Valora este post

El relato de Frankenstein se ha convertido en un clásico imprescindible para los amantes de la literatura y es considerada como la primera novela de ciencia ficción, pero la historia de cómo nació esta obra es igual de fascinante. Descúbrela.

Así surgió la primera novela de ciencia ficción: Frankenstein

La obra maestra de terror, Frankenstein, comenzó como una simple historia de fantasmas contada junto a la chimenea, pero llegó a convertirse en un fenómeno mundial.

Por aquel entonces era tan solo una adolescente, pero la autora que en el futuro sería aclamada -Mary Shelley- utilizó sus propias pesadillas como inspiración para esta escalofriante historia.

El nacimiento de Frankenstein, la primera novela de ciencia ficción
Mary Shelley, la autora de «Frankenstein»

La novela nació en 1816, cuando un grupo de amigos de Inglaterra decidió pasar los meses de verano en una gran casa, Villa Diodati, cerca del lago de Ginebra. El grupo incluía al poeta Lord Byron, su médico personal John Polidori, el poeta Percy Bysshe Shelley y la amante adolescente de Shelley, Mary Wollstonecraft Godwin.

Mary se había encontrado con el poeta romántico Percy Bysshe Shelley en Gran Bretaña en 1812. Aunque ella era solo una adolescente y Shelley un hombre casado y padre de dos hijos, se enamoraron locamente. Así, en 1814, enfrentándose a la rotunda oposición a la relación por parte del padre de Mary, la pareja se fugó a Europa. Se casarían en 1818, después del trágico suicidio de la primera esposa de Shelley.

Percy Bysshe Shelley, nacimiento de Franknestein
Percy Bysshe Shelley, marido de Mary Shelley

Debido al clima extraño y gris registrado ese verano, para pasar el rato, el grupo se dedicó a discutir profundamente las teorías científicas del momento. Estaban particularmente fascinados por los experimentos con electricidad llevados a cabo el siglo anterior por Luigi Galvani, donde con una corriente eléctrica hacía temblar las patas de las ranas muertas.

Con esta premisa, los amigos especularon sobre la posibilidad de devolverle la vida a la materia muerta mediante el uso de impulsos eléctricos. Sobre esto, Mary reflexionó:

«Tal vez un cadáver sería re-animado; el galvanismo había dado una muestra de tales cosas: tal vez las partes componentes de una criatura podrían ser fabricadas, unidas y dotadas de calidez vital».

Sin embargo no todo quedó en charla científica y fue gracias a Lord Byron que todo tomó un giro distinto. El poeta sugirió que cada miembro del grupo escribiera una historia de terror y así, de un simple juego de salón surgió un nuevo tipo de cuento y un género, la aterradora novela de Mary Shelley, Frankenstein.

En ese momento Mary tenía poca experiencia en la escritura. Sin embargo, era una mujer sensible y muy culta, cuya madre había muerto cuando ella era un bebé, algo que quizás mezclado con sus frecuentes crisis depresivas alimentaba una morbosa fascinación por la muerte.

En respuesta al juego de historias de fantasmas de Byron, Mary convirtió su pesadilla y ocurrencias a raíz del galvanismo en una historia sobre un científico que crea una criatura monstruosa, a la que como un dios otorga la vida gracias al poder de la electricidad.

Más tarde, de vuelta en Gran Bretaña, trabajó en el relato, lo alargó y lo convirtió en la novela que conocemos. Creando la primera novela de ciencia ficción.

¿Qué te parece la historia de Mary Shelley y cómo llegó a crear Frankenstein? A nosotros nos ha fascinado.

Por cierto, ¿sabías que estaba sumamente enamorada de su marido? Tanto que se dice que cuando él murió, llevó una parte de su cadáver en su bolsa durante mucho tiempo.

Imágenes: James Vaughan/ Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here