Sócrates fue maestro de maestros, el prototipo del hombre sabio, el filósofo por excelencia y, sin embargo, su esposa fue al parecer una mujer de fuerte carácter que solía llevarle la contraria. En una polis como Atenas, en la que a diferencia de otras como Esparta, las mujeres no tenían prácticamente derechos y vivían sometidas a la autoridad del varón, este caso fue tan notorio como para quedar reflejado en diversos textos. Acompáñanos en Supercurioso a descubrir quién fue Jantipa, la mujer de Sócrates. Una esposa rebelde y de fuerte personalidad.

Platón en sus diálogos y el historiador y filósofo Jenofonte, también discípulo de Sócrates, en sus escritos, hablan de Jantipa, la mujer de Sócrates. Los dos la conocieron realmente a diferencia de otros autores posteriores que explicaron anécdotas siglos después. El primero habla de ella, pero no hace ninguna referencia a su manera de ser, y el segundo sí se refiere a su carácter tempestuoso y vivo, pero no a que tuviera una mala relación con Sócrates o a que lo maltratase. Sin embargo, autores posteriores, utilizaron los pocos datos que se tenían de ella para tejer una imagen que pasó de la rebeldía, fortaleza y decisión, a un ejemplo de esposa harpía.

La fuerte personalidad de Jantipa, mujer de Sócrates

Jantipa, mujer de Sócrates | Una esposa de fuerte personalidad

1. Breve biografía de Jantipa

Jantipa o Xantipa fue la esposa de Sócrates. Se cree que nació en Atenas sobre el años 430 a.C. y que pertenecía a una familia aristocrática. El nombre de Jantipa proviene de «Xanthippe» que quiere decir «caballo amarillo» o «caballo rubio». La palabra «hipππος», «caballo», en el nombre de pila, era indicativo de nobleza. Además, el primero de los hijos que tuvo con Sócrates no recibió el nombre que le correspondería derivado del de su padre «Sophroniscus», sino Lamprocles y esto únicamente sucedía si la familia de la esposa era de mayor alcurnia que la del marido. Tuvieron tres hijos: Lamprocles, Sofronisco y Menexeno.

Se cree que Jantipa era casi 40 años menor que Sócrates. En el Fedón, Platón explica que la mañana en que le fue notificada la sentencia de muerte, fue a la celda donde estaba el anciano filósofo que contaba ya 71 años, llevando a uno de sus hijos en brazos. El mayor, Lamprocles, era ya un adolescente en ese momento que tal como relató Jenofonte en una de sus obras se quejaba de la autoridad, mal carácter y regañinas maternas. El propio Sócrates le contestó incitándolo a trabajar la virtud de la gratitud ya que ella lo amaba al traerlo al mundo sin haber recibido nada a cambio, lo cuidaba cuando está enfermo y rezaba a los dioses por él. Jantipa era pues una buena madre, aunque exigente.

Jantipa, mujer de Sócrates | Una esposa de fuerte personalidad

La manera de ser de Jantipa, como mujer de Sócrates, queda reflejada en un episodio en el que el filósofo, tras ver a una joven acróbata que actúa con una espada, afirma que las mujeres pueden recibir educación y adiestramiento igual que los varones. Sin embargo, su amigo Antístenes le dice que él no ha sido capaz de educar a Jantipa. Sócrates, hace un juego de palabras con el nombre de su esposa y dice que tal como los jinetes prueban su valía con los caballos más bravos, él se ha desposado con Jantipa ya que, si puede soportarla, podrá aguantar al resto de la humanidad. Muchos autores afirman que si Sócrates se fijó en Xantipa seguramente fue porque su rebeldía y su capacidad dialéctica le resultaron interesantes y estimulantes.

Nada se sabe de ella tras la muerte del filósofo. Aunque posiblemente Jantipa guardó el año de luto y al terminar este invitó a sus vecinos y amigos a cenar, tal como era costumbre. En esa comida recordaron al sabio y la mujer habló del cariño que había sentido por su esposo.

2. Anécdotas relacionadas con Jantipa

Jantipa, mujer de Sócrates | Una esposa de fuerte personalidad
David – Muerte de Sócrates (1787)

Tal como hemos visto, en las descripciones que de ella hace Platón en el Fedón, Jantipa era una esposa devota, que estuvo al lado de Sócrates poco antes de morir. La mala fama que la ha rodeado durante siglos parece provenir del mencionado Antístenes y de Claudio Eliano que en su «Varia Historia», escrita siglos después, describe a la mujer de Sócrates como una «musaraña celosa». Explica la anécdota de que Jantipa, por celos, pisoteó y destrozó un pastel que Alcibíades había enviado a Sócrates.

Jantipa, mujer de Sócrates | Una esposa de fuerte personalidad
«Socrates y Jantipa» Luca Penni (1500–1556)

La anécdota más recordada de Jantipa y que ha sido reproducida en numerosas obras de arte hace referencia a un episodio en el que se cuenta que se enfadó tanto con Sócrates que lo mandó fuera de casa y que el filósofo, ya mayor, se sentó a la puerta de su hogar esperando como siempre que se le pasase el enfado. Jantipa cogió un orinal, fue a la entrada donde reposaba su marido y le arrojó por encima todo el contenido. Se dice que Sócrates simplemente dijo: «Después del trueno viene la lluvia».

3. Jantipa y la posteridad

Jantipa, mujer de Sócrates | Una esposa de fuerte personalidad

Jantipa es una de las mujeres más atacadas por los textos clásicos y esta idea se trasladó hasta el siglo XIX. El nombre de la mujer de Sócrates ha servido de ejemplo para señalar a las esposas consideradas regañonas y astutas. Todo ello basándose en la suposición de que con su explosivo carácter hizo imposible la vida a su marido.

En «Los Cuentos de Canterbury» de Geoffrey Chaucer, en el prólogo de uno de ellos, se menciona un libro que explica historias de mujeres infames y una de ellas es Jantipa. También Shakespeare la utilizó en «La Fierecilla Domada» para comparar a Caterina con la mujer de Sócrates, diciendo que es «como una Jantipa o peor». También Edgar Allan Poe menciona a Zantipa o Jantipa en un poema titulado «Un Acróstico».

De Jantipa se dice que por sus acciones dio lugar al adjetivo «antipática». Aunque etimológicamente no es cierto, ya que «antipatía» viene de «antipathos« donde «anti» significa «contra» y «pathos» quiere decir «sentimiento» o «pasión», puede servir la similitud fónica entre ambas palabras como recurso nemotécnico. La visión de la mujer a lo largo de la historia ha hecho que Jantipa quede reflejado en la literatura como el prototipo de «esposa indeseable».

Sin embargo, posiblemente, su único «defecto» fue tener un carácter fuerte, rebelde y decidido, algo denostado en las sociedades patriarcales. ¿Sabías quién fue Jantipa? ¿Conoces otras anécdotas o referencias a la mujer de Sócrates? ¡Compártela con nosotros! Estaremos encantados de leerte. Si quieres profundizar en quién fue Sócrates, el filósofo griego, te proponemos estas Frases de Sócrates que seguro te interesarán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here