadora», bella y útil. Así, en 1893, Marie Tucek diseñó una pieza apoyo de pecho, elaborada con dos bolsas separadas para cada pecho con tirantes que pasaban a los hombros y se unían con corchetes metálicos. ¿Os suena, verdad?sujetador curiosidades
  6. Howard Hughes y el sujetador. Se suele catalogar como el primer sostén moderno a Mary Phelps Jacob en el año 1914, en  Nueva York. ¿Y quién era esta chica? Pues la hija del inventor de la máquina de vapor, nada más y nada menos…Mary se puso un bonito vestido cocktail una noche, descubriendo que se le veía el corsé. Así que lo varió para que fuera mucho más cómodo, lo hizo basándose en ideas que había visto en algunas revistas, así que viendo el espectacular resultado, fue más lista que todas las personas anteriores que ya lo habían sugerido. El 3 de noviembre de 1914, Mary Phelps Jacob patentó el sujetador. Pero eso sí…¿quieres saber quién lo dio a conocer? La explosiva Jane Russell en la película «El bandido»de Howard Hughes. Él  mismo lo diseñó con ayuda de unos ingenieros aeronáuticos. ¿El resultado?  Espectacular.

Imagen: Mark & Andrea Busse

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here