Inanna, la heroína que descendió a los infiernos
5 con 1 voto[s]

Las historias heroicas en la mayoría de culturas tienen protagonista masculinos, pero existen algunas en las que las heroínas o diosas son mujeres. En Supercurioso os hablamos de Cardea, la ninfa violada por el dios Jano que se convirtió en diosa y en esta ocasión queremos acercarnos a la antigua Mesopotamia para conoce a Inanna, la heroína que descendió a los infiernos.

Inanna, la heroína

La historia de Inanna está inscrita en forma de poema en tablillas mesopotámicas con escritura cuneiforme. Fue escrito entre el 1.900 d.C. y el 3.500 d.C., aunque algunos historiadores creen que puede ser aún más antiguo. Nos habla del viaje de Inanna, también conocida como Ishtar, al inframundo para desafiar el poder de su hermana viuda Ereshkigal.

Inanna, la heroína que descendió a los infiernos

En la base del mito de Inanna, al igual que en el de Perséfone y Deméter en Grecia, esta el intento de una civilización de la antigüedad de explicar la sucesión de las estaciones. En Mesopotamia, los meses que correspondían al otoño y al invierno estaban relacionados con la recuperación de la fuerza y la pureza, tanto de la tierra como de los hombres, y los que correspondían con la primavera y el verano con la fertilidad y el florecimiento. Irkalla o Kur es el inframundo, un lugar de no retorno para los sumerios, allá donde va todo lo malo y lo que se pierde, y también los muertos.

Inanna, la heroína que descendió a los infiernos

El inframundo es gobernado por Ereshkigal, la hermana de Inanna. La joven Inanna es retratada como una joven que se deja llevar por sus deseos de forma impetuosa y siempre ambiciona más poder. Inanna tiene la obsesión de bajar al Irkalla para arrebatarle el poder a Ereshkigal, y con la escusa de asistir al entierro de Gugalanna, esposo de su hermana, desciende al inframundo. Por el camino va dejando, como todos los que mueren, una prenda de vestir en cada una de las 7 puertas que conducen a él. Sin darse cuenta, cuando llega ante Ereshkigal, que sospechaba de la malas intenciones de su hermana, Inanna está muerta y su cadáver es colgado de un gancho.

Inanna, la heroína que descendió a los infiernos

Inanna, previsora, había dejado encargados a sus criados que si no volvía en 3 días acudieran a su padre para implorar que la sacase del inframundo. Consiguen revivirla, pero para poder salir del lugar permanentemente necesita a alguien que la sustituya. Inanna piensa en varios posibles sustitutos, cuando ve a su propio esposo, que en lugar de estar guardando luto por su muerte, va vestido con ricos ropajes y ha tomado el poder. Entonces, decide enfadada, que será su marido, Dumuzid, el que la sustituya.

Inanna, la heroína que descendió a los infiernos

La hermana de Dumuzid, , Geshtinanna, que adora a su hermano, se ofrece para ir en su lugar al inframundo, y se reparten el año a medias, 6 meses cada uno. Inanna, finalmente se arrepiente de haber enviado a Dumuzid al Irkalla, pero sabe que cada medio año volverá con ella. Los meses que Dumuzid e Inanna pasan juntos corresponden a la primavera y el verano, es decir a la fertilidad y el florecimiento, y los que están separados al otoño y al invierno.

Inanna es la diosa del amor, de la sexualidad, la belleza y el deseo y también de la guerra y el combate. Para los sumerios era una de las diosas más populares, que reunía a la vez cualidades positivas y negativas. ¿Qué te ha parecido Inanna? ¿Piensas que es una heroína como consideraban los sumerios o una diosa caprichosa que recibió su castigo?

Si quieres conocer a otros curiosos dioses y héroes de la antigüedad, quizá quieras leer:

6 historias de dioses mitológicos sólo para adultos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here