La espada es una arma muy antigua. Las primeras de las que se tiene constancia están datadas 4.000 años a.C. Tanto la hechura como el manejo de las espadas prácticamente no sufrieron modificación a lo largo de los siglos, sin embargo existen muchas diferencias técnicas entre ellas, tanto debidas al período en que fueron fabricadas como a la cultura a la que pertenecieron. La espada era un arma que denotaba prestigio y las mejores eran portadas por caballeros, por eso no es de extrañar que de la mano de personajes míticos hayan pasado a la historia. Acompáñamos en Supercurioso a conocer algunas de las más famosas espadas legendarias: Zulfiqar, Tizona y Excalibur.

Tres Espadas legendarias: Zulfiqar, Tizona y Excalibur

La hoja y la empuñadura son las partes esenciales de una espada y la vaina es la cubierta en la que se la coloca cuando no se utiliza. Las espadas legendarias y las que no lo son tienen siempre por lo menos uno de los filos afilado y en muchos casos los dos. La palabra espada procede del latín «spatha» que era el nombre que tenía en Roma una espada larga y recta que utilizaba la caballería del ejército. En muchos lugares era considerada un elemento relacionado con la nobleza. Los plebeyos debían conformarse con un hacha.

1. La espada legendaria Zulfiqar

Zulfiqar

Dhû’l-fiqâr más conocida como Zulfiqar o Zulfikar es una de las espadas legendarias más famosas, especialmente en los países de religión musulmana. Es el nombre de una espada de dos puntas que el Profeta Mahoma encontró formando parte del botín que recogió tras la batalla de Badr. Esta espada es sin duda uno de los símbolos más conocidos del Islam y podemos verla representada en numerosos lugares, siendo considerada además un talismán.

El significado del nombre de Zulfiqar no está claro y existen numerosas interpretaciones, aunque se considera comúnmente que quiere decir «de dos puntas» ya que es la principal característica de esta poderosa arma blanca y por ese motivo se dice que «distingue el bien y el mal». La historia cuenta que el Profeta Mahoma llevaba consigo a Zulfiqar durante la batalla de Uhud. En el transcurso de la contienda, su yerno Alí rompió su sable contra el casco del más fuerte de sus oponente, con lo que quedó victorioso pero desarmado. Mahoma que llevaba dos espadas en el cinturón le dio a Alí a Zulfiqar. Otras versiones cuentan que en mitad de la batalla fue el arcángel Gabriel el que le tendió el arma. En cualquier caso se convirtió en una de las espadas legendarias de la historia de manera que a partir de la leyenda se frabricaron en diversos lugares espadas con el filo dividido en dos puntas.

2. Tizona, una de las espadas legendarias del Cid

Tres Espadas legendarias | Zulfiqar, Tizona y Excalibur

Según cuenta el Cantar del mio Cid, el Cid tenía dos espadas legendarias la más importante de las cuales era Tizona o Tizón. El nombre de las segunda era Colada. Perteneció originariamente al un rey de Marruecos llamado Búcar y el Campeador se la ganó peleando contra él en Valencia.

El nombre de Tizona viene de la palabra latina «titio» que significa «brasa o leño ardiendo». Perteneció al Cid tras derrotar a su propietario el rey de Marruecos y tenía una particularidad ya que su poder dependía del que la llevaba. Ayudaba al poderoso y asustaba a los indignos. Una de las leyendas relacionadas con Tizona cuenta que cuando el héroe yacía muerto en la Iglesia del Monasterio de San Pedro de Cardeña, totalmente vestido con su armadura y espada, un judío quiso arrancarle la barba y Tizona derribó al hombre. Los monjes lo reanimaron y el judío se bautizó recibiendo el nombre de Diego Gil pasando a servir al escudero del Cid.

3. Excalibur, la más famosa de las espadas legendarias

Tres Espadas legendarias | Zulfiqar, Tizona y Excalibur

El Rey Arturo de Camelot también era el poseedor de una de estas legendarias espadas. Su nombre era Excalibur y son muchos los mitos que hablan de las propiedades extraordinarias de esta arma. La leyenda cuenta que cuando murió el rey Uther Pendragon, Merlín el mago, forjó una espada en Avalon, las isla de las hadas. Esta espada era Excalibur y la clavó en una piedra situada al costado de una pequeña iglesia en la ciudad de Londres a la espera de que el sucesor del rey la extrajera de la piedra. Su nombre antiguo era «Caledfwlch» o «Caliburnus» que significa «hoja dura».

Cuenta la leyenda que antes de morir el rey Arturo había ordenado que tras su fallecimiento Excalibur fuera arrojada al lago donde habitaba Nimue, la Dama del Lago. Su caballeros se resistieron, pero finalmente lo hicieron y observaron asombrados como una mano surgía de las aguas y asía a Excalibur llevándosela a las profundidades.

Espadines, alfanjes, floretes, estoques o falcatas son algunos de los diferentes tipos de espadas que se han fabricado a lo largo de la historia. Tan solo algunas de ellas han pasado a la historia. ¿Conocías a Tizona, Excalibur o Zulfiqar? ¿Conoces otras legendarias espadas con historias interesantes? ¡Compártelas con nosotros! Estaremos encantados de leerlas. Si quieres conocer otras interesantes historias relacionadas con espadas, te proponemos que conozcas La leyenda de la espada de Damocles | ¿Pende sobre tu cabeza?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here