Las curiosidades de China nos llevan en un viaje en el que paisajes alucinantes se combinan con una imponente arquitectura característica y un acervo cultural bastante singular. En efecto, el gigante asiático es uno de los países más interesantes y seductores de todo el planeta. Desde los dioses de la mitología china hasta su increíble gastronomía típica, es una nación que no para de ofrecernos motivos de asombro. Hoy en Supercurioso hemos querido internarnos en las profundidades del país, para contarte sobre la ciudad prohibida de la historia, que ostentó el poder de ser el centro político nacional por muchos años. Acompáñanos a descubrir el origen y las curiosidades de la ciudad perdida en China.

La Historia de La Ciudad Perdida en China

ciudad prohibida de la historia

La historia de la ciudad perdida en China se remonta muchos siglos atrás. Fue en el año 1406 cuando se inició una construcción que no acabaría sino catorce años más tarde. Los primeros cimientos de la ciudad prohibida de la historia fueron hechos durante la dinastía Ming, y desde aquellas épocas tan lejanas se convirtió en leyenda. Ubicada en el medio de la Antigua Pekín, esta construcción funcionó como el centro político de China hasta el final de las dinastías, en 1911. Entre sus paredes gobernaron veinticuatro emperadores chinos. Tiempos de paz y de guerra se gestionaron desde su interior, quedando siempre resguardada en el mayor hermetismo.

La ciudad perdida en China es un complejo arquitectónico, que por su sola fachada ya roba miradas. Imponente y de estilo palaciego, se compone de 72 hectáreas, en las que se ubican 980 edificios. La intención de su construcción fue que sirviera de residencia a los emperadores y que allí se instalara la corte. Así lo fue por más de quinientos años. En la actualidad es el punto más importante de Pekín, y una visita obligada para propios y visitantes. Las curiosidades y la historia que aún habitan entre sus muros, son quizás el aspecto más fascinante de la ciudad imperial. Acompáñanos a descubrirlas.

Curiosidades de la Ciudad Perdida

1. El origen de su nombre

La Ciudad Perdida en China

Iniciamos este viaje por las curiosidades de la ciudad prohibida de la historia con el origen de su nombre. La estructura es conocida por los locales como Zijin Cheng, que en castellano quiere decir Ciudad Púrpura Prohibida. Con este nombre se combinan los dos elementos que definieron a la construcción. En primer lugar se relaciona con la estrella Zinei, que representa la Casa del Emperador Celestial. En segunda instancia, el término Jin significa prohibido, dejando por sentado que el lugar era absolutamente hermético, y que nadie podía entrar o salir sin antes recibir el permiso del emperador.

2. El acceso a los estudiantes

La ciudad perdida en China mantuvo su nombre por el absoluto hermetismo con el que se manejó. Sólo el emperador y su Corte podían tener acceso a ella. Tan estrictas eran sus normas, que todo aquel que osara entrar sin ser invitado era condenado a muerte. Pero cada año se hacía una excepción. En China se realizaba una prueba nacional a la que llamaban el examen del emperador. Los estudiantes que obtenían las mejores notas eran invitados a conocer la ciudad en su interior.

3. Tenía un foso protector

La ciudad prohibida de la historia adquirió su fama en parte por las estrictas medidas de seguridad con las que se manejaba. Siendo China una potencia de gran poderío, los enfrentamientos bélicos han sido un elemento común y reiterativo en su historia. Al ser este complejo el hogar del emperador, se tomaban todas las medidas para hacerlo más seguro. Una de ellas fue rodear toda la extensión de la ciudad por un gran foso de 52 metros de ancho, que disuadía a los enemigos de intentar invadir la fortaleza.

4. Tiene casi diez mil habitaciones

Ya te contamos que la ciudad perdida en China tiene unas dimensiones verdaderamente alucinantes. Y su interior bien sigue esta línea. Todo el complejo se divide en dos partes, la corte exterior y la interior. Aquello esta rodeado de una muralla de diez metros de altura, pero además resguarda en su interior un total de 9.999 habitaciones ¡Alucinante!

