Ya hablamos del origen de la pizza en Supercurioso, pero la historia de cómo se propagó por el mundo es notable. En este artículo hablaremos de ello.

La pizza deja de ser pobre

Si bien este plato era una preparación de las gentes más humildes, por su facilidad y accesibilidad de ingredientes, el sabor era tan placentero, tan apetitoso que pronto franqueó los umbrales sociales y se adueñó también del paladar de aristócratas, intelectuales y burgueses.

Detalle. Retrato de Maria Carolina d'Asburgo-Lorena (1768) de Anton Raphael Mengs
Detalle. Retrato de Maria Carolina d’Asburgo-Lorena (1768) de Anton Raphael Mengs

De esta manera, fue posible que la esposa del rey Ferdando IV, de Nápoles, la reina María Carolina d’Asburgo-Lorena (que vivió entre los años 1752 y 1814), ordenara construir un horno especial en el palacio de verano de Capodimonte para agasajar a sus invitados con ricas pizzas. Así, se va conociendo esta exquisitez entre la nobleza y en diversos sitios de Italia, teniendo una base igual pero con distintas variaciones e ingredientes, de acuerdo al lugar.

De Nápoles para el mundo

La emigración de habitantes del sur de Italia, básicamente de Nápoles, hizo posible la expansión de la pizza, pues estas personas se empleaban sobre todo como panaderos, y aprovechaban los hornos para elaborarla.

pizza

No obstante, aún se mantiene la idea de que la pizza es un plato regional, y en todo el siglo XIX y comienzos del XX así se trata.

Nuevo siglo y nuevo continente para la pizza

Sin embargo, a comienzos del siglo XX, la emigración masiva de italianos a todas partes del mundo, pero especialmente a Estados Unidos, llevó sus costumbres, tradiciones y gastronomía a otro nivel. Así, los panaderos asentados en Nueva York comenzaron a hacer pizzas nada menos que en 1902 a la poblada comunidad italiana de esta ciudad.

La Quinta Avenida, Nueva York, E.E.U.U. (1902)
La Quinta Avenida, Nueva York, E.E.U.U. (1902)

Un panadero en particular, Gennaro Lombardi, reclamó para sí en 1905 el exclusivo privilegio de haber hecho la primera pizza en tierra americana, y hoy en día se le conoce en la zona neoyorquina Pequeña Italia, de Manhattan, como “patriarca della pizza”, plato que se sigue sirviendo en su restaurante Lombardi’s, ubicado en esa misma zona.

En la década del 20 del siglo pasado, la pizza era un plato corriente en todas las festividades italianas que se celebraban en Estados Unidos…

Y con la Segunda Guerra mundial…

Debemos a las tropas aliadas la generalización aún mayor de la pizza, pues luego de que terminara esta guerra, los soldados destacados en el sur de Italia comenzaron a pedir ese bocato di cardinale en el norte delpaís, haciendo mucho más rentable un negocio de pizzas.

Y al volver a América, acostumbrados a comerlas, los mismos soldados propiciaron que la demanda por este alimento se fuese a las nubes, abriéndose entonces innumerables ventas de pizzas con un nuevo concepto empresarial: las franquicias.

Detalle. Soldados americanos,  Battle of the Bulge 1944. Fotografía recoloreada con Photoshop
Detalle. Soldados americanos, Battle of the Bulge 1944. Fotografía recoloreada con Photoshop

A partir de aquí, y gracias al empuje y a la devoción por la pizza, dos hermanos, los Celentano, patentaron la pizza congelada en 1957, comenzando su carrera imparable de colonización mundial.
A día de hoy, la pizza se degusta en casi prácticamente todo el globo terráqueo.

Si te ha gustado este artículo, puede que te guste conocer 3 alimentos repulsivos que comes a diario.

Imágenes: Isriya PaireepairitBritish MumOlivier NadeZa Rodinu,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here