El arte en el antiguo Egipto refleja cómo era la vida en la época de los faraones, cuando se creía que los dioses vigilaban y velaban por ellos. Sin embargo, imágenes cándidas y románticas son poco comunes. Por eso resulta fascinante el hallazgo de una impresionante pintura que describe una historia de amor del antiguo Egipto.

El hallazgo de una pintura sobre una historia de amor del antiguo Egipto

En Saqqara, fue hallada una pintura alrededor de la que florece una hermosa historia de amor del antiguo Egipto. En la imagen se observa una pareja egipcia antigua en una tierna escena.

La historia de amor del antiguo Egipto de la sacerdotisa y el cantante
Meretites y Kahai. ¿Ves el gesto afectuoso de ella y sus miradas?

A pesar de que el amor es tan antiguo como la vida misma, este tipo de imagen es extraordinaria y ha captado la atención de los investigadores.

La fascinante pintura se encuentra en la pared de una tumba de 4.400 años de antigüedad donde yace una pareja, sus hijos y posiblemente incluso sus nietos.

Los protagonistas de la pintura y dueños de la tumba son una sacerdotisa llamada Meretites y su esposo, un cantante llamado Kahai que actuaba en el palacio del faraón.

Según Miral Lashien, un investigador de la Universidad de Macquarie, la belleza de la tumba se puede deber al estatus social que la pareja tenía en la Era de las Pirámides.

De hecho, la tumba está llena de escenas coloridas de personas cantando y tocando instrumentos musicales, como arpas y flautas. Sin embargo, la escena que más llama la atención la imagen de la sacerdotisa y la cantante mirándose amorosamente a los ojos,  mientras Meretites coloca su mano derecha sobre el hombro derecho de Kahai.

La historia de amor del antiguo Egipto de la sacerdotisa y el cantante

En el mundo occidental moderno este tipo de escenas son algo muy común, pero en el antiguo Egipto no era normal verlas representadas, ni siquiera para una pareja casada. En realidad, hay pocos ejemplos de un abrazo cara a cara del período del Imperio Antiguo (2649 – 2150 a.C.), precisamente la época en la que Meretites y Kahai vivieron y la construcción de pirámides prosperó.

En opinión del experto, esto indica una cercanía muy especial entre la pareja.

En la tumba también se encuentran cinco “puertas falsas” con imágenes del difunto. Los antiguos egipcios creían que estas eran un camino entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Además, los seres queridos que vivieron después de ellos podían hacer ofrendas de comida frente a estas “puertas”.

La tumba fue hallada en 1966, pero no fue sino hasta 2013 que una imagen a color de la pintura de la tumba apareció en los medios de comunicación y acaparó titulares mundiales gracias al trabajo de científicos en el Centro Australiano de Egiptología de la Universidad de Macquarie.

Sin duda, parece que en algunos casos el amor es tan poderoso que supera las convenciones artísticas y sociales, dejando un testimonio inspirador que nos hace anhelar un vínculo tan especial como el que seguramente compartieron los protagonistas de esta historia de amor del Antiguo Egipto.

¿Habías visto antes una representación tan tierna como esta? No te pierdas:

 ¿Cómo era la sexualidad en el Antiguo Egipto? ¿Y el matrimonio?

Imágenes: University of Macquire

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here