4.8
11

Los animales terroríficos, ya sea por su tamaño o por su procedencia, han poblado desde hace décadas las películas de terror. Algunos de nosotros miramos con desconfianza a las hormigas desde que vimos la película «Them!» (en España «La humanidad en peligro») o nos repelen las cucarachas desde que «nos enfrentamos» a las gigantescas extraterrestres de «Starship Troopers (Las brigadas del espacio)». En Supercurioso hemos conocido 60 Animales raros del mundo, fascinantes y curiosos, y en esta ocasión queremos acercarnos a uno que parece sacado de una película de miedo: el Gusano Bobbit, el terrorífico depredador del fondo del mar.

Un depredador en el mundo animal es aquel que para subsistir utiliza la depredación. La depredación se define como «un tipo de interacción biológica en la que un individuo de una especie animal, al que se denomina predador o depredador, caza y se come a otro organismo, su presa». El depredador puede buscar activamente la presa o simplemente esperar a que se acerque. El gusano Bobbit es un depredador paciente que esperará a que su presa se acerque para atacarla y arrastrarla bajo la arena del fondo marino donde la consumirá.

El Gusano Bobbit. Un terrorífico depredador del fondo del mar

El gusano Bobbit, también llamado gusano de arrecife gigante, es un gusano poliqueto acuático de la familia Eunicidae. Es un depredador que aguarda emboscado a sus presas. Entierra su larguísimo cuerpo en el lecho marino, principalmente en el compuesto por lodo, grava o corales. Deja en el exterior sus cinco antenas a las espera de recibir en ellas algún estímulo cuando se acerque una posible víctima. Si nota algo, ataca con tal velocidad y ferocidad que con sus mandíbulas dentadas y afiladas, su única arma, llega a cortar a su presa por la mitad. Es un gusano nocturno, vive principalmente en aguas tropicales y suele enterrar su cuerpo entre 10 y 15 metros de la superficie del agua.

Gusano Bobbit | El terrorífico depredador del fondo del mar

El gusano Bobbit puede llegar a medir hasta tres metros, aunque lo usual es que midan poco más de un metro.  Su cuerpo es robusto, largo, multisegmentado y anillado, el grosor del cual suele alcanzar los 2’5 cm. Su mandíbula es extensible y compleja ya que está formada realmente por dos mandíbulas con el borde cortante y afilado y cuatro pares de maxilares. Con este «armamento» es capaz incluso de penetrar en la piel humana.  Además de estas afiladas armas, está cubierto de cerdas punzantes que si entran en contacto con un ser humano pueden causarle entumecimiento en el área afectada. Este hecho a hecho pensar a los investigadores que el gusano Bobbit inyecta en sus víctimas una toxina con la que narcotiza o mata a su presa para poder comérsela de manera segura, especialmente si son de mayor tamaño que él, cosa que ocurre con mucha frecuencia.

Gusano Bobbit | El terrorífico depredador del fondo del mar

Escondido y acechante entre la arena, Bobbit no tiene inconveniente en atacar calamares, pulpos, crustáceos, peces e incluso pequeños tiburones. Un caso curioso relacionado con el gusano Bobbit se dio en 2009 en el Acuario Blue Reef de Cornualles. Los empleados de las instalaciones empezaron a notar que habían desaparecido algunos peces y que otros presentaban heridas de consideración. Incluso llegaron a encontrar coral cortado por la mitad. No consiguieron averiguar la causa del desastre hasta que desmontaron la pantalla del tanque principal, un gusano Bobbit había anidado allí. Los trabajadores lo apodaron «Barry».

Gusano Bobbit | El terrorífico depredador del fondo del mar

Una de las curiosidades del gusano Bobbit es el origen de su nombre. Su nombre oficial es «Eunice aphroditois», pero se lo conoce como Bobbit. En 1992, el Dr. Goslier lo bautizó con ese nombre al observarlo en las islas Filipinas. La manera de cortar a sus presas le recordó el caso de Lorena Bobbit, una mujer víctima de violencia doméstica, que cercenó de un tajo el miembro masculino de su esposo. Es falso, como se ha dicho alguna vez, que el nombre le venga debido a que tras la cópula, la hembra corta el pene del macho. El gusano Bobbit se reproduce por transmisión. La hembra suelta los huevos y el macho el esperma. Ambos quedan flotando a la espera de coincidir y que se produzca la fecundación.

Imagen relacionada

El aspecto del gusano Bobbit es absolutamente siniestro; parece sacado de una película de terror de extraterrestres. A los guionistas no les hace falta mucha imaginación para idear horripilantes seres de otras galaxias teniendo este ejemplo tan próximo. A mi, personalmente, sus mandíbulas me recuerdan la cara de «Predator». ¿Qué te parece el gusano Bobbit? ¿Conocías su existencia? ¿Crees que podría ser el co-protagonista de una película de ciencia ficción? Si quieres conocer otros animales singulares, te invitamos a leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here