Navegando por Internet encontramos estas tiernas fotografías de una gorila acunando un gatito. Seguimos investigando y averiguamos que ella era Koko la increíble gorila que inspiró a la Amy de la película Congo y que su relación con los gatos era muy, muy especial. Koko murió el día 21 de junio de 2018.

Koko, la gorila que inspiró a Amy de Congo y sus gatitos

Koko no nació en África como la protagonista de la película, sino en San Francisco (California) en 1971. Su nombre real era «Hanabi Ko» que en japonés quiere decir «hija de los fuegos Artificiales» ya que nació el 4 de julio. Fue adoptada y adiestrada por científicos de la Universidad de Stanford cuando contaba 1 año de edad. Su principal cuidadora fue sido la doctora Francine Patterson. La finalidad de su entrenamiento era conseguir comunicarse con ella a través del lenguaje de signos. Koko superó las expectativas. Era capaz de comunicarse con más de 1.000 signos y entendía 2.000 palabras en inglés. En este vídeo de Youtube podéis ver una de sus conversaciones.

Respecto a su vida personal, a Koko se le proporcionó una pareja, un gorila llamado Michael, que llegó a aprender más de 600 palabras, pero se veían como hermanos y entre ellos nunca prendió la «llama del amor». Los cuidadores de Michael creyeron interpretar por sus signos que recordaba la muerte de su madre en África a manos de unos furtivos cuando él era una cría. A la muerte de Michael, en el año 2000, a Koko se le intentó buscar otra pareja. Se le enseñaron varias fotos y vídeos de gorilas y eligió a uno llamado Ndume. Pero tampoco hubo suerte. En una conversación con su cuidadora, dijo que no quería tener hijos con él y para mencionarlo utilizó palabras como «malo» y «retrete». Sin embargo, es importante mencionar que existen opiniones críticas sobre la investigación y las interpretaciones que hacen los científicos sobre lo que «decía» Koko.

Koko, la gorila que inspiró a Amy de Congo y sus gatitos

El libro preferido de Koko era un cuento en el que los protagonistas eran unos gatitos. En 1983, como regalo de Navidad pidió un gato. Le dieron uno de peluche, pero estaba triste y no jugaba con él. Los encargados de cuidarla en la «The Gorilla Foundation», para su siguiente cumpleaños le dieron a elegir entre los gatitos de una camada abandonada y eligió a un macho al que llamó «All ball». Koko volcó en él todo su afecto pero desgraciadamente un día salió de las instalaciones, sufrió un accidente y murió. Koko al ser informada del suceso, con el lenguaje de signos, pronunció las palabras «llorar», «malo», «triste» y «ceño fruncido» muchas veces.

Koko, la gorila que inspiró a Amy de Congo y sus gatitos

Al año siguiente le dejaron seleccionar otros dos gatitos a los que llamó  «Lipstick» y «Smoky», como uno de los gatos de su cuento. A sus dos siguientes amigos felinos los llamó Miss Black y Miss Grey. Koko volcó en sus gatitos todo su afecto y los cuidó como una madre. Si quieres saber más sobre esta gorila, fallecida en 2018, y ver más imágenes y videos, aquí tienes un enlace a su página, en la que también se anunció su muerte.

gorila-koko-regalo-cumpleanos-gatos (3)

¿Qué te parece la historia de Koko? ¿Crees que los gorilas, por su proximidad al ser humano, merecen un trato diferente al que reciben?

Si te ha interesado esta historia, quizá quieras leer el post: La medalla DICKIN: la Cruz Victoria al valor de los animales

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here