5. Arquitectura de números y colores

La Ciudad Perdida en China

Otra curiosidad interesante de la ciudad prohibida de la historia es su particular arquitectura. Como te contamos en el punto anterior, tiene 9.999 habitaciones. Pero este no es un número elegido al azar. ¡Todo lo contrario! El 9 simboliza la supremacía del emperador, por lo que lo vemos repetirse en los más variados elementos. Por ejemplo, rodas las puertas están rematadas por 81 tachuelas doradas, que vendrían a ser nueve horizontales y nueve verticales. En lo relativo al color, los remates, los techos, los leones que protegen la entrada a los pabellones y los dragones de los tejados, todos van en amarillo, el color del emperador.

6. Salas según sus funciones

En la ciudad perdida en China prácticamente nada quedaba al azar. Al ser pensada para funcionar como residencia imperial, cada detalle estaba calculado con exactitud. Muestra de ello fue la construcción de sus salas de acuerdo a la funcionalidad con la que habían sido pensadas. Los cálculos en el tamaño de las estancias se hacían con extrema precisión, para que el resultado final fuera el espacio funcional perfecto. Es justo lo que podemos apreciar en el diseño de los salones más importantes, el salón de la Armonía Central, la Armonía Conservada y la Armonía Suprema.

7. Una fascinante colección de relojes

Y esta es una de nuestras curiosidades favoritas de la ciudad prohibida de la historia. Y es que la construcción no era tan solo el escenario de las reuniones políticas, sino también el espacio en el que sus habitantes podían desarrollar sus aficiones. Perfecto ejemplo es el caso del último emperador de la dinastía Puí, al que le encantaba coleccionar relojes, armándolos, desarmándolos y curioseando sobre su funcionamiento. El hecho es que gracias a este hobby, la ciudad perdida es hoy la sede de una de las mayores y más espectaculares colecciones de relojes de todo el mundo. Además de ello, es también el recinto en el que reposan un promedio de un millón de obras de arte.

8. El Muro de los 9 dragones

Uno de los puntos más populares de la ciudad perdida en China, en el que locales y visitantes se detienen para tomar fotografías, es el muro de los nueve dragones. Se trata de un gran panel de 30 metros de longitud y 3,5 metros de alto, con 270 piezas de cerámica que representan a 9 dragones, el símbolo del emperador. Un lugar simplemente impactante.

9. Costumbres dentro de los muros

ciudad prohibida de la historia

La ciudad prohibida de la historia fue testigo de grandes momentos políticos de China, pero también de los más interesantes episodios en la vida de sus habitantes. Por ejemplo, se sabe que las murallas internas de la ciudad dividían las clases sociales y a los pobladores de acuerdo al trabajo que ejecutaran. La zona central y más protegida era la habitada por el emperador. En aquel lugar vivían, como era de esperarse, sus concubinas. Y aquellas que lograban darle un hijo, lograban escalar en su posición social.

10. Patrimonio de la Humanidad

Y cerramos este viaje por los secretos de la ciudad perdida en China, contándote que desde el año 1961 este Palacio Imperial está bajo protección estatal. Y aún más, desde 1987 es considerado como Patrimonio Cultural Mundial por la Unesco. No solo tiene un papel importantísimo en la historia política y social del país, sino que es una majestuosa referencia de la cultura y el arte del pasado.

Y tu, ¿Conocías estos secretos sobre la ciudad perdida de la historia? Sin duda que un lugar fascinante que todos deberíamos visitar, al menos una vez. Si te aventuras a explorar al gigante asiático con tus propios pies, no te pierdas esta selección de los mejores lugares para ver en Pekín. Pero eso si, no olvides revisar este listado de las cosas que no debes hacer en China. ¡Nos vemos en un próximo viaje cultural!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here