Esparta y Atenas | Rivalidad entre las superpotencias de la Antigua Grecia
5 con 2 votos

Las rivalidades entre superpotencias no son algo nuevo. A lo largo de la historia de la humanidad han existido numerosos ejemplos como Roma y Cartago o EE.UU. y la U.R.S.S. En la Antigua Grecia fue famosa la rivalidad entre las dos superpotencias de la zona: Esparta y Atenas. Acompáñanos en Supercurioso a conocer estas dos ciudades-estado: Esparta y Atenas, y en qué se tradujo la Rivalidad entre las superpotencias de la Antigua Grecia.

La Antigua Grecia estaba compuesta por ciudades-estado o “polis” con una autonomía total. A través de las polis se desarrolló la civilización griega. Controlaron un territorio que debía ser autosuficiente y no estar sometido a ningún poder externo. Aunque se creaban alianzas entre las diferentes polis, la independencia era básica. Debido al sentimiento de pertenencia a una de estas ciudades-estado que tenían los habitantes de la Antigua Grecia, el peor castigo para un ciudadano griego era el destierro.

La eterna rivalidad entre Esparta y Atenas, las superpotencias de la antigua Grecia

Esparta y Atenas | Rivalidad entre las superpotencias de la Antigua Grecia

Esparta y Atenas llegaron a la cumbre del poder de las polis griegas por caminos muy diferentes. Atenas fue paradigma del arte y la cultura, mientras que Esparta convirtió a sus ciudadanos en los guerreros más fuertes de toda Grecia. Los que en algún momento fueron aliados, enfrentándose a Jerjes y el Imperio Persa, se convirtieron en rivales y la rivalidad en enemistad.

Sus valores, el estilo de vida y la cultura eran tan diferentes que sus intereses difícilmente podían converger. Si bien la Guerra del Peloponeso se marca como el origen del eterno conflicto entre las superpotencias de la antigua Grecia, eran muchas las cosas que las separaban. Veamos algunos ejemplos:

Esparta y Atenas | Rivalidad entre las superpotencias de la Antigua Grecia
Ares y Atenea

Principales diferencias entre Esparta y Atenas

  • Atenas era una democracia y Esparta una oligarquía.
  • Los atenienses eran descendientes de los jónicos y los espartanos de los dorios.
  • Atenas basaba su economía en el comercio y la agricultura. Esparta no comerciaba y la agricultura era la fuente de su economía; sus relaciones con los otros estados se reducían a proporcionar un ejército y asistencia cuando se lo solicitaron.
  • Atenas era una potencia marítima y tenía pocos soldados ya que el servicio militar no era obligatorio para sus ciudadanos. Esparta era la mayor fuerza militar de Grecia ya que los espartanos estaban obligados a cumplir un duro entrenamiento militar.
  • Las niñas atenienses no recibían prácticamente ninguna educación mientras que las espartanas sí, gozando además de muchos más derechos. Puedes consultar nuestro artículo sobre las mujeres en Esparta.
  • Esparta se enorgullecía de no tener murallas. Atenas protegía su ciudad y sus templos con muros.
  • En Atenas se apoyaron las artes, la literatura y la arquitectura, construyendo templos y estatuas. El estilo de vida rígido de los espartanos dejó poco tiempo para desarrollar las artes o la literatura.
  • Atenas era protegida por Atenea, una de los principales dioses de la mitología griega, mientras que Esparta, aunque tenía templos dedicados a esa diosa y veneraba a Heracles y otros héroes de la Guerra de Troya como si fueran dioses, tenía en el centro de la ciudad un gran templo dedicado a Ares, el dios de la guerra.

La guerra del Peloponeso, origen del conflicto eterno

Esparta y Atenas | Rivalidad entre las superpotencias de la Antigua Grecia

La Guerra del Peloponeso se libró entre el 431 a.C. y el 404 a.C. Enfrentó a las dos superpotencias griegas, Esparta y Atenas y a las ciudades que orbitaban alrededor de cada una de ellas. Las aliadas de Esparta formaban la “Liga del Peloponeso” y los seguidores de Atenas la “Liga de Delos”. Los que fueron aliados para enfrentarse al Imperio Persa vivieron durante 16 años en paz tras su victoria. Sin embargo, las diferencias entre demócratas y oligarcas llevaron a un enfrentamiento imposible de resolver pacíficamente.

Tucídides relató de forma magistral en su obra “Historia de la Guerra del Peloponeso” los pormenores de esta guerra y según él, el origen de la Guerra del Peloponeso fue: “porque (Esparta) temía que los atenienses se hicieran más poderosos, al ver que la mayor parte de Hellas (Grecia) se encontraba bajo el control de Atenas”.

Esparta y Atenas | Rivalidad entre las superpotencias de la Antigua Grecia

La Guerra del Peloponeso se desarrolló en tres fases divididas por períodos de paz pactada.

  • El dominio marítimo de Atenas se opuso a la clara ventaja militar de Esparta, que en su lucha arrastraron a todos los griegos. La primera fase llamada “Guerra Arquidámica” que terminó en el 421 a.C. con la “Paz de Nicias”.
  • La paz se rompió y hubo nuevos combates en el Peloponeso. Esta segunda fase terminó en un desastre para Atenas, que en 415 a.C. atacó a varios aliados de Esparta durante dos años perdiendo gran parte de su ejército.
  • En la tercera fase, conocida como “Guerra de Decelia”, Esparta se alió con los persas y con los sátrapas de Asia Menor incitando, además, revueltas en las ciudades afines a Atenas. El resultado fue la destrucción de la flota ateniense y la rendición de la polis.

La guerra acabó en 404 a.C. con la derrota de Atenas, a pesar de ello las ideas y la visión del mundo ateniense se impusieron sobre las de la potencia vencedora. Esparta ganó la Guerra del Peloponeso, pero se encontró con un país devastado y empobrecido en el que menudearon las guerras civiles. Como consecuencia de todo ello, finalizó la época dorada griega que se había desarrollado durante el siglo V a.C.

Las diferencias entre Esaparta y Atenas, que condujeron a la Guerra del Peloponeso, pueden extrapolarse a la actualidad, ya que son un claro ejemplo de enfrentamiento político entre dos grupos que intentan coexistir, pero cuyas diferencias básicas y desequilibrios conducen al conflicto.

Además de las diferencias entre Esparta y Atenas, también te interesará…

Si te ha interesado profundizar en las diferencias entre Esparta y Atenas, es probable que también te interese conocer otras curiosidades de Grecia tan interesantes como la que hemos tratado hoy. Si además te sientes atraído por la cultura de la Antigua Grecia, quizás te interese conocer Qué ver en Atenas, su capital, y te animes a hacer las maletas para conocerla en primera persona. 🙂 Y, si lo que te interesa es ahondar en Esparta, no te pierdas nuestro post sobre errores históricos de la película “300”.

Nuestra aproximación a la rivalidad entre Esparta y Atenas termina aquí. Cuéntanos, ¿conocías las diferencias entre Esparta y Atenas, las superpotencias griegas? ¿Sabías que había ocurrido en la Guerra del Peloponeso? ¿Crees que se puede aprender algo para el futuro de este conflicto? ¡Comparte con nosotros tu opinión!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